Publicidad
Gonzalo Silva Rivas 10 Sep 2013 - 10:00 pm

Notas al vuelo

De marca mayor

Gonzalo Silva Rivas

En este mundo globalizado y competitivo, tanto países como ciudades recurren a la proyección de su imagen y a la promoción de sus atributos y bondades como estrategia de marketing.

Por: Gonzalo Silva Rivas

Promover elementos diferenciadores es la única alternativa para penetrar y conquistar los exigentes mercados que giran alrededor de actividades como el turismo, las compras o las inversiones.

Las marcas son hoy en día su principal carta de presentación para hacerse visibles ante el mundo. Algunas han resultado tan exitosas, como el afamado “I Love New York” del publicista Milton Glaser, pero la mayoría se hunde en el fracaso por su falta de contundencia, claridad, novedad o permanencia, o por el evidente divorcio entre los mensajes que transmiten con las propias realidades del lugar o con la calidad de los productos y servicios que se ofertan.

El año pasado, nuestro país estrenó su nueva imagen denominada “Co Colombia” y solo el tiempo nos dirá hasta dónde llega el alcance de sus logros. Ahora, la capital de la República acaba de lanzar la suya, soportada en el nombre de Bogotá, donde el acento sobre la Á representa un símbolo que adquiere diferentes figuras según el segmento turístico o económico que represente: cultura, negocios, gastronomía, golf…

De la mano de la Cámara de Comercio, el Instituto Distrital de Turismo, Invest in, el Bureau y Corferias, la nueva marca bogotana tendrá que exhibirse ante los ojos del mundo para revalorizar el patrimonio de una compleja ciudad, merecedora de múltiples reconocimientos internacionales pero que enfrenta el gran desafío de mostrarse más y venderse mejor.

El turismo debería ser la piedra angular de este nuevo proceso de marketing. Cierto es que los inversionistas suelen mirar primero con ojos de turistas los lugares en los que confían el depósito de sus dineros. Una ciudad adecuadamente preparada y dispuesta para el visitante, fortalece su imagen y se transforma en imán para la inversión.

El reto del país en general consiste en priorizar el alistamiento de su producto turístico para hacerlo viable y competitivo; en mejorar su infraestructura; en cambiar de actitud; en crear conciencia sobre los beneficios de apostarle a la industria; en comprometer esfuerzos públicos y privados para consolidar un sector sostenible e inclusivo, y en reflejar desarrollo y progreso. 

Una marca por atractiva y perdurable que sea deberá sustentarse en la realidad del producto, en la calidad de los activos y en el orgullo de sus gentes. De lo contrario, como lo dice el refrán, será vestirse de seda. Si país y ciudad se lo proponen podrían sorprender a la industria turística con un producto, literalmente, de marca mayor. 

gsilvarivas@gmail.com

  • Gonzalo Silva Rivas | Elespectador.com

  • 5
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Al interior de un ritual de yagé en La Calera
  • Samper, primer gran defensor y escudero de Edgardo Maya como Contralor
  • CE decidirá en "próximas semanas" si acude a la OMC por embargo ruso

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
5
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

FrivadeneiraS

Mie, 09/11/2013 - 12:39
Pese a la corruopción y a la politiquería que solapada o abiertamente ha afectado a la ciudad y le ha robado recursos para desarrollarse y modernizarse con mayor rapidez, Bogotá es una ciudad atractiva que aunque no tiene una infraestructura turística como tal interesa mucho especialmente a los europeos por la calidez de sus gentes, el clima, los sabores y olores que emana del trópico, su vida noctura y sus restaurantes. Amigos extranjeros que la han visitado hablan bien de ella y nos les faltan ganas para volver. Lo que si hay que pararle bolas es a los temas de la inseguriad y la indigencia, que le restan sus buenos punticos.
Opinión por:

suesse

Mie, 09/11/2013 - 05:39
A Bogota hay que reconcerle sus fortalezas, asi sean poco convencionales dentro del "mercado turistico": ciudad de rumba para todo gusto, donde para todos los bolsillos, puede tomar, etc,etc, hasta caer....Lugar donde puede vivir momentos de emociones fuertes, como lo propusieron De Francisco y Moure hace una década, para gente aburrida de la vida (cotidiana). Puede adobarse todo esto con una dosis de ajiaco, y una que otra cosa "exótica" y de buen sabor que hay por alli. De otra forma, olvidémoslo.
Opinión por:

Casta Paria

Mie, 09/11/2013 - 00:03
Ya que se trata de promocionarse como la puta más apetecida de la esquina, podrían desnudar a Bogotá y poner de imagen oficial las saturadas montañas del sur de esa ciudad, hasta Cazucá: al ver semejante desastre los inversionistas foráneos lloverán creyendo que es una zona de guerra que necesita pronta restauración genital, digo, urbana.
Opinión por:

suesse

Mie, 09/11/2013 - 05:36
Crudo, pero cierto. Rehacer, reconstruir, les encanta a gringos, sobre todo....de pronto sea una buena idea!!!
Opinión por:

Latifundio

Mar, 09/10/2013 - 23:19
A esta marca bogotana que la vi en la noticia de una emisora nacional creo que le sigue faltando algo; no puedo entender porque los publicistas y diseñadores no se lanzan con una propuesta arriegada y novedosa. Mas que modificar una letra lo que debería era trabajarse en una buena imagen de la ciudad; por ejemplo, Monserrate, digo yo... O que tal un buen hueco del carril de transmilleno, jejeje...
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio