Por: Columnista DATAiFX

¿Se fortalecerá el dólar?

El escenario a dos meses no parece vislumbrar momentos de fuerte revaluación para el peso colombiano. En el corto plazo, las discusiones para la ampliación del techo de la deuda en Estados Unidos —la cual ya se ubica en US$16,4 billones— y la incertidumbre política en Italia, que posiblemente llevará a los ciudadanos a las urnas en abril, hacen factible un escenario de mayor aversión al riesgo que debería mantener el dólar en niveles superiores a $1.800.

Por su parte, una política monetaria más expansiva del Banco de la República reduce los rendimientos de los activos locales y genera una moderación en la preferencia de éstos por parte de los extranjeros, aún cuando bajos niveles de inflación favorecen las tasas de interés real.

Por otra parte, la irrigación de liquidez de la Fed, que ha ayudado al dólar a mantenerse débil tras incrementar los flujos de capitales hacia América Latina, podría estar llegando a su fin, una vez se materialice una recuperación del mercado laboral estadounidense. Esto llevaría a un fortalecimiento del dólar ante una corrección en los excesos de liquidez.

En el mediano plazo (2014) es factible que los rendimientos en EE.UU. se recuperen frente a los niveles actuales, siempre y cuando la economía estadounidense logre un crecimiento superior al 2,5%, la tasa de desempleo se ubique cerca del 6,5% y la economía global consolide una fase de expansión. Esto debería incrementar el apetito por activos de economías desarrollados en el mediano plazo, desestimulando la demanda por activos emergentes de alta rentabilidad, creando espacios de devaluación para el peso colombiano.

*Cristian Lancheros / Acciones & Valores.

Buscar columnista