Publicidad
Juan David Ochoa 10 Mayo 2013 - 11:00 pm

Impunidades

Juan David Ochoa

De nuevo los dilemas retóricos, la ironía humillante, la paradoja irrisoria y ofensiva.

Por: Juan David Ochoa

Ante el debate sobre la posible participación de las Farc en política, salen  los mil defensores de la dignidad estatal a gruñir con aureolas sacras, con pavoneos solemnes,  argumentando el derrumbe de la dignidad nacional y de sus suelos, repitiendo que la institucionalidad se pierde poco a poco en las licencias o en las concesiones del estado, y en la ofensa que sugiere un dialogo que avanza hacia los esperpentos de la impunidad. 

Resulta irónico y curioso. Y lo curioso no proviene justa y mayoritariamente de un ataque a un proceso obligatorio y necesario, que por necesidad y por obligación debe tener, entre sus arduos pasos de malabarista, el mutuo reconocimiento de las fuerzas y la mutua interacción  de concesiones ( porque no hay otra intención en las Farc distinta a la participación activa entre los nuevos rumbos políticos. Porque fue la única razón para acceder al diálogo), sino de la ironía insultante de los mismos defensores indignos del bando oficial, que parecen convencidos de representar a un estado inmaculado y justo.

Ya sabemos suficientemente bien que la guerra ha sido sádica y abyecta, como lo fueron las versiones infinitas de la guerra entre la larga historia. Y sabemos también que los métodos enfermos de una guerrilla perdida en el tiempo y en la insensatez, hicieron de un país de espanto una putrefacción asqueante. Y que las victimas están en el centro del tiempo presionando por respuestas. Y que ni aun unas condenas ejemplares repararán tanto suplicio. 

Pero que ahora no vengan los defensores atemporales del estado a fungir sobre una pose honrosa. Que no vengan ahora a alardear con sus discursos de moral y rectitud, porque saben también, tras bambalinas, mejor que todos los testigos, que la palabra impunidad también los juzga y los señala desde el día en que la infamia se tragó toda esta historia.

Deberían saber que fue tan aberrante el estallido de las bombas indiscriminadas como lo fue la consecuencia histórica y directa de Laureano Gómez, el fanático conservador de las antiguas “virtudes” que inició los terroríficos círculos del odio. Deberían saber que la siniestra toma de Mitú fue similar al genocidio de un partido entero entre la década de los 90, con la complicidad abierta de las fuerzas del orden. Deberían entrever la oscura relación que existe entre el reclutamiento forzoso de menores y el fusilamiento clandestino de indígenas o campesinos como muestras de trofeo en las prolongaciones de la podredumbre. Deberían saber que fue tan despreciable la masificación de los secuestros lucrativos del mórbido Jojoy como lo fue la astronómica estafa del programa A.I.S entre las manos del mezquino Arias. 

El tiempo ha sido largo y tenebroso, y ha sido suficiente para revelar la sobreexcitación criminal de los dos bandos. Ahora tendrán que concederse el reconocimiento de la culpa y de la mutua impunidad, y deberán firmar, porque lo obliga el siglo, el pacto de no agresión sobre un país en ruinas.

  • Juan David Ochoa | Elespectador.com

  • 26
  • Enviar
  • Imprimir
26
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

martaluribe

Dom, 05/12/2013 - 08:50
( continùo)bueno. Lastimosamente se comprobò, que para fomentar el agro y el empleo, una polìtica asì no funciona. Pero eso es otra cosa. Para promover el agro y el empleo, hay muchas otra maneras de hacerlo. En principio, la idea en sì, no era injusta, otra cosa es que se hayan aprovechado de esa ley, para robarle la plata al Estado. Y no dirigirla hacia donde tenìa que haber sido dirigida: a crear màs empleos, pagar mejores salarios, impulsar programas productivos en el agro,etc
Opinión por:

martaluribe

Dom, 05/12/2013 - 08:43
Que argumento tan estùpido, justificar el secuestro , porque digamos que el AIS se diseñò con el ùnico ànimo de robarle a los pobres, como Ud. dice. Primero, el mismo argumento suyo, el robo sòlo està perjudicando a cada familia robada, no tiene porque pagar los millares de secuestrados inocentes. El secuestro no es justificable desde ningùn punto de vista. Obviamente si el caso AIS, se hizo con el ànimo de darle plata a los ricos para que aportaran a la campaña de Uribe, es por supuesto muy GRAVE, pero no justifica el secuestro. Debe, el caso ser investigado, pero no tomarse la justicia por mano propia. No hay que ser de la guerrilla, para pensar que es muy GRAVE si algo asì sucediò. Si todos los que tenìa que ver con el programa hubieran actuado con rectitud, el programa como tal
Opinión por:

Requeñeque

Sab, 05/11/2013 - 21:09
La élite gobernante de Colombia lleva más de dos siglos de impunidad, las FARC no les dan ni en el tobillo a estos miserables HP's, "hijos de la patria" que se lo han robado todo...
Opinión por:

Reverendo Marck

Sab, 05/11/2013 - 18:40
COMO LE CONTESTA UNO A UN TIPO COMO ESTE PARESE QUE LA HISTORIA LE DIO PALO Y LE QUEMO EL EMIFERIO IZQUIERDO
Opinión por:

mente nueva

Sab, 05/11/2013 - 17:12
Es que el país está dividido en malos y buenos pero los buenos son más malos que los malos y éstos más buenos que los buenos.
Opinión por:

Toribioa

Sab, 05/11/2013 - 16:10
Hermano columnista, usted iba medio bien con su sermón de "QUIEN ESTÉ SIN CULPA QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA", pero queda descalificado cuando dice "Deberían saber que fue tan despreciable la masificación de los secuestros lucrativos del mórbido Jojoy como lo fue la astronómica estafa del programa A.I.S entre las manos del mezquino Arias." Así entonces tampoco es la cosa. Repito, iba bien pero la embarró.Eso de equiparar (e igualar )los secuestros con lo del A.I.S. Lo deja tendido en la lona.
Opinión por:

Toffler

Sab, 05/11/2013 - 13:48
Juancho, Lo doloroso es tener que aceptar que el pais ha llegado a este punto por tres razones: Una clase política indolente, pícara y traidora; una insurgencia asesina, narcotraficante y perdida y una sociedad civil pusilánime, conformista y cobarde. Para llegar a la paz tenemos que trabajar en los tres grupos para corregir los defectos que nos han costado estos 60 años de sangre. Crear una clase política comprometida, honesta y leal; una oposición sensata, limpia y con clara ideología y una sociedad civil vigilante, participativa y valiente. Firmaremos la paz, un papel, pero si no cambiamos nuestra esencia, seguiremos incubando la larva de la guerra para que pudra el cuerpo de nuestros hijos y sus hijos, por generaciones infinitas hasta que Dios nos borre de la faz de la tierra.
Opinión por:

leftright

Sab, 05/11/2013 - 12:23
cabeza de KLINGON porque no nos ilustras que líder negativo o ´´cuadro´´directivo comunista,o quienes de tu banda criminaL de las farc esta libre de crimenes de lesa humanidad ,o que guerrillo de civil o miliciano no es complice de esos crímenes , que pasaron de agache , porque la puta justicia parciliazada de mierda de Colombia se hizo los maricas para investigar la FARAPOLITICA,o sino estuvieran en la carcel todos los miembros del PCC ,PCCC,POLO19,MARCHAPATRIOTICA,MOVIMINETO CONTINENTAL BOLIVARIANO,etc asi como metieron a la cárcel a los de CAMBIORADICAL y PARTIDO LIBERAL por PARAPOLITICA
Opinión por:

Reverendo Marck

Sab, 05/11/2013 - 18:44
BUENA NOTA ES QUE NO HAN PODIDO ENTENDER QUE LO QUE QUIEREN LOS TERRORISTAS DE LA FARC ES VENGANZA CUANDO SUBAN AL PODER
Opinión por:

turn

Sab, 05/11/2013 - 09:56
Como dijo Jesús que lance la primera piedra el que se crea limpio de pecado como para arrojarla. Así se encuentra la institucionalidad del país frente ala problemática social, causa de la guerra con consecuencias nefastas para las generaciones que las han padecido y para el país. Pero en gracia de discusión ¿ que hace mas daño al país la Corrupción Administrativa actual en todas sus modalidades ?. ¿ O la actividad guerrillera ?. ¿ O la delincuencia común con su diferentes denominaciones ?
Opinión por:

Gildán Brunesky

Sab, 05/11/2013 - 09:29
Si tan sólo la mitad de este país supiéramos escucharnos y leernos, tratar de entender nuestror argumentos y responder sin insultos y frases humillantes, cuan distinto sería esto.
Opinión por:

cabildante

Sab, 05/11/2013 - 08:44
Debemos perdonar las actividades de unos criminales que nacieron bajo las prácticas de una elite criminal que se ha robado el Estado colombiano y que ha ahogado en sangre las consecuencias sociales, económicas, políticas y morales de ese robo. En otras palabras este es un pacto entre criminales, razón por la cual ninguno puede invocar ninguna superioridad moral sobre el otro. Lo que invoca la elite criminal es que en cualquier caso alguien debe quedar con la letra escarlata de criminal en su frente y que no son ellos ya que son los vencedores en la contienda. Lo importante es no olvidar que no tenemos escapatoria, ya que o bien quedamos en manos de la elite criminal tradicional o bien estrenamos nuevos criminales en la dirección del Estado, a la muestra un botón : Petro en Bogotá.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Sab, 05/11/2013 - 09:24
Entonces no lo hagamos y sigamos desangrandonos en una guerra sin sentido que además consume lo poco que no es robado, precarizando, salud, educación... bienestar.
Opinión por:

pachu_zarte

Sab, 05/11/2013 - 08:37
BASTÓ QUE el criminal aquel en la Habana dijera que el estado no tiene moral para exigir nada a los disqueguerrilleros, para que columnistas y foristas dijeran a una sola voz: si, no los castiguemos, porque el estado criminal no puede exigir nada a los otros criminales y se olvidaron de tanto dolor repartido a lo largo y ancho de esta nación por parte de estos hijueputas durante más de 50 años. ¿y los derechos de las víctimas directas de tanto horror? Que fácil es doblar la caña y que sean estos últimos los que tengan que tragarse el sapo del esperpento de la impunidad y si no aceptan; sobre ellos recaerá la culpa de no haberse logrado la paz...tan bonito...
Opinión por:

leftright

Sab, 05/11/2013 - 07:40
Cabeza de KLINGO es otro de los filósofos fallidos del régimen al estilo del caricaturezco fiscal alegre alias huevoduro que quedo como un culo debatiendo con el procurador ,si antes era una caricatura ahora quedo como remedo de idiota con sus tesis jurisprudenciales penales dizque cuando los delitos son pequeños la justicia de mierda de Colombia, si puede investigarlos ,pero cuando son cirmenes MASIVOS Y SISTEMATICOS entonces la justicia de mierda colombiana es inepta inoperante e ineficaz.Con esa tesis a la banda del POLO19 que por 14 años ha asaltado y destruido a BOBOTA sistemáticamente y masivamente en BILLONES ,habría que dejarla libre y de regalo llevarla alcongreso.El anencefalo compara una masacre de sus camaradas con el EXITOSO programa AIS hoy fallido DRE en manos de santos
Opinión por:

leftright

Sab, 05/11/2013 - 10:14
analizando el comportamiento y lenguaje corporal, durante el magnifico e interesante debate del espurio y mermeludo ´´marcoparalapaz´´,a pesar que el procurador estaba en terreno hostil ,fue reposado,sesudo claro, efectivo y contundente,en cambio el caricaturezco fiscal ,estuvo nervioso,distante,dubitativo,cruzo las piernas en 256 veces denotando ansiedad,nervisismo,stress;fue tan contundente el procurador que durante la respuesta a los insultos del alegre fiscal ,el ´´fiscal´´o mas bien el apaciguador, sin hablar, se tomo todo el vaso de agua que solo es para refrescar la garganta.
Opinión por:

rabil

Sab, 05/11/2013 - 07:08
Y al ciudadano raso le toca hacer un acto de fe: creer que hay honor entre ladrones.
Opinión por:

rumbelio

Sab, 05/11/2013 - 07:06
ud tiene toda la razon, esa es la realidad de la vida, y de verdad si los colombianos queremos la paz debemos pronunciarnos con firmeza ante los enemigos de la pazcomo son los corruptos de la mal llamada ultraderecha disfrazada de centro democratico. no darles ni un voto en esta elecciones.
Opinión por:

jotajavier

Sab, 05/11/2013 - 06:45
Sin aumentos ni exageraciones, esta es la realidad del país. Tan poca moral tiene la clase gobernante para juzgar que siendo relista nada le puede exigir a las anacrónicas y abyectas guerrillas, puesto que a cada acto de barbarie del uno sin ser muy historiadores encontraran un acto similar en el bando contrario. Y lo triste es que tenemos que aceptar que habrá de otorgarse la impunidad a estas dos partes para recobrar no la paz en toda la extención de la palabra, sino simplemente de dejar de cometerse mutuamente accion bélicas a nombre de establecer un "nuevo orden".
Opinión por:

sincorruptos

Sab, 05/11/2013 - 06:42
Si. Definitivamente la clse politica de Cocalombia es igual de criminal a los guerrillos. Y creo que mas puesto ademas de asesinar, se roban el pais.
Opinión por:

elespectado

Sab, 05/11/2013 - 06:22
sí, los indignos de todas las pelambres, invocando la dignidad institucional, olvidando que son ellos, precisamente, quienes hacen indigno a este país.,
Opinión por:

morenoelesceptico

Sab, 05/11/2013 - 05:28
Las pobres víctimas de los terroristas qué vamos a saber de pavoneos solemnes o de gruñir con aureolas. El terror de masas consiste en aniquilar a los mas débiles, y su agit-prop consiste en hacernos creer que si nos portamos bien, después de mil engaños, los terroristas tomarán los nuevos rumbos políticos y dejarán de masacrarnos, o si lo siguen haciendo será por altruismo y por nuestro propio bien.
Opinión por:

martaluribe

Sab, 05/11/2013 - 00:14
Comparar los secuestros con el AIS, me parece absurdo. Quitarle la libertad a una persona para exigirle dinero, no es lo mismo que lo del AIS, que además no fue diseñado por Arias solamente. Además los secuestros masivos de JOJOY no fueron por el AIS, fueron por PLATA. Otra forma de ganar dinero además de muchas otras. SECUESTRAR UNA PERSONA, CUALQUIERA QUE SEA, es algo MUY GRAVE. Si Ud les dá la razón en eso ,mínimo si llegan a gobernar, tienen todo el derecho de hacer lo que les plazca porque los pasados fueron muy corruptos. No avanzamos, sino nos desquitamos de la injusticia sufrida, y estarán para Ud. en todo su derecho. Sabe escribir, pero las ideas no las tiene clara.
Opinión por:

Requeñeque

Sab, 05/11/2013 - 21:11
Tiene razón Dalpin, lo del AIS representa un secuestro a la clase campesina de Colombia...
Opinión por:

Dalpin

Sab, 05/11/2013 - 07:24
¿Cómo así que no puede compararse la entrega de dineros de los pobres a los ricos (AIS de Arias), con el secuestro. La primera es hasta peor, porque se traiciona la confianza que le dieron a un ministro. Porque evade entregar plata destinada a mejorar la situación de los pobres para entregársela a los ricos. Porque se pretendió así financiar la campaña a la Presidencia de Arias. Y lo que es más importante : porque un secuestro sólo perjudica al secuestrado (y a su familia), pero el robo de Arias al AIS perjudicó a todo el país.
Opinión por:

rabil

Sab, 05/11/2013 - 07:15
Marta: por favor traiga a colación la muerte de niños en las puertas de una clínica o un hospital víctima de la ley 100, redactada e impulsada por Uribe, el más gritón de lo hipócritas. Recuerde también, a las madres de Soacha y de otras regiones del país que aun lloran a sus hijos inocentes asesinados por las fuerzas militares y la impunidad que ha habido, recuerde al bebé asesinado en Calará, recuerde a Invercolsa y su ladrón Fernando Londoño, examine el éxito de los Uribitos, analice el rubro del presupuesto naiconal dedicado a la guerra y compárelo con el de educación y cultura, analice los miles de víctimas a la sombra de la persecución a la guerrila. Pero, por sobre todo, analice el daño que la guerrilla y su combate por parte del estado le ha producido a las organizaciones civiles.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio