Por: Iván Mejía Álvarez

Los bandis

La renuncia del dirigente Nicolás Léoz a la presidencia de la Conmebol y la estrepitosa caída del brasileño Joao Havelange, destituido como presidente honorario de la Fifa, ponen sobre el tapete la indelicadeza y corrupción de la dirigencia del fútbol mundial.

Léoz y Havelange no son los únicos que durante los últimos tres años han sido víctimas de sus acciones indelicadas. De un tiempo para acá la dirigencia del fútbol mundial es sacudida por un efecto dominó que va minando sus cimientos y así van cayendo Jack Warner, el presidente de la Concacaf; Ricardo Texeira, yerno de Havelange y titular de la Confederación Brasileña de Fútbol, y otros dirigentes de alto relieve que también han sido agarrados con las manos en la masa por sobornos, coimas, robos.

Havelange, Texeira y Léoz fueron sobornados por ISL, la empresa dueña de los derechos de transmisión por televisión de los últimos mundiales. Millones de dólares se mueven en estas movidas y son tan solo la punta del iceberg que sacude la dirigencia. Es menester recordar que el propio Blatter, el ‘taita’ de los bandis, ya fue juzgado y salió avante de los cargos, pero en medio de la dirigencia mundial todos saben que no tardará en demostrarse que también está untado hasta el fondo.

La elección de Rusia y Catar como sedes de los mundiales de 2018 y 2022 propone un nuevo escándalo para los integrantes del comité ejecutivo de la Fifa Todos intuyen que detrás de los millones de euros de los poderosos magnates rusos, con aires mafiosos, se mueve una oscura y corrupta conspiración. Y peor aún, todos saben en el mundo del fútbol que se necesita ser muy bandido para votar por Catar como sede de un Mundial, por sus precarias condiciones meteorológicas y sus ínfimas relaciones futbolísticas. A nadie le queda duda de que un Mundial en Catar será un desastre total, excepto para aquellos que llenaron sus cuentas bancarias suizas con los dineros por los que vendieron sus votos.

El prestigioso diario francés L’Equipe publicó un gravísimo dossier contra el propio presidente de la Uefa, Michel Platini, afirmando que había sido víctima de los petrodólares y que había manipulado la elección a favor de Qatar por sus relaciones con la dirigencia catarí, entronizada en el mando del Paris Saint-Germain. Una trama que incluye al propio expresidente Nicolás Sarkozy como legatario de los sobornos.

Sí, los bandis van cayendo y las cartas se van destapando y todos vamos sabiendo que algún día también investigarán por estos lados… algún día, tarde o temprano, su radio será…

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez