Publicidad
Juan Carlos Gómez 5 Mayo 2013 - 11:00 pm

La conectividad no tiene patria

Juan Carlos Gómez

Hay suficiente evidencia de que los ataques cibernéticos más severos dirigidos a Estados Unidos provienen de China, aunque no hay pruebas concluyentes que vinculen directamente a las autoridades chinas.

Por: Juan Carlos Gómez
  • 17Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/conectividad-no-tiene-patria-columna-420315
    http://tinyurl.com/cqhe64g
  • 0
insertar

Lo que sí se sabe es que existen centros especializados de formación en inteligencia electrónica que utiliza el ejército como recurso estratégico de defensa nacional.

En medio de la “ciberguerra” que comienza y a pesar del temor al espionaje y de la férrea censura que el gobierno chino ejerce sobre internet, las empresas chinas que están en esa industria cada vez tienen mayor alcance global, innovan más en lugar de copiar y algunas de ellas ya están listadas en Nasdaq.

La compañía Huawei ocupa el segundo lugar en el mundo entre los fabricantes de equipos de telecomunicaciones —detrás de Ericsson— y el tercero como fabricante de teléfonos inteligentes —después de Apple y Samsung—. A pesar de su impresionante éxito comercial, ha querido mantener hasta ahora un bajo perfil.

Aunque el Estado no tiene participación en el capital de Huawei, su origen causa escozor en los organismos de defensa de algunos países occidentales. En 2009, por razones de seguridad nacional, el gobierno de Australia no permitió que esa empresa participara en la construcción de su red nacional de banda ancha; un proyecto de más de US$30 mil millones. Como una expresión del sabio y milenario pragmatismo que caracteriza a la cultura china, hoy en día en la junta directiva de Huawei en Australia se sientan influyentes e ilustres australianos: un exalmirante de la Armada, un exministro de Relaciones Exteriores y un exgobernador provincial.

En Estados Unidos algunos congresistas republicanos ven a Huawei como un riesgo de seguridad nacional, percepción que le ha hecho perder a esa empresa grandes negocios, a pesar de la calidad de sus productos que utilizan muchos operadores en ese país.

En medio del miedo a los chinos, hace pocos días se supo que el Pentágono contrató el año pasado un satélite chino para la transmisión de datos a las tropas de Estados Unidos destacadas en África. Al parecer, la conectividad no tiene patria.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio