Uriel Ortiz Soto 8 Oct 2008 - 9:57 pm

Aranzazu celebra vigésima fiesta de la cabuya

Uriel Ortiz Soto

Para el próximo puente festivo el municipio de Aranzazu – Caldas, conocido como uno de los mayores emporios de proyecciones agroindustriales, se prepara para celebrar la vigésima fiesta de la cabuya.

Por: Uriel Ortiz Soto
  • 1Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/columnistasdelimpreso/uriel-ortiz-soto/columna42773-aranzazu-celebra-vigesima-fiesta-de-cabu
    http://www.elespectador.com/opinion/columnistasdelimpreso/uriel-ortiz-soto/columna42773-aranzazu-celebra-vigesima-fiesta-de-cabu
  • 0

Quienes conocen tan acogedor municipio, quedan sorprendidos por la hospitalidad y cordialidad de sus gentes. A la entrada se encuentra el hermoso slogan de la hospitalidad y la bienvenida: “En Aranzazu se vive, se ama y se espera”.

El fique como materia prima para producción de empaques, en las décadas de los ochenta y noventa, se creyó que pasaría a la historia para ser sustituido por los  de polietileno y polipropileno, entre otras fibras; sin embargo, en los  últimos años su importancia ha despertado con pleno furor puesto que, según investigaciones realizadas, tiene una serie de desdoblamientos de uso industrial. Por tal motivo, son varias las organizaciones nacionales e internacionales, entre ellas, la FAO, interesadas en impulsar su cultivo, puesto que, fuera de ser materia prima ecológica para los empaques que, no han pedido ser desplazados por otro sustituto; por su capacidad de biodegradación y conservación de los productos, cobra mayor interés en otros campos como: la industria farmacéutica, los alcoholes, los abonos y varios insumos para productos de belleza, jabones y champú. El impacto medio ambiental es otro factor por los cuales las grandes multinacionales están retomando nuevamente la iniciativa del empaque y almacenamiento en fique.

Lo más importante  del cultivo está por venir: su jugo, es de alto valor industrial. Según investigaciones realizadas por Corpoica y la Universidad Nacional, de él se pueden extraer fuera del alcohol de alta calidad, la saponinas, para fabricar azúcares y plaguicidas; ácidos grasos, para jabones y champú;  sapogeninas, para producir  ácidos genéricos utilizados en ensayos agroindustriales, además, los residuos pueden ser procesados como abono orgánico de excelente calidad. Es decir, más que utilizarlo para elaboración de empaques y artesanías, posee un valioso portafolio de usos industriales en diferentes campos.

El único municipio que no le sacó el cuerpo al patito feo del fique en sus años de crisis, cuando estuvo seriamente cuestionado en los mercado por sus pocos atractivos, fue el municipio de Aranzazu – Caldas, que, desde hace más de cincuenta años,-con algunas interrupciones-, viene celebrando las Fiestas de la Cabuya. Sus pioneros tuvieron la visión de empezar a industrializarlo con los bordados en cabuya que las bellas Aranzacitas exhiben en las festividades. Varios trajes han sido presentados en programas de  televisión y uno de ellos fue bordado especialmente para la primera dama de los Estados Unidos Jakeline Kennedy.

Alrededor de estas festividades, los Aranzacitas se congregan cada dos años para disfrutar de diversos programas, siempre alrededor del cultivo, industrialización y comercialización de los productos y sus derivados, especialmente, en lo relacionado con los empaques y las artesanías pero, muy seguramente con el nuevo portafolio de oportunidades industriales se generarán variadas fuentes de trabajo.  No hay que olvidar que, el fique forma parte de la inmensa gama de productos agroindustriales que están incorporados al TLC próximo a aprobarse y la Ley Atpdea,- que acaba de ser prorrogada-, con los Estados Unidos. Valdría la pena que la Administración Municipal, hiciera el esfuerzo de reabrir la cooperativa que se fundó hace ya varias décadas. Es entendible que por la crisis de épocas pasadas se encuentre en receso. Sin embargo, al reabrirla hay que hacerle una reingeniería con el fin de adaptarla a los nuevos esquemas de siembra y producción, sin descartar las variedades que últimamente son recomendadas por los estudiosos e investigadores del tema, con el fin de implementar los usos industriales que se están promoviendo con marcado interés.

Las fiestas de la cabuya en Aranzazu, están programadas para los días: 10, 11,12 13 de octubre. Sería muy importante que aprovechando estás festividades, se conocieran los programas que piensa desarrollar el Gobierno Nacional, en coordinación con el Ministerio de Agricultura, en torno a este cultivo que empieza de nuevo a ser muy atractivo para la población campesina. Considero que el Municipio de Aranzaznu- Caldas, se encuentra a la vanguardia en materia de conocimientos de producción en el país. Desde luego que el recurso humano en torno al cultivo también debe ser sometido a un proceso de readaptación de acuerdo a los últimos avances e investigaciones realizados por los organismos competentes.

Se tiene información que son varios los gobiernos extranjeros, entre ellos Holanda y Brasil, que buscan subvencionar el cultivo en Colombia, con el fin de lograr que su producción se adapte a los requerimientos y portafolio de sus necesidades. Tenemos pues otro atractivo de exportación puesto que son muchos los países que ya están solicitando de nuevo los empaques, pero, lo más importante es celebrar convenios entre los gobiernos municipal, departamental y nacional, con el fin de promover las últimas novedades del fique en materia variedades y de industrialización.

Comunidad Desarrollo y Gestión

urielos@cable.net.co

TAGS:
  • 1
  • Enviar
  • Imprimir
1
Opinión

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio