Por: Mario Morales

La fe mueve cifras

COMO LO VIENE HACIENDO DESDE 2002, el presidente Uribe cumplió con su visita anual a la Convención de la Misión Carismática Internacional que se reúne desde este lunes en Bogotá.

Como si estuviera en campaña, el presidente se dirigió a los más de 15 mil participantes de diversas partes del país y del exterior con un rosario de cifras que despertaron más de una ovación de ese público devoto que ha demostrado ser fiel en las urnas y creyente en los partes gubernamentales, como lo demuestra la promesa de su pastora Claudia de Castellanos, de apoyarlo en un trayecto extra.

Presa de la exaltación, Uribe olvidó el libreto y entregó resultados que distan de la realidad, por lo menos de la realidad que el Ministerio de Defensa ofrece a sus visitantes en la página web en relación con los  delitos de mayor impacto en el país.

Resulta inquietante que el Presidente diga que 2008 fue el año con menos acciones terroristas en las dos últimas décadas muy a pesar de que durante el año pasado  hubo 347 actos terroristas, casi uno diario, lo que representó un incremento de un 10 por ciento con respecto a 2007.

Durante 2008 hubo 169 víctimas en lo que eufemísticamente el Gobierno llama homicidios colectivos y que todos conocemos como masacres. El “crecimiento” con respecto al año anterior fue de 14% en todo el país, incluida Bogotá.

Los pasados doce meses hubo 646 casos de piratería terrestre, subió en 18 departamentos con un incremento en el país del 14% con respecto a 2007.

Dijo Uribe que en 2008 hubo 194 secuestros extorsivos cuando las cifras del Ministerio de defensa hablan de 197. Ese delito aumentó en diez departamentos, como también aumentó el homicidio común en 12 entidades territoriales para un total nacional  de 16.140,  esto es, la espeluznante cifra de 44 muertes violentas cada día, una cada media hora. También el hurto común  creció en ocho departamentos.

Es cierto que ha habido mejoría en otros frentes de seguridad, pero todas las cuentas deben ser claras y transparentes, más aún en una reunión de carácter religioso donde la gente es más proclive a creer. Las cifras también son sagradas.

www.mariomorales.info

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales