Por: Harry Sasson

Carne de mi carne

Hace unos días compré un corte importado New York Certified Angus y resultó tan bueno que decidí prepararlo a la parrilla acompañado con hongos salteados.

Últimamente he encontrado en las neveras de algunos supermercados cortes de res que antes no se veían por acá e intuyo que esto es gracias a las nuevas reglas de intercambio comercial con países como Canadá, Estados Unidos y Argentina. Por ejemplo, ahora es posible disfrutar de la carne Angus certificada, de los magníficos cortes del frigorífico argentino Las Lilas o algunas piezas uruguayas de gran calidad. No quiero decir que esta carne importada sea mejor o peor que la colombiana.

No me corresponde a mí juzgar. Pero lo cierto es que sí es distinta, pues difieren la raza, la cría, la alimentación, el sacrificio y los cortes. La carne colombiana es muy buena, por lo demás, aunque en mi opinión podría ser mejor si fuéramos más cuidadosos con la maduración.

Hace unos días me di un gusto y compré un corte importado New York Certified Angus que resultó tan bueno que decidí prepararlo tan sólo a la parrilla con buena sal y pimienta, y acompañándolo con un salteado de hongos cuya suavidad quedó en perfecto complemento con el sabor de la carne. Esta es, entonces, la receta que les propongo para estos domingos de sol.

[email protected]

New York steak a la parrilla con hongos salteados

Ingredientes

Para la carne

4 cortes de chata de 280 a 350 gramos cada uno

Sal marina gruesa

Pimienta negra partida

Para los hongos salteados

3 tazas de champiñones de París

2 cucharadas de aceite de oliva

3 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de perejil liso finamente picado

2 dientes de ajo machacados

1 ramita de tomillo fresco

Jugo de 1/2 limón

1 chorrito de brandy o jerez

Sal y pimienta negra

Preparación

Retire un poco de la grasa de las chatas, sazónelas con sal gruesa y pimienta negra, y áselas al término deseado en una parrilla o una plancha. Aparte, en una sartén caliente, el aceite de olivas y sofría el ajo, cuando comience a dorar agregue la ramita de tomillo y los champiñones, y mezcle bien para que comiencen a sudar, cuidando que no se sobrecocinen. Añada la mantequilla y deje que se funda, luego flambee con el brandy, termine con el jugo de limón y perejil, y sazone con sal y pimienta. Sirva las chatas acompañando con el salteado de hongos.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson