Por: Ana Milena Muñoz de Gaviria

Políticos jóvenes

En esta semana preelectoral han primado escritos y artículos sobre los candidatos a la Alcaldía, especialmente los relacionados con la metida de pata de Samuel Moreno, la personalidad de cada uno de los aspirantes (lo querido que es Samuel y lo agresivo que es Peñalosa), los vaticinios sobre quién hará una mejor Alcaldía y la compra de votos. Y por desgracia para los electores, en los debates y en los artículos no se habla ni de los planes ni del programa de gobierno de los candidatos, lo que obviamente sería fundamental para la toma de decisión de los ciudadanos.

Y si esto no sucede con los candidatos a la Alcaldía, mucho menos ocurre con los aspirantes al Concejo y sobre sus propuestas de campaña. Estos pasan desapercibidos o desaparecidos en la gran mayoría de medios y sólo salen aquellos que tienen con qué pagar los avisos de prensa. La campaña al Concejo es muy pobre para la franja de opinión a pesar de que al igual que para la Alcaldía también hay mucho en juego para la ciudad.

Y es que en gran parte las decisiones de los gobernantes locales dependen de los concejales. Algunos serán parte y otros contraparte del próximo alcalde en numerosos temas vitales para los ciudadanos y los empresarios como son la educación, la salud, las finanzas, la seguridad y la movilidad, entre muchos otros temas; pero, igualmente, éstos tendrán la capacidad de influir y de presentar acuerdos y mover proyectos por fuera del programa del alcalde que resulte elegido. Es importante entonces analizar con detenimiento quiénes son y cuáles son las propuestas sobre los distintos temas que le interesan a la ciudad por parte de estos candidatos.

Por primera vez, y vale la pena resaltarlo, hay un gran número de jóvenes que han decidido "meterse" en la política y hacen un esfuerzo grande por lograr espacios de participación no sólo para ellos sino para muchos otros. Finalmente quieren renovar, refrescar y fortalecer esta actividad -algo desprestigiada- y servirle a esta ciudad que muchos esfuerzos requiere.

Y este esfuerzo es grande, porque la política a nivel local cuando no existen muchos medios de opinión analizándola y dando oportunidades para dar a conocer los candidatos y sus propuestas es complicado y costoso.

Entre estos jóvenes que por primera vez incursionan en una campaña electoral, existen numerosos candidatos de distintas vertientes; son jóvenes preparados y tienen "ganas y agallas". Vale la pena mirar algunos de estos jóvenes que aspiran al Concejo y conocer sus propuestas e ideas: tal es el caso de Juan Miguel Durán, Carlos Galán, Atia Quinua, Felipe Ríos, Carolina Gómez y Aníbal Fernández de Soto, entre muchos otros.

Entre este abanico quiero destacar a Juan Miguel Durán, un bogotano de 29 años, abogado de la Universidad Javeriana, que quiere llegar al Concejo. Su campaña bajo el eslogan "Viva Tranquilo" contiene una propuesta para el mejoramiento de la seguridad con vigilancia técnica, frentes de seguridad, alumbrado público y la creación de una secretaría de seguridad. Igualmente quiere trabajar con los jóvenes en educación a través de la descentralización de las universidades y oportunidades de trabajo y microcrédito y garantizar la educación en la primera infancia.

Aquí lo que importa, y lo que se juega el domingo, es el voto a conciencia, sin presiones de índole alguna, con conocimiento de planes y programas y sobre todo con respeto por la diferencia. ¡Hay de dónde escoger!

Buscar columnista