Ramiro Bejarano Guzmán 19 Feb 2012 - 1:00 am

Notas de Buhardilla

De la ternura a la impunidad

Ramiro Bejarano Guzmán

Solamente a un perturbado como el otrora doctor Ternura, Luis Carlos Restrepo, se le puede ocurrir enviar desde la clandestinidad un comunicado, para que se difunda desde la cuenta de Twitter de José Obdulio Gaviria, pidiendo que se convoque una asamblea constituyente que reelija a Álvaro Uribe Vélez.

Por: Ramiro Bejarano Guzmán
  • 375Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/de-ternura-impunidad-columna-327371
    http://www.elespectador.com/opinion/de-ternura-impunidad-columna-327371
  • 0
  • 116

La lógica de Restrepo es incomprensible y moralmente inaceptable. En efecto, para estos personajillos en franca decadencia, un lío judicial no se resuelve compareciendo ante los jueces ni defendiéndose, sino creando las condiciones para que regrese al poder el único colombiano que modificó la Constitución para hacerse reelegir. La ecuación imposible se traduce en que con Uribe en el poder toda la banda conseguirá que el manto de la impunidad los ampare de nuevo, como cuando se pusieron a salvo de la justicia durante ocho años de intensa corrupción.

Además de que estos semidioses del uribismo han delinquido a diestra y siniestra, no se contentan ni siquiera con otros cuatro años de mal gobierno, sino con un período que sea de ocho años y que además puedan reelegirse. Es decir, no fueron suficientes los ruidosos años durante los cuales abusaron del poder, sino que requieren otros 16 años para que nadie pueda alcanzarlos ni tocarlos. Esa lección ya la tienen aprendida y les ha funcionado: mientras gobiernen nadie se atreve, como no se atrevieron ni siquiera la mayoría de los medios entre 2002 y 2010, no obstante que la corrupción asfixiaba la República.

Cada vez se ve más clara la razón por la cual los uribistas querían que se aprobara una segunda reelección a favor del mesías. No era para fortalecer la seguridad, la confianza inversionista y la inversión social; el propósito era asegurar más impunidad. Por esa misma razón hicieron procurador a Alejandro Ordóñez, quien les funcionó como un reloj suizo mientras estuvieron en el Gobierno, pero como buen diletante se les volteó apenas se convirtieron en viudos del poder.

Desde las épocas de los tenebrosos comunicados de Los Extraditables, con Pablo Escobar a la cabeza, no oíamos algo tan cínico e irritante, como la impostura de Restrepo. Por aquel entonces, los tenebrosos bandidos arrodillaron al Estado con la famosa frase de “preferimos una tumba en Colombia que una cárcel en los Estados Unidos”. La solución también pasó por una reforma constitucional comprada por la mafia, que obtuvo la gracia de prohibir la extradición. Hoy la cosa no se resuelve cambiando un solo articulito, sino destruyendo la Constitución por completo, con unos constituyentes que sean capaces de diseñar el Estado totalitario que siempre han soñado.

Los tiempos han cambiado no sólo porque se restableció la extradición, sino porque los prófugos de la justicia de este milenio lo que quieren es desaparecer el poquito Estado de Derecho que quedó después de su nefasta administración. Mientras ese día llega, deambularán beneficiándose de asilos indebidos, como el que Restrepo anunció estar tramitando.

Por un solo momento valdría la pena que los colombianos reflexionaran sobre cuál podría ser el futuro de la nación si la horda uribista triunfa en su empeño de diseñar una Constitución de bolsillo que les avale para siempre sus fechorías. ¿Otra vez la “Casa de Nari”? No puede ser semejante desgracia.

Adenda. Irresponsable el ministro Juan Carlos Echeverry al poner en duda la honorabilidad de funcionarios de la Imprenta Nacional, empresarios y lobbistas, a quienes acusó de haber recibido dinero por retardar el envío de la ley de reforma tributaria para su publicación en el Diario Oficial, cuando fue su imborrable culpa la única responsable de tan grave tardanza. Ya veremos si con la misma óptica inquisidora Echeverry cuestiona los nombramientos y las contrataciones de sus cercanos en Fonade.

notasdebuhardilla@hotmail.com

  • 116
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio