Publicidad
Eduardo Sarmiento 21 Sep 2013 - 10:00 pm

Crecimiento endeble

Eduardo Sarmiento

La información de las cuentas nacionales reveladas por el DANE es mejor en la forma que en el detalle. Las tendencias contractivas se mantienen y no permiten avizorar un cambio en el segundo semestre.

Por: Eduardo Sarmiento
  • 546Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/crecimiento-endeble-columna-447827
    http://tinyurl.com/p9m5zgp
  • 0
insertar

La mejoría del segundo trimestre se explica principalmente por la Semana Santa; en este trimestre se trabajó cuatro días más que en el año anterior. En el semestre la economía creció 3,4%, muy por debajo de la predicción oficial de 4,5 para el año. El peor desempeño se registra en la industria, que cayó 1,6%. Por lo demás, el crecimiento se origina en pocos sectores que crecen a altas tasas que no son sólidas. Así, el aumento de 22% del café obedece al mal desempeño de años anteriores y coincide con el derrumbe de los precios y billonarios subsidios. Los elevados incrementos de la construcción de edificaciones y obras civiles no tienen una contraparte en el cemento y los materiales de construcción y el empleo, que descienden en las encuestas del DANE. Por su parte, los sectores que dominaron el panorama en la última década, como la minería, el comercio y los servicios, decaen en forma considerable con respecto a la tendencia histórica y la reciente.

Si bien las predicciones y las modificaciones proliferan, no se ha avanzado en el diagnóstico de las causas de la caída. El primer candidato es el abaratamiento de las importaciones. Buena parte de la elevación del ingreso de la última década provino del aumento en los términos de intercambio por la adquisición de productos a bajos precios en el exterior por el desmonte arancelario y la baja de tipo de cambio. Pero eso no podía durar infinitamente. El aumento de las importaciones terminó destruyendo el valor agregado y el empleo. Aún más, configuró un déficit en cuenta corriente de 3,5% del PIB que se ocultó por los altos precios de los productos básicos y ahora se verá ampliado por la inminente caída. No es algo que se pueda absorber sin traumatismos. De seguro le propinará a la economía un fuerte choque de demanda efectiva.

El país está sufriendo lo que se anticipó durante varios años. En múltiples columnas señalamos que el deterioro de la industria y la agricultura y el cuantioso déficit en cuenta corriente conducirían a un estado de difícil retorno. Las advertencias contrastaban con el optimismo del Banco de la República y los organismos internacionales. Tan solo ahora, ante la evidencia de las cifras, en los círculos nacionales e internacionales se reconoce la vulnerabilidad de la economía. Sin embargo, no se ha avanzado en una estrategia para enfrentarla.

En cierta forma, se confirma que la organización del Banco de la República no está en capacidad de enfrentar la inestabilidad mundial. Las alteraciones externas no pueden ser contrarrestadas con la modalidad de cambio flexible y la política de tasas de interés. La intervención del Banco en el mercado cambiario, de nuevo, no ha dado los resultados anunciados; en los últimos seis meses; la devaluación no llega a 5%. Los hechos están conduciendo a regañadientes a revindicar los aranceles y modificar el régimen cambiario.

La economía no está bien. Las tendencias declinantes y la inestabilidad persisten y las acciones para enfrentar el debilitamiento de la balanza de pagos han resultado infructuosas. Lo mismo se observa en los indicadores avanzados del segundo semestre; en julio se registraron caídas de las exportaciones y la producción industrial, se acentuaron las bajas de las cotizaciones internacionales de productos básicos y se elevaron las tasas de interés de largo plazo. Todo apunta a que la economía crecerá cerca de la predicción de 3,5% que publiqué al principio de año.

  • Eduardo Sarmiento | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 7
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Oscar Pistorius deberá pagar cinco años de prisión por el asesinato de su novia
  • Derechos pensionales para parejas homosexuales siguen siendo una lucha
  • El hombre de la voz elegante

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
7
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

frasomad

Dom, 09/22/2013 - 17:32
Al Dane no se le debe Creer por nada del Mundo
Opinión por:

AQUILEO PARRA

Dom, 09/22/2013 - 17:31
¿Control de cambios 444? ¿Denunciar el TLC o al menos reformarlo drásticamente? Proponga algo, compadre.
Opinión por:

Gunefa

Dom, 09/22/2013 - 12:35
Hasta cuando los gobiernos escucharán a los científicos de la ciencia económica y no a los economista de academia, mal llamados tecnócratas?; Doctor Sarmiento porque no intenta un llamado, junto con otros Economistas Científicos Colombianos, al presidente que es economista y escuche razones técnicas y no politiqueras, para enrumbar nuestra economía?
Opinión por:

arturoarmenia

Dom, 09/22/2013 - 10:13
Aunque el profesor Sarmientos ha diagnosticado al país en todos los sectores... llevamos tiempo esperando que el Banrepública entre en razón.. sin embargo allí llegan los tecnocratas que han mostrado buenas prácticas políticas y no precisamente quien se alinea de acuerdo a la conveniencia de la nación.....Cualquier política pública choca con el clima macroeconómico adverso.... seguimos siendo un país con riquezas naturales y población sin trabajo esperando a que la versión librecambista sea derrotada.... pero como se habla de confianza inversionista ...de los huevitos de Uribe y entonces reelegir a la camarilla de este señor para que continuemos generando violencia que el promete controlar con la "seguridad democrática"...colombianos es hora de partidos alternativos....
Opinión por:

suesse

Dom, 09/22/2013 - 09:09
En lo endeble de nuestra (incompleta) economía está el lío. Colombia no absorbe en su sistema a la totalidad de la población, hay demasiada ilegalidad, informalidad, muy poca capacidad de ahorro, de inversión, de producción y productividad. Y mucha deuda,mucha intermediación, mucho mercachifle, mucho espíritu de agiotismo, de avaricia, de aprovecharse de los demás, del momento, y ojalá, con el apoyo estatal (saqueo de recursos públicos). Muchas ganas de no dar empleo (qué lio es ese!), o de no darlo como debiera ser. Muchas ganas de ganar rápido, fácil. Y poderes gigantes de bancos, constructores, transportistas, gamonales, EPS, contratistas y "consultores" que se venden al mundo como pre-OECD, cuando aun hay mujeres y bebés que mueren por abandono fisico y moral. Absurdistán, 100%!
Opinión por:

polista

Dom, 09/22/2013 - 07:34
Seguimos de rabo para el estanco pero como quién vende un aguacate podrido busca el mejor lado para seguir en el intento. Los resultados son malos , los mentirosos economistas del gobierno y de la derecha siguen pregonando mentiras con el afán de mago barato de que la campana los salve , una avalancha como Armero o un crudo invierno o cualquier paraguas para ellos y desastre para la patria. No es posible ir por el camino correcto cuando no hay estadista , cuando lo importante es recaudar , exprimir , darle a los que mas tienen , exigir inhumanamente que los colombianos sostengan este sistema que es la prosperidad de unos pocos y la ruina de todos...no como lo pregona el presidente Santos.
Opinión por:

Boyancio

Dom, 09/22/2013 - 05:22
Tú sabes mucho de economía, viejo man, pero a la hora de la verdad, te digo francamente, que a los que nos gobiernan, ni les va ni les viene. Para de sufrir, y mejor te vienes para Galonsintapa para levantarte el ánimo a punta de ron. Si quieres, no te voy a obligar; pero si vienes, traes billete, que las hembras de por acá son de ambiente refrescante y de poco hablar... ¡pero cantan! Tienes que perder la fe, para que puedas pasarla mejor.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio