Por: Columnista DATAiFX

Dudas sobre el crecimiento mundial

La semana anterior, el FMI redujo su perspectiva de crecimiento mundial de 3,5% a 3,3%. La crisis en la Eurozona y la evidente desaceleración de EE.UU. indican un difícil camino hacia la recuperación global para 2013.

Una vez más, el crecimiento mundial será impulsado por países emergentes y en desarrollo, los cuales han mantenido su dinamismo y ritmo de producción, al punto que se estima un crecimiento de 5,3% para 2013, cifra notablemente superior a las estimadas para EE.UU. (1,9%) y Europa (donde se espera una contracción de -0,3%).

El pronóstico de crecimiento para Europa no sólo refleja la debilidad de países pequeños, como Chipre y Grecia, para hacer frente a las crisis, sino también la incapacidad de los desarrollados, como Alemania, para ayudar a los más débiles cuando así lo requieren, y la evidente fragilidad de España e Italia, para quienes se estima una contracción de 1,5% este año.

Por otra parte, las economías en desarrollo en la actualidad afrontan un panorama distinto: sólidas cifras de crecimiento, precios elevados de las commodities y un gran flujo de inversión extranjera. Sin embargo, la gestión de esta última representa un gran desafío, teniendo en cuenta que la volatilidad de los flujos de capital extranjero puede implicar un factor de riesgo de cara al futuro.

Así, el fenómeno de revaluación causado por la masiva entrada de dólares a economías emergentes supone políticas macroeconómicas de ajuste a la coyuntura que les permitan una mejor adaptación en tiempos de crisis y estabilidad a largo plazo.

*Carlos Castañeda / Asesores en Valores

Buscar columnista