Publicidad
Aldo Cívico 6 Nov 2012 - 11:00 pm

Comuna 13: estrategia para detener la violencia

Aldo Cívico

“La seguridad de esta ciudad debe ser integral y humana. Necesitamos reconfigurar el enfoque”, piden los jóvenes de la Comuna 13. No están pidiendo lo imposible, sino exigiendo sus derechos.

Por: Aldo Cívico
  • 135Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/comuna-13-estrategia-detener-violencia-columna-385542
    http://tinyurl.com/bhhkvlo
  • 0
insertar

Duke, un rapero, líder comunitario, esposo y padre de dos niñas, fue asesinado hace una semana. En los días siguientes, muchos líderes juveniles tuvieron que salir de la Comuna 13 por amenazas. Militarizar la Comuna 13 no ha servido. La construcción de una escalera móvil fue una audaz idea de urbanística, pero no trajo desarrollo. Se necesita otro rumbo.

Primero, el Estado tiene que ganarse la confianza. Esto no se alcanza con la policía acosando a la comunidad y criminalizando a los jóvenes. El IPC de Medellín publicó un informe con denuncias de violación de derechos humanos que las autoridades tienen que investigar. Si entre los miembros de la Policía hay, como los hay, mercenarios de las bandas criminales, la Policía Nacional tiene que sancionarlos de manera ejemplar. Así se fomenta la cultura de la legalidad.

El cambio debe ser realista. El Estado no tiene los recursos para acabar a la misma vez con los poderosos grupos criminales, y cerrar las “plazas” de drogas, y poner fin a la “vacuna”, y detener el reclutamiento de menores. El Estado no debería prometer lo que no puede cumplir. Pero las pandillas y la policía patrullan las mismas calles, y la policía sabe quién es quién. Este conocimiento desde la calle debería sugerir estrategias para acabar con los homicidios —que muchas veces son un medio para resolver chicharrones—. La intervención debe ser inteligente y minuciosa. Ha sido una desgracia para Medellín la decisión de interrumpir cualquier diálogo con las bandas que controlan los barrios, porque se perdió información importante, así como la confianza de la comunidad. Si los Estados Unidos hablan con los talibanes en Afganistán, la Alcaldía puede hablar con las pandillas en las comunas para detener la violencia. Esto se hace con éxito en muchas áreas urbanas violentas en los Estados Unidos.

Si se detiene la violencia, el miedo disminuye, y con esto, también la necesidad de portar armas y de unirse a una pandilla para protegerse: empezaría un ciclo virtuoso y con ello la posibilidad de cambiar los patrones de todo un sistema.

La paz en la Comuna 13 es un objetivo demasiado importante para dejarlo sólo en las manos de la Fuerza Pública. La Alcaldía y el gobierno nacional tienen que invertir con todas sus agencias en salud y educación y fortalecer los procesos sociales y culturales que impulsan la convivencia pacífica. El alcalde de Medellín prometió la creación de 100.000 trabajos: ¿por qué, por ejemplo, no emplear a los gestores culturales del movimiento hip hop para hacer sostenible su importante labor? El sector público y privado deberían unirse para invertir en empresariado social. Juanes podría ser el impulsor y el garante de tal alianza.

El alcalde se reúne hoy con los jóvenes amenazados de la Comuna 13. No debe traer promesas, sino escuchar la sabiduría que viene del barrio, comprometerse con la seguridad de los gestores culturales y asegurar la voluntad política de transformar la comuna.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 15
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Marcelo Rozo y Manuel Villegas, entre los favoritos del Colombian Classic
  • Posible caso de Chikungunya en Tumaco
  • Víctor Mallarino dirige serie sobre Celia Cruz

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
15
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

carlosbares

Lun, 11/12/2012 - 16:10
Comparar a los Talibanes que defienden su territorio ancestral con unos delincuentes si es un despropósito sin nombre, y en esa dicotomía talibán - estados unidos ¿quién es el terrorista? a mi no me queda claro.
Opinión por:

carlosbares

Lun, 11/12/2012 - 16:00
Enredadas en los párrafos que el columnista nos propone, se hacen afirmaciones, porque en ninguna parte dice que son hipótesis como las de que "El estado no tiene recursos para acabar..." o aquella en la que dice que "ha sido una desgracia para Medellín la decisión de interrumpir cualquier diálogo..." ¿cómo así? ¿y es que en Medellín se dialogaba a espaldas de la ciudadanía? ¿y que hay de aquello de defender la vida la honra y los bienes de la ciudadanía? Si lo que dice el columnista es cierto, nuestros gobernantes se estaban extralimitando. Y ahora que Juanes sea impulsor y garante de tal alianza, es aceptar una falta de liderazgo increíble. También sugiere extrapolar experiencias de EEUU a Colombia cuando las condiciones son bien distintas.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Mie, 11/07/2012 - 18:00
Si una menciona el modelo económico, ahí mismito salen los humbertodelacallelombanas valleaburreños: "el modelo económico NO SE DISCUTE". Desde 1980 (+ ó -) los sucesivos POT "organizaron" un ciudad para los urbanizadores (léase los selores del cemento y el acero): zonas de espacio público: SALEN QUE ENTRA EL CEMENTO (el puente de la calle 4 sur es la estructura vial larga de américalatina pero el mayor esperpento, por allí pasa un carro cada dos minutos); empresas manufactureras: SALEN QUE ENTRAN LOS CLOUSTERS centros comerciales y casinos y negociadoras de autos(por docenas= washingmachines). Antioquia "LA MÁS DESPLAZADA" sigue siendo un grifo abierto y el desagüe: The-little-silver cup. Pajazos mentales de estos muchachitos burgomaestres: se toman la alcaldía como un paso político más.
Opinión por:

carlosbares

Lun, 11/12/2012 - 16:05
El asunto es que los gobernantes de Medellín y Antioquia no se apersonan de la situación sino hasta cuando ya ven muy amenazados sus intereses personales. V.Gr. la operación Orión se hizo cuando ya estaban que llegaban a Laureles y la desmovilización de las milicias cuando estaban a punto de tomarse el centro. Son gobernantes cortoplacistas apoyados por una clase dirigente cobarde y solapada a la que mientras sus intereses no se vean amenazados es capaz hasta de hacer negocios con la misma delincuencia.
Opinión por:

Indoamericano

Mie, 11/07/2012 - 09:15
En ninguna cabeza debería caber que ese tipo de violencia se pueda arreglar a punta de "negociaciones" como si se tratase de simples infracciones o cosas menores. Acá el tema anda por los senderos de una forma de exterminio basada en el "derecho" a aplicar la justicia que no ha querido el Estado. Sencillamente se vive el principio que uno mil muertos valen lo mismo; mientras tanto, los optimistas se recrean en los indices, los comites, y por supuesto, las funerarias felices.
Opinión por:

carlosbares

Lun, 11/12/2012 - 16:08
Tiene razón. Este columnista habla desde su irresponsabilidad académica. No puede probar la bondad de nada de lo que dice. Que aplique sus recetas en otra parte. Pero que horror tanto violentólogo desocupado escribiendo sobre lo que ignora.
Opinión por:

Lola cortes

Mie, 11/07/2012 - 08:51
Esto me parece haberlo leído hace años. La violencia en Medellín es cíclica. Nunca se acaba. Se calma un tiempo y luego resurge. No entiendo como una ciudad a la que se le ha invertido tanto dinero es caldo de cultivo para las bandas criminales o combos como los llaman ahora. Lo es más que ninguna otra.
Opinión por:

carlosbares

Lun, 11/12/2012 - 16:03
Ud. tiene razón, mientras la principal estrategia sea el apaciguamiento de esos "muchachos sin oportunidades" ellos van a seguir comportándose como el niño que hace la pataleta para conseguir lo que desea. Faltan gobernantes responsables y con carácter. Menos Chamberlains mas Churchills. Basta recordar que fue la permisividad de aquel la que permitió a Hitler invadir casi toda Europa.
Opinión por:

suesse

Lun, 11/12/2012 - 12:59
Lo es y lo seguirá siendo, justo por eso: porque se le invierte mucho recurso, que como tiene sus vividores y chupadores, cual vampiros, pues nada que se acaban. La visión justamente de que el crimen se acaba con inversiones en la mal llamada "seguridad" es lo que genera que el círculo vicioso siga, creciendo, y arrasando todo lo que encuentra...y ay, de quien se atreva a sugerir que ahi, debe haber recortes!! E inversión social, educativa, productiva, en salud mental, etc.
Opinión por:

joroperaarepera

Mie, 11/07/2012 - 08:24
ESTO DE LAS PANDILLAS QUE NO TIENEN NI DIOS NI LEY MIENTRAS EL EJECRITO Y POLICIA SOLO SE ENTREGAN A COMBATIR A LAS FARC-COMO SI ESTOS FUERAN LOS UNICOS DELINCUENTES Y ENEMIGOS DE ELLOS-, ES UN FENOMENO QUE CRECE SIN CONTROL POR LO YA DICHO, PORQUE LOS GOBERNANTES SOLO PIENSAN EN AHCER DINERO ENRIQUECERSE CON LO DEL ESTADO Y LUEGO IRSE A EE.UU. U OTROS PAISES Y DEJARNOS TIRADOS Y SE AGRABA MAS CUANDO POR EJEMPLO PERMITEN EL PERIFONEO O ANUNCIANTES EN LAS CALLES VENDIENDO COMIDAS SUCIAS; LOS MILES DE VENDEDORES AMBULANTES QUE SE TOMARON TODO EL ESPACIO PUBLICO Y ASI MISMO TODO VEHICULO SIN QUE LOS MULTEN; AHORA EL ATRASO DEL CICLOTAXISMO TOMANDOSE LAS VIAS, LA IMPOSIBILIDAD DE SUPRIMIR LA INMOVILIDAD PORQUE A DIARIO VENDEN VEHICULOS Y NO CHATARRIZAN Y ASI CREECE EL MAL SIN CONTROL....!
Opinión por:

carlosbares

Lun, 11/12/2012 - 16:11
Tiene razón el modelo de desarrollo paisa de depredación de recursos, tiene que ver en muy buena parte en esta situación, pues nuestros gobernantes piensan de manera cortoplacista y además son cobardes.
Opinión por:

Lola cortes

Mie, 11/07/2012 - 08:56
La herencia que nos dejó la tan cacareada seguridad democrática que ya casi ni mencionan, fue la enorme inseguridad ciudadana. Decían ya podemos ir a nuestras fincas pues que se queden allá porque la cosa en las ciudades se estáa volviendo dificil.
Opinión por:

rabil

Mie, 11/07/2012 - 07:27
Ojalá ese pueblo imaginativo y creativo encuentre fórmulas distintas a su autoeliminación. Simplificar un asunto tan complejo y limitar las acciones a infraestructura y represión es hasta irresponsable. La Comuna 13 no brotó espontáneamente del suelo, como un hongo, su semilla se sembró cuidadosamente y ha sido multiplicada y abonada con estigmatización, exclusión y acercamientos de un estado humano y sincero. La balas reproducen balas, la lágrimas más llanto y la viudez y orfandad más balas y más llanto.
Opinión por:

rabil

Mie, 11/07/2012 - 07:29
Quise decir ausencia de un estado humano y sincero.
Opinión por:

tomas caicedo

Mie, 11/07/2012 - 02:23
URIBE LOS GENERALES MONTOYA Y GALLEGO,, JUNTO A LA GENTE DE DON BERNA,, SON LOS CARNICEROS DE LA COMUNA 13
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio