Por: Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

Me animo a escribir este mensaje porque, aun cuando llevo un cuarto de siglo viviendo por fuera de Colombia, leo El Espectador con interés y admiro el trabajo que han hecho con él.

También lo hago porque por mi trabajo conozco, aunque no soy su amigo, al doctor Rafael Nieto Loaiza y conozco sus valores y su carácter desde hace mucho tiempo.

Me atrevo a decir con conocimiento de causa que, con la excepción singular de su padre, el doctor Rafael Nieto Navia, no existe en Colombia una persona que conozca mejor el Derecho Internacional Público y la Corte Interamericana de Derechos Humanos y que esté más capacitado para defender al Estado ante ella que el doctor Rafael Nieto Loaiza. Como ello ha explicado, y nadie ha querido escuchar, Nieto Loaiza aceptó el encargo desinteresadamente por petición personal del presidente de la República y con el único fin de defender a nuestro país.

El artículo publicado por El Espectador el pasado domingo, “Rafael Nieto: litigante primíparo”, comete el pecado de mezclar hechos puntuales verdaderos con opiniones e insinuaciones falsas para llegar a conclusiones, ellas también falsas, pero que son presentadas como verdades. El artículo es tendencioso, mezquino y desleal.

Entristece que en Colombia quienes trabajan por el país y lo defienden desinteresada, generosa y patrióticamente no tengan el respaldo que se merecen y, en lugar, sean atacados de manera personal e injusta. Así como hay que atacar de frente a los criminales, a los corruptos, a los inmorales, hay que defender de los ataques injustos a las personas de bien que obran de buena fe. No hacerlo nos hace cómplices.

Más que nadie en el periodismo, El Espectador ha sufrido dolorosos episodios y la indefensión que genera el silencio cómplice. Por esto apelo a esa tradición para que ante esta injusticia con un hombre valioso, El Espectador cumpla con su misión de hacer un periodismo crítico pero justo y veraz.

José Celestino Navarrete. 

Ámsterdam, Holanda.

Envíe sus cartas a [email protected].

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores