Por: Columnista DATAiFX

Si los “desarrollados” tienen esos políticos…

La semana pasada se caracterizó por una alta volatilidad en los mercados, producto, como ha sido la norma en los últimos dos años, de la incertidumbre política antes que la económica.

Dos eventos políticos y dos económicos marcaron la semana. No se necesita ser sabio para saber cuál implicó caídas y cuál incrementos en los activos.

Empecemos con las elecciones en Italia del fin de semana, en las que resurgió Berlusconi de las cenizas, apareció un político-comediante y un tecnócrata responsable terminó quemado. En conclusión, mantendremos al menos dos semanas de incertidumbre sobre el nuevo gobierno en esta importante nación.

Pero pasando el Atlántico, en la semana el Congreso americano dio pruebas de su incompetencia y falta de tacto económico, social y político, enfrascándonos en una nueva ronda de incertidumbre por cuenta de las reducciones programadas de gasto y los límites al gasto del gobierno federal.

La semana la salvaron, si ello se puede decir, los banqueros centrales. En EE.UU., Bernanke ante el Congreso mantuvo su respaldo a las medidas de estímulo, y en Europa, Draghi anunció que el Banco Central seguiría respaldando la recuperación. Con sus pronunciamientos y decisión política, estos dos bancos centrales evitaron que la semana fuera más negativa.

¿Cuál es la lección? Son dos. Hoy prefiero un millón de veces a un banquero central, por su sensatez, que a un político en las economías desarrolladas. Parece que lo de “desarrollados” no aplica a la política y que los emergentes aparentamos mayor grado de sensatez.

Buscar columnista