Publicidad
Tatiana Acevedo 9 Ene 2013 - 11:00 pm

Aguas de Colombia

Tatiana Acevedo

Suele pensarse que el agua es una sola. Un flujo transparente y pesado que, dulce o salado, duro o líquido, frío o caliente, sucio o limpio, es un único y universal compuesto de oxígeno e hidrógeno. Así, nuestra relación con el preciado recurso sería siempre idéntica y en principio nos limitamos a hacerla correr, a calentarla, refrigerarla, tomarla y contaminarla.

Por: Tatiana Acevedo
  • 9Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/columna-395835-aguas-de-colombia
    http://tinyurl.com/b6nemhm
  • 0

Sin embargo, en países como el nuestro, de inequidades regionales y diferencias pronunciadas de clase, diferentes poblaciones tienen distintísimas experiencias con aguas (que no son las mismas). En ciudades como Bogotá o Medellín, discursos y propagandas invitan a la ciudadanía a disfrutar del derecho a un mínimo vital. El agua llega, abundante, por la llave y puede ser bebida de inmediato: grupos de personas, que no vemos, la extraen de alguna fuente, que no conocemos, y la tratan con químicos invisibles que la hacen potable.

Comunidades en barrios informales, dentro de las mismas ciudades, no reciben agua de ninguna llave. Sus rutinas incluyen la compra y consecución de un agua distinta (sin cloro ni fluoruro) y la disputa política por la conexión a los servicios públicos. Para comunidades en departamentos como La Guajira o Chocó, el agua no viene del tubo, sino del río. El Resguardo Provincial del pueblo wayúu, por ejemplo, usa el agua del río Ranchería para lavar, bañarse y cocinar, pero compra otra agua tratada y traída en carrotanques para beber.

Se consumen en municipios y veredas colombianos aguas diversas que saben y huelen distinto, y nunca son “naturales”. Abundantes o escasas, potables —y tratadas con cloro— o contaminadas con pesticidas, mierda o basura. Aguas que producen sosiego, asco o desconfianza, que entrañan luchas políticas de inclusión, resentimientos, indiferencia o tranquilidad citadinas.

  • Tatiana Acevedo | Elespectador.com

  • 9
  • Enviar
  • Imprimir
9
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Aventinus

Jue, 01/10/2013 - 18:18
Ojala yo pudiera tener una columna en un diario nacional y aprovecharla para informar bien a los lectores del país con artículos con investigación; en un país donde hay tantos problemas. Así fueran pocos los que la leyera, ya que estoy seguro que menos del 10% de la población en Colombia lee prensa escrita.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Jue, 01/10/2013 - 17:48
"Tú crees que estamos en 2012 y en realidad estamos cerca del 2213. No puedo decirte en qué año estamos porque sinceramente no lo sabemos. No puedo darte ninguna explicación porque no lo sé. -¿Entonces esto no es real? -¿Qué es “real”? ¿De qué modo definirías “real”? Si te refieres a lo que puedes sentir a lo que puedes oler, a lo que puedes saborear y ver, entonces el término “real” son señales eléctricas interpretadas por tu cerebro. Este es el mundo que tú conoces. El mundo tal y como era a finales del siglo veinte. Ahora sólo existe como parte de una simulación interactiva neural que llamamos Matrix. Has vivido en un mundo imaginario, Neo. Este es el mundo como es, en la actualidad. Bienvenido al “desierto de lo real”.
Opinión por:

Ar mareo

Jue, 01/10/2013 - 14:38
Esos municipios no tienen ni tendran agua!! La legislacion para empresas de servicios publicos volvio la distribucion de agua un negocio con animo de lucro, las empresas de acueducto no invierten en nuevas redes, si la demanda no garantiza utilidades, por eso mismo, nuestros rios son alcantarillas publicas, pues no hay negocio en el tratamiento de aguas residuales. Muchos gerentes no saben ni conocen de donde les llega el agua a las plantas de tratamiento!!
Opinión por:

Exiliado

Jue, 01/10/2013 - 12:45
Colombia es uno de los países más ricos del mundo en aguas. Esa rica ni es apreciada ni aprovechada.
Opinión por:

Amonoi

Jue, 01/10/2013 - 10:04
El manejo del agua es el corresponde a los sentimientos políticos de la nación colombiana y de sus "dirigentes". A los funcionarios del estado en general poco les importa el bienestar y/o malestar de los ciudadanos, pues se nos ha enseñado que el dinero es más importante que "las pequeñeces de los lunáticos" como la vida y la dignidad humanas, y que los flujos de efectivo son más importantes que los flujos de agua. Somos hijos de la políticas conservadoras y neo-conservadoras, que han conformado el pensamiento nacional, un pensamiento elitista, discriminador y auto-destructivo.
Opinión por:

chococruz

Jue, 01/10/2013 - 07:39
Esta es una de las grandes lacras que hemos permitido, poco a poco y a la vista de todos nuestras fuentes hidricas han ido desapareciendo y los gobiernos de turno lo permiten. Aquí en el Valle del Cauca hemos visto desaparecer de la faz de la tierra en menos de 30 años rios como el cali, el frayle, el bolo, el melendez, el lili y tantos mas que hoy son simples cloacas, como sociedad solo atinamos a llorar como plañideras porque no somos capaces de imponer el bien general.
Opinión por:

Boyancio

Jue, 01/10/2013 - 05:06
Si, mi querida y estimada Tatiana. Hay muchos corregimientos sin agua potable, pues tenemos de alcaldes una potala reincertada, que como cualquier rata, hace lo que le da la gana. Me refiero al burromaestre de Galónsintapa, namá.
Opinión por:

Condoricosas

Jue, 01/10/2013 - 04:20
Excelente vídeo sobre el fraude del agua embotellada, que permite poner en perspectiva el problema del agua potable y de los acueductos municipales : http://4jinetes.blogspot.fr/2010/12/historia-de-una-botella-de-agua-video.html
Opinión por:

ragd

Mie, 01/09/2013 - 23:42
ummhhh...como un poco estitica..la columna no?
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio