Publicidad
Marcos Peckel 5 Feb 2013 - 11:00 pm

Órbita Global

En la cuna de Jesús

Marcos Peckel

Belén. Enclavada en las colinas de Judea, a escasos 10 kilómetros de Jerusalén, se encuentra esta milenaria ciudad cuyo nombre rememora en millones de cristianos el arraigo a su fe. Pesebres alrededor del planeta celebran año tras año el momento y lugar donde hace dos milenios Jesús nacía en una humilde cueva, no diferente al sitio donde nacían los pobres en aquellos días en que Roma dominaba estas comarcas.

Por: Marcos Peckel

En la plaza central se levanta la majestuosa basílica de la Natividad, la más antigua iglesia de la cristiandad, construida hacia el año 300 por Constantino, el mismo que cristianizó al Imperio romano. A la salida de la basílica predomina aún la estructura del gigantesco árbol de Navidad que en este lugar tiene un especial simbolismo. La Navidad en Belén se celebra tres veces cada año, de acuerdo con los calendarios católico, ortodoxo griego y ortodoxo armenio.

En el exacto lugar en que, de acuerdo con la tradición, María dio a luz al hijo de Dios hay una pequeña estrella de plata con catorce puntas, un círculo en el medio y el texto en latín “aquí nació Jesús de la Virgen María”. A esta estrella se accede bajando por unas angostas escaleras en el sótano de la basílica, lo que en épocas de peregrinación puede demandar horas de espera.

A unos 130 kilómetros al noroeste se encuentra la ciudad de Nazaret, de donde María y José partieron hacia Belén. La basílica de la Anunciación revela el lugar de la residencia de María, donde el ángel Gabriel le “anunció” que llevaba al hijo de Dios en su vientre y que debía llamarlo Jesús —salvador—. El ángel Gabriel figura igualmente en las tradiciones judía y musulmana.

Estas dos ciudades, Nazaret y Belén con mayoría de población musulmana, quedan en Israel y Palestina, respectivamente, y su actividad económica se deriva de las peregrinaciones de cristianos, quienes en los pintorescos mercados adquieren gran cantidad de souvenires hechos en China.

El círculo se cierra en Jerusalén, reivindicada por Israel y Palestina como su capital, donde la iglesia del Santo Sepulcro contiene la tumba donde Jesús fue enterrado y donde, de acuerdo con la tradición, ocurrió la resurrección.

Israel y la región cisjordana de Palestina son de los pocos lugares en el Medio Oriente donde los cristianos gozan de total libertad. En Gaza, también Palestina, el gobierno de facto de Hamás incendió las iglesias que allí había. En el Egipto posrevolucionario los 8 millones de coptos, una de las más antiguas sectas de la cristiandad, están sufriendo persecuciones, marginación y atentados a sus iglesias. En Irak, la comunidad cristiana prácticamente ha desaparecido en el fuego cruzado de las guerras sectarias, mientras que en Siria es incierto el futuro de la minoría cristiana. Lo que sí no se ve en esta moderna ciudad de Belén son mulas ni bueyes.

  • Marcos Peckel | Elespectador.com

  • 1
  • Enviar
  • Imprimir
1
Opinión

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

leftright

Mie, 02/06/2013 - 10:07
Apreciado Peckel ,Jerusalen,,Belen,Judea,e Israel estan en PALESTINA,pues palestina es un area general ,donde se fundaron estas milenarias e historicas ciudades ,son tan palestinos los israelitas como los arabes que viven en gaza o jerusalem.palestina como pueblo o nacion solo se viene hablas desde 1948 y como estado aun no existe,o no o quisieron fundar en 1948 en la reparticion de palestina favorable a los arabes .
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio