Publicidad
Iván Mejía Álvarez 6 Abr 2013 - 11:00 pm

Hablemos claro

Decisión arrogante

Iván Mejía Álvarez

Los equipos, las llamadas “fuerzas vivas” de la ciudad, los dirigentes políticos y la ciudadanía de Medellín le solicitaron encarecidamente a la Dimayor que variara el horario del clásico paisa y que no se jugara en la noche del sábado, por motivos de seguridad.

Por: Iván Mejía Álvarez
  • 6Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/columna-414425-decision-arrogante
    http://tinyurl.com/ckl53rv
  • 0

Cuando usted lea esto ya habrá pasado el juego y así como todo pudo salir muy bien, la idea central del comentario no cambia por ese hecho. El tema es otro, lo que se trata es de hablar de la prepotencia de algunas decisiones y la ausencia de sentido común, el menos común de los sentidos.

La Dimayor se empecinó en el horario y Ramón Jesurún, presidente de la entidad, le dijo a este periodista que “consultamos al director regional de la policía y nos aseguró que no habría problemas. El hecho es que la Dimayor es la dueña del espectáculo y programa los partidos a su leal saber y entender y no podemos permitir que nadie nos cambie los horarios porque le da la gana. Al Once Caldas tampoco le permitimos en su momento mover un partido”.

Posición respetable pero con la cual estoy en total desacuerdo, porque suena arrogante y prepotente. El fútbol hace parte del país, debe adecuarse al país, el país no tiene por qué adaptarse a lo que quieran los señores del fútbol, llámese como se llame. Si toda una ciudadanía mira con recelo el juego en horas de la noche, si existen negros antecedentes, si es claro que ese partido es un dolor de cabeza para las autoridades, no entiende porque se mantiene la decisión tan solo por el hecho de demostrar que quien manda en el fútbol es Ramón Jesurún.

Al presidente de la Dimayor se le olvida, por querer demostrar su autoridad rayando en la tiranía, que los estadios son de la nación y que en cualquier momento las autoridades pueden decidir que no se los prestan a los equipos y punto. Y también se le olvida que permanentemente el fútbol vive pidiéndoles favores a todas las autoridades para poder hacer el campeonato. Cuando van como corderitos degollados a solicitar indulgencias no son tan arrogantes.

Dice Jesurún que la televisión ya estaba montada. Pues fácil, se desmonta, cuántas veces lo han hecho. Se hubiera podido pasar el Cúcuta-Júnior para la noche del sábado y meter el clásico paisa en un horario por la tarde. Si les hubiera dado la gana lo hubieran cuadrado, sin ninguna duda, así que no metan el tema televisión como un imperativo imposible.

Ojo, don Ramón, la soberbia y la prepotencia no son buenos consejeros y quien siembra vientos cosecha tempestades…

  • 6
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio