Por: Columnista invitado

Consejo Nacional Electoral no puede tumbar la revocatoria

Por: Hollman Morris

Los días 15 y 16 de Mayo de 2017 se llevará a cabo uno de los más grandes golpes a la Democracia Participativa en Colombia y uno de sus mecanismos más importantes, la revocatoria, todo para proteger al Alcalde Enrique Peñalosa. Para cubrir la insatisfacción general de los bogotanos, han llamado al Alcalde “incomprendido”, señalando de esa forma a los ciudadanos casi de idiotas. Pero el colmo es que violen la Constitución para protegerlo, ante la mirada y el silencio cómplice de muchos.

El alcalde Peñalosa pretende tumbar la revocatoria por medio del Consejo Nacional Electoral y los Magistrados de este ente, le siguen el juego, aunque saben que lo que están haciendo es totalmente ilegal. El CNE ha proyectado una resolución que pretende que los ciudadanos que quieran revocar a Peñalosa presenten pruebas del incumplimiento de su programa de Gobierno, lo que es altamente subjetivo, y peor, que se presenten pruebas de la insatisfacción general. ¿Quién le dijo al CNE que puede hacer eso? ¿Es acaso el desespero ante una inminente revocatoria al Alcalde Peñalosa?

La ley 1757 de 2015, ley estatutaria y que hace parte del bloque de constitucionalidad, deja muy claro, qué puede y qué no puede hacer el CNE. El artículo 35 de la sentencia 150 de la Corte Constitucional, en su revisión de la ley estatutaria, revisó las competencias que estableció el legislador estatutario y dijo:

"1. Fijar suma máxima de las campañas, 2. Determinar suma máxima de aportes de los ciudadanos u organizaciones siguiendo las reglas previstas en el artículo 12 en materia de financiación de recolección de apoyos y 3. Investigar el posible incumplimiento de las establecidas".

La Corte Constitucional en la sentencia C-670 de 2001 destacó "Esta interpretación estricta de la órbita de las leyes estatutarias, animada por la necesidad de evitar que su radio de acción se amplíe hasta el punto de vaciar las competencias de las leyes ordinarias, no significa que las materias que le son propias puedan ser objeto de otros instrumentos jurídicos. En este sentido, el principio de reserva material que la carta política ha definido para estas leyes es inmodificable y ninguna autoridad estatal está habilitada para interferir con la competencia privativa del legislador estatutario."

En buen castellano, la Corte ha establecido de manera muy celosa el rigor de la ley estatutaria, es decir, no es permitido en ningún orden modificar, ni reglamentar este tipo de leyes, distinto al legislador estatutario. Por lo tanto le es prohibido también al CNE.

Siendo así, el CNE mediante circular del 12 de Mayo de 2017 viola la ley al establecer dos nuevos requisitos y pretender modificar la ley: "1. La acreditación de los requisitos para que proceda el referido mecanismo de participación" y "2. El control de la exposición de motivos que justifica la iniciativa de la revocatoria de mandato.", requisitos que no están establecidos en el artículo 6 de la ley estatutaria 1757 de 2015 que norma la revocatoria.

Dicho esto, lo que pretende el CNE es usurpar la competencia del legislador y legislar sobre la revocatoria cuando no le está permitido. ¿Van a pasar por encima del Congreso, la Constitución y la Democracia para defender a Peñalosa?

Por lo anterior, el viernes instauré una Acción de Tutela para que se proteja mi derecho y el de más de 700 mil bogotanos a la participación ciudadana y a ejercer control político sobre el poder público, tal como se consagra en los artículos 40 y 259 de la Constitución.

Es hora de que la Corte Constitucional se pronuncie, está en juego el derecho fundamental de los ciudadanos a ejercer el control político a los poderes públicos.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado