Publicidad
José Fernando Isaza 13 Feb 2013 - 11:00 pm

Constantes universales

José Fernando Isaza

En el área de la física son bien conocidas las llamadas constantes universales, que se caracterizan por tener el mismo valor en cualquier parte del universo.

Por: José Fernando Isaza
  • 80Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/constantes-universales-columna-404709
    http://tinyurl.com/brecvtv
  • 0

Por ejemplo, la constante de gravitación G, que explica la caída de una piedra en la tierra o el período de rotación de una galaxia. La velocidad de la luz en el vacío, c, que mantiene su valor independientemente de la rapidez de la fuente que la emite o del lugar del cosmos. La constante de Planck, h, el factor proporcional de la mínima cantidad de energía que puede intercambiarse, es igual en un circuito integrado y en el interior de una estrella.

Parece que en el mundo de la política, o el de la arquitectura, también aparecen ciertos valores que tienden a permanecer inmodificables en el tiempo y en el espacio. Algunos cínicos han propuesto una nueva constante que, si bien no es universal, sí puede aplicarse a nuestro planeta. Se ha denominado I; mide la suma de los coeficientes intelectuales de los habitantes y visitantes de un edificio, I (1), y la magnitud I (2), que se deduce de los parámetros de construcción del denominado edificio inteligente. La hipótesis es I = I (1) + I (2).

La conclusión sencilla es preocupante: entre más inteligente sea el edificio menos tienen que serlo sus usuarios; por simetría, usuarios de un buen nivel intelectual no requieren realizar su trabajo en construcciones muy inteligentes.

Hace 10 años uno de los principales escuderos del recién elegido presidente sorprendió con la declaración de que, en las elecciones para el Congreso, los paramilitares habían elegido el 30% de simpatizantes. El país reaccionó sorprendido e incrédulo, pero a los pocos meses el jefe de los ejércitos paramilitares confirmó esta cifra. Hoy, el mismo escudero afirma que la lista uribista al Senado elegiría un 30% de sus miembros. Puede concluirse que la participación de la ultraderecha, armada o no, debe tener como representación el porcentaje antes citado, independiente del tiempo transcurrido.

C = F x raíz beta de (G). Se postula C como una nueva constante en el conflicto colombiano. F representa el número de efectivos del Ejército, G el numero de combatientes irregulares e ilegales guerrilleros y paramilitares. A medida que G disminuye por la acción del Ejército, F aumenta. Hace tres lustros había diez efectivos del Ejército por cada guerrillero; hoy hay cerca de 30 militares activos por cada guerrillero. Es de esperarse, como lo desean una mayoría de colombianos, que el proceso de dejación de las armas por parte de las Farc y su vinculación a la política sin recurrir al uso ilegal de armas, tengan éxito. Es vital que este hecho positivo no implique un aumento asintótico de F. Por el contrario, debe permitirse que el país adecúe el tamaño y el gasto militar a sus posibilidades financieras y a sus necesidades de defensa de la soberanía. La política de buenas relaciones con los vecinos es más efectiva y menos costosa que la de confrontación permanente, con movilizaciones fronterizas de las Fuerzas Armadas y compras masivas de armamento. Un ejército profesional y cada vez más respetuoso de los derechos humanos, como lo muestra la reducción de los asesinatos fuera de combate, es un objetivo que debe lograrse en un proceso de paz.

  • José Fernando Isaza | Elespectador.com

  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • EE.UU. lanza la "Operación Coyote" para luchar contra tráfico de inmigrantes
  • Los números que llevaron a James Rodríguez al Real Madrid

Lo más compartido

20
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

manamuisca

Dom, 02/17/2013 - 11:54
profe no estropie tu cátedra de matemáticas con la doilorosa realidad, la conjetura só se acerca a título de hipótesis nula , pues el sistema dee complejidades fractales nos une el pais formal de democracia representativa en institucxiones aparentemente públicas y el pais real de conflictos armados, poderes oligarquicos con éticas blanditas y motivatos por intereses venales, donde la mayorá o la doxa opinion discute ecolasticamente y bizantinamente temas como los plantaedxos por Uribe o por los periodistas acerca de la paz dnetro de este orden social y político o de guerra dentro d este desorden internacional
Opinión por:

jaramo

Sab, 02/16/2013 - 15:17
Me encantan estas especulaciones !!! obligan a pensar.
Opinión por:

Héctor J. Pedraza P.

Vie, 02/15/2013 - 14:35
Esta, la del 30% de representación de la ultraderecha en el parlamento colombiano, seguramente la asumen sus inspiradores en el porcentaje que de manera "natural" les ha deparado este país de cafres -como bien lo llamó el maestro Echandía-. En cambio la constante que reclama la oligarquía paisa en cuanto al derecho que en materia de riqueza les tiene deparado el destino parece ser una pero que opera como factor exponencial. Y si no, cómo explicarnos el comportamien-to del presidente Uribe con Tomás y Jerónimo al mostrarlos ante el país y su juventud entera como personas que al adquirir los terrenos en Mosquera no estaban ejerciendo tráfico de influencias.Sencillamente estaban cumpliendo con los designios que la divina providencia, desde la eternidad, le tiene reservado al clan Uribe Vélez
Opinión por:

andaje

Jue, 02/14/2013 - 18:16
Aqui la constante se esta presentando, como llego Uribe al poder, llego influenciado por los paracos y senadores paracos, claro, el no los conoce, fue una fuerza indirecta que lo favorecio, que buena estrella, la cosntante no ha pasado , la corte esta citando a otros ilustres senadores de la costa por relaciones con paracos, no se les ha comprobado nada todavia, pero, eso es un ssecreto a voces , ellos tampoco los conocian , la constante es su inbocencia, pobrecitos, ellos son inocentes.
Opinión por:

sabueso

Jue, 02/14/2013 - 15:31
ah prof sin animo de ofendr si f baja quien le cuida las burbujas a invercolcha o quien l hac el merca a la minis o quien saca al can al parque o quien cuida expres ilegales
Opinión por:

sabueso

Jue, 02/14/2013 - 15:25
estupndo prof una clas de estadistica con buen humor critico
Opinión por:

Alfredo O

Jue, 02/14/2013 - 14:50
Tal vez la constante universal, y universitaria, es el cinismo. Los libros "Agroecologìa" (Pràger y otros, 2002) y "Agricultura y ambiente" (Pràger y Escobar, 2003), editados por la Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira, fueron denunciados por plagio o violación múltiple al derecho de autor. El libro "Agricultura y ambiente" ya fue retirado de circulación por plagio, muy en silencio. Nadie fue sancionado. El cinismo no se limita a la publicaciòn reiterada de obras fraudulentas e impunidad, sino que los autores y directivos de las dos obras con plagio docente fueron premiados en el alma mater. Además Unimedios y Aspun guardan silencio en relaciòn con el plagio docente en la Universidad Nacional de Colombia. ¿Delito, impunidad, premios y silencio estatal? Visite www.plagiosos.org
Opinión por:

Vonf

Jue, 02/14/2013 - 12:05
Al final termine riendo pero tiene mucho de verdad al ver la nueva generacion. La estupidez humana no tiene limite, dijo un genio hace unos cuantos años.
Opinión por:

Tetricaloctus

Jue, 02/14/2013 - 11:23
La constante política, ajena al tiempo y a la geografía colombiana, del 30% de ultraderecha me parece aceptable, no toda uribista, sino comprendida la clerical y la académica. En cambio, la extrema izquierda tiene un tope máximo del 10%. El 60% de centro izquierda, centro derecha y anómicos tiene la mayoría y tiene el poder, pero se la pasa defendiéndose del 40% de beligerantes activos. Por lo cual, la política colombiana es función de las extremas. P = f(ED + EI).
Opinión por:

turul

Jue, 02/14/2013 - 10:30
Si beta, o sea el CI de los mamertos, fuera mayor, nunca habría habido guerrilla y no habría habido necesidad de gastar millonadas en combatirla. Tampoco habrían existido las autodefensas convertidas luego en paras. Por otra parte, también sería entendido por todos que cuando a uno le declaran una guerra, debe librarla y ganarla en vez de darle la razón al agresor.
Opinión por:

turul

Jue, 02/14/2013 - 17:44
sicclon, si usted mata, es asesino; si justifica que alguien lo haga, no tiene criterio, independientemente de que sea bruto o inteligente. Nadie tiene razón ni derecho para matar, ni para secuestrar, ni para poner bombas, ni para hacer atentados terroristas, pero todo el mundo tiene derecho a defenderse. Delinquir sin obtener nada a cambio es sumamente estúpido; es irracional. Justificar el delito también lo es. En matemáticas se aconseja simplificar siempre que se pueda; en el resto de la vida también conviene hacerlo.
Opinión por:

sicclon

Jue, 02/14/2013 - 12:30
Realmente es de personajes con muy bajo IQ el creer que las cosas son así de planas.
Opinión por:

Contradictor

Jue, 02/14/2013 - 10:40
Turul, que coheficiente intelectuall tiene usted como vocero paramilitar?
Opinión por:

ccdc

Jue, 02/14/2013 - 09:40
Los físicos, siempre perdidos en sus embelesos matemáticos. Quienes no se dejan arrastrar consiguen soluciones razonables, como Feynmann y su electrodinámica...
Opinión por:

carlos hugo

Jue, 02/14/2013 - 08:26
El número de efectivos de la Fuerza Pública es necesario y se debe fortalecer en la medida que aumente el peligro para la ciudadanía por la acción criminal da las Farc y las Bacrim. Estas bandas de delincuentes hoy día son la misma cosa: traficantes de cocaína.
Opinión por:

grillo52

Jue, 02/14/2013 - 07:57
Con $200 BILLONES que se gastö uribe en sus 8 años cuantos empleos se podrían haber generado? cual es el promedio del IQ de los que no ven que una plaga no se acaba solo fumigando si las condiciones que la mantienen continúan?
Opinión por:

MayuPankara

Jue, 02/14/2013 - 07:01
Una cosa es el ejército, y otra cosa es el militarismo. Colombia es militarista, no solamente por la cantidad de efectivos con relación al número de habitantes, sino por la cultura militarista que hemos creado: arrogante, abusadora, fuertemente jerarquizada, machista... Yo espero que los colombianos hagamos nuestra revolución y cerremos ese ejército terrorista, masacrador y torturador, y que creemos un ejército verdaderamente nacional, popular, cumplidor de la ley, honorable, disciplinado. No el bando de abusadores que tenemos.
Opinión por:

Unopinador

Jue, 02/14/2013 - 09:15
Muy de acuerdo con su opinión, MayuPankara.
Opinión por:

turul

Mie, 02/13/2013 - 23:54
Beta es el coeficiente intectual de un mamerto. Es una constante universal.
Opinión por:

Contradictor

Jue, 02/14/2013 - 10:35
De un "mamerto" uribista.-
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio