Publicidad
Iván Mejía Álvarez 4 Mar 2013 - 9:29 pm

Hablemos claro

Cubilla

Iván Mejía Álvarez

Quien diseñó la zona pura lineal fue el profesor Ricardo de León, pero quien mejor la interpretó en el fútbol colombiano fue el uruguayo Luis Cubilla con el Atlético Nacional.

Por: Iván Mejía Álvarez
insertar

De León fue un teórico y logró montar equipos de pressing, bloques pequeños, trabajos defensivos a la pelota, olvidándose del hombre e introduciendo el concepto de la marcación zonal total. Cubilla incrementó esos trabajos y en el elenco verde encontró aventajados alumnos en Maturana y Hugo Gallego, quienes también habían estado con De León, en el Tolima, lo que les permitió llevar esas ideas tácticas, modernas para el momento en el país: eran la última versión de la eterna lucha conceptual hombre-pelota.

Cubillas era un tipo inteligente, sagaz, mañoso, pero un técnico de ideas muy claras en materia táctica. Trabajó con una camada que venía saliendo de los últimos manejos de la marcación al hombre y encontró en la zona pura lineal otra forma de ver y entender el fútbol. Y con su idea, con su concepto, logró muchos títulos, copas y reconocimiento.

La zona lineal ya no se practica en el mundo. Algunos técnicos han dejado residuos de la idea dentro de su breviario, pero hoy el fútbol se mueve en otras corrientes, algunas combinaciones de hombre con zona, marcajes a presión, pero la zona como tal, sólo referencia a la pelota, dejó de existir y ser válida.

Cubilla fue un adelantado en el país, igual que en su momento lo fue el yugoslavo Toza Veselinovich cuando trajo la preparación física intensa en la década de los setenta y cambió el molde del trabajo en el país, y como lo fue el maestro Osvaldo Zubeldía, quien implantó los marcajes personales. Técnicos que dejaron nuevas ideas, que renovaron los conceptos, que ayudaron a la evolución y crearon escuelas. Sería injusto no mencionar al doctor Ochoa, quien se renovó y trajo muchas cosas nuevas en su prolongada y triunfadora carrera.

Lamentablemente, el fútbol colombiano se mueve hoy al mismo vaivén, no hay nada nuevo, los equipos juegan todos muy parecido, nadie se atreve y la rotación de los técnicos impide la agradable sorpresa de ver cosas nuevas en materia táctica. El carrusel de los técnicos es monótono, son los mismos con las mismas, no hay nada nuevo. Los tiempos del cambio y la evolución pertenecen al pasado, casi todos se mueven con los cuatro y cinco volantes, los dos puntas, el hombre en solitario.

Falta que algún directivo entienda que afuera hay vida y que se requiere un poco de atrevimiento para traer técnicos nuevos que puedan aportar cosas nuevas. Claro que después de experimentos como Ómar Labruna e Insúa, ya nadie quiere experimentar, porque según los dirigentes es mejor malo conocido que bueno por conocer...

  • Iván Mejía Álvarez | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 15
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Pepe pone a ganar al Real Madrid en el Bernabéu
  • Lupa a convenios de la Secretaría de Educación
  • La liquidación del Inpec es posible

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • Atlas científico de relaciones sexuales
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
15
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 15:52
De fuente muy confiable se que el "negro" creía en las bondades de las divisiones inferiores, pero al mismo tiempo había detectado el bajo nivel cultural del jugador criollo colombiano. Dos cosas parecen entrabar, al paso de los lustros, el que no hubiera pelechado mejor la semilla del exDt uruguayo de paso por Nacional: una, el haber sido simple trabajador de un malévolo patronato -la cosa nostra- que contaminó todos los ámbitos de la sociedad; en este sentido y como buen porteño avezado en artes de maulas y caraduras, sabía que su paso por estas latitudes tenía raíces sociales poco profundas. Dos: pese a su originalidad y a su habilidad (como DT) su pathos charrúa se concentraba más en explotar al máximo las mañas tácticas que el reglamento permite, sacrificando si era necesario la esté
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 19:54
-tica del juego. Haber alineado a dos jugadores de mediana a baja condición técnica al lado de un crack (Maya&Suárez respaldados por Brown) y hacer rendir semejante combinación en la zaga de Atlético Nacional del ‘83, por ejemplo, es una muestra de su habilidad para estructurar tácticamente sus equipos superior a los dones individuales de sus jugadores, lo logró, asimismo con el Olimpia paraguayo.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 19:46
Jorge Luis Borges sentía un profundo -casi fetichista- respeto por los 'orientales'. Intuía en sus vecinos una valentía y un coraje, de lejos, superior a lod de los argentinos (si a Borges le hubiera gustado el fútbol, hubiera considerado a Obdulio Varela como un héroe épico). A pesar de su malicia indigena, Cubillas encajaría en esa categoría pero como uruguayo genuino justificaba ese carácter cetrino y hasta tristón que caracteriza a los guerreros.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 16:54
La exaltación de sus innovaciones en el orden táctico, no impidió -tal vez no le interesó suficientmentee- que la interpretación de cómo asumir los partidos y los campeonatos siga fielmente la mentalidad de la época que hoy padecemos (“no hay nada nuevo, los equipos juegan todos muy parecido”). De nuestros hombres de Estado –los ejecutivos de ambos sectores: el público y el privado- hemos bebido las heces de una manera de administrar, de una manera de medrar: siempre que sea legal, todo se vale… aunque no sea ético.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 16:52
El fútbol del que se duele Mejía nos ofrece casi el mismo perfil posmoderno: siempre que no esté contra las reglas del juego, todo se vale aunque sea antiestético. Como el mismo columnista lo advierte: “la zona como tal, sólo referencia a la pelota, dejó de existir y ser válida”. ¿Quién desmentiría hoy la obsolescencia de otros inventos tácticos?
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 16:52
Tres vectores de índole cronológico determinan la caducidad o vigencia de ciertos patrones de comportamiento social que en el fútbol, por supuesto, también tienen cabal cumplimiento: ¿Qué es lo ARCAICO futbolísticamente hablando? ¿Qué cosas están enterradas para siempre en el pasado y que ya no volverán?¿Qué es lo RESIDUAL, lo que a pesar de perder puntos con las novedades se resiste a desaparecer y aún tiene legitimidad? ¿Qué es lo EMERGENTE?¿todo aquello que bien puede ser saludable porque oxigena viejos prejuicios, o que bien puede descrestar calentanos?
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 16:49
Para nosotros, la garra charrúa, interpretada en la imaginación y un novedoso ordenamiento de las piezas de juego, es parte del legado –RESIDUAL- de Luis Cubillas. Lo ARCAICO ya está dicho: las fechas de vencimiento y mutación de la interpretación literal de la línea. La pregunta es por lo EMERGENTE: aquí Mejía puede desplegar a sus anchas toda su jeremíada: el desierto de lo real del FPC.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 16:51
Una cuarta categoría que se determina también al paso del tiempo, lo CLÁSICO: queda por inquirir dentro de este esquematismo táctico estratégico lo que, a partir de los resultados, quema o llena de incienso a los DT. Puede que el fútbol uruguayo se distinga –con sus excepciones- por su espíritu guerrero pero tiene al menos una envidiable identidad. En nuestro FPC pulula el protagonismo mártir de los DT que se inmolan inmolando con sus adocenados diseños tácticos y su mustio discurso de "repetir, repetir y repetir" el talento de los jugadores criollos, atentado todavía impunemente contra una identidad tan diversa como pluriétnica.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Mar, 03/05/2013 - 16:47
Estos inventos (los remakes tácticos como única opción de lo EMERGENTE) por homogenizar lo que culturalmente parece irreductible no han podido -gracias a Dios- malograr el virtuosismo del jugador colombiano, del que hoy se nutre, obviamente, la selección nacional . Virtuosismo que nace de lo clásico del futbolista colombiano: su rica diversidad que en el fondo se resiste a las tácticas perreras. Su generosidad que no obstante, accede a hacerle creer a los DT que ellos “saben” de lo hablan.
Opinión por:

LUFEFI

Mar, 03/05/2013 - 09:29
Le faltó la dupla mas importante, Mujica y Gesto ellos en mi opinion fueron mas importantes que De Leon, de otra parte los tecnicos colombianos crecieron gracias a la influencia de verios tecnicos extranjeros: toza, popovic, vidinic, zubeldia, bilardo y los ya nombrados cubilla, de leon y mujica, de ochoa no se aprendio si no la organizacion de un equipo pues su oscuro trabjo con el america del cartel de cali no es par tenr en cuenta
Opinión por:

complicado

Mar, 03/05/2013 - 10:59
El futbol lo acabó de inventar Vicente Feola DT de Brasil a mediados del siglo pasado con el 4_2_4, los que vinieron despues solo han agregado jugadores a la defensiva. Y el que se reinventó lo que quedó del futbol colombiano luego de "el dorado" fue Ochoa. Aunque de pésimo caracter, todavía se aplican los conceptos básicos que el trajo e impuso.
Opinión por:

adulto

Mar, 03/05/2013 - 06:51
Ivan Mejía Alvarez, con su lenguaje rebuscado idiotiza a ingénuos. Y el producto final son fanáticos irracionales del futbol que atentan contra cualquier persona.
Opinión por:

coloyita

Dom, 03/10/2013 - 08:21
Adulto ya ? y tan infantil
Opinión por:

elkazul

Vie, 03/08/2013 - 20:38
comentario estupido= estupido
Opinión por:

nolberto vasquez

Mar, 03/05/2013 - 00:13
paz en su tumba,,,,fue un gran DT,,,,,no me gusto que hubiera muerto en un ancianato
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio