Publicidad
Óscar Alarcón 30 Abr 2013 - 7:36 pm

Macrolingotes

Óscar Alarcón

A PROPÓSITO DE LAS DISCUTIDAS elecciones presidenciales en Venezuela, bueno es recordar las dos controvertidas que hemos tenidos en Colombia. La primera fue cuando se eligió al general Rafael Reyes en 1904.

Por: Óscar Alarcón

Entonces estaba vigente la Constitución de 1886 y la elección era indirecta: se escogían unos delegados y éstos elegían al presidente. El jefe político conservador de La Guajira era el general Juanito Iguarán y éste no sólo consiguió que sus paisanos le firmaran en blanco el acta para que la llenara con quien quisiera (puso a Reyes), sino además incluyó más delegados de los que tenía derecho esa provincia. Eso determinó que el general Reyes ganara con 994 votos electorales y su contrincante, también conservador, Joaquín F. Vélez, recibiera 982. Éste no reconoció el resultado y como presidente del Senado no le dio posesión.

La otra controvertida elección fue la de 1970. En esa época yo me desempeñaba como reportero de este diario y desde la Registraduría me tocó dictar la información con que circuló la primera edición, fuera de Bogotá, en donde se consignaba lo dicho por el boletín de la medianoche: Rojas, 1’117.902 votos, y Pastrana, 1’096.140. Después cambiaron las cosas y el resultado definitivo oficial fue: Pastrana, 1’625.025; Rojas, 1’561.468; Belisario Betancur, 471.350, y Evaristo Sourdís, 336.289.

Según criterio del presidente Alfonso López Michelsen, en esas elecciones “sí hubo fraude” y relata en sus Memorias políticas que veinte años después de transcurridos los hechos, una persona designada por decreto como gobernador de Nariño se acercó a su oficina a pedirle consejo para la composición del gabinete. Luego de enumerar paso a paso los distintos cargos, en cierto momento se habló del “cupo Chamorro”.

“Chamorro —relata López que le contaron— fue el liberal que puso $100.000 en billetes la noche de la elección de Pastrana para poder contratar una avioneta que fuera a las islas del Pacífico nariñense a ajustar los registros que debían venir por mar hasta Tumaco. Desde el gobierno del doctor Pastrana siempre se ha ajustado el cupo de Chamorro por los diferentes gobiernos”.

Luego, según López, no hubo chocorazo sino chamorrazo.

 

  • ÓSCAR ALARCÓN NÚÑEZ | Elespectador.com

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Vea más de Óscar Alarcón

7 Abr - 8:12 pm

Macrolingotes

31 Mar - 7:32 pm

Macrolingotes

24 Mar - 10:00 pm

Macrolingotes

17 Mar - 10:39 pm

Macrolingotes

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio