Publicidad
Augusto Trujillo Muñoz 22 Sep 2016 - 9:30 pm

Debates constitucionales y perspectiva constituyente

Augusto Trujillo Muñoz

La Universidad Nacional de Colombia celebra los 25 años de la Carta Política de 1991.

Por: Augusto Trujillo Muñoz
  • 12Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/debates-constitucionales-y-perspectiva-constituyente
    http://tinyurl.com/jurwozl
  • 0
insertar

El programa se cumplirá los días 27, 28 y 29 del presente mes de septiembre, alternativamente, en el auditorio Camilo Torres de la Facultad de Derecho y en el auditorio Alfonso López de la Universidad Nacional.

Tomo prestado para la columna el nombre del programa académico, que analizará desde el significado político de la Asamblea Constituyente de 1991, hasta los acuerdos de La Habana y la perspectiva constituyente que pueda desprenderse de ellos: Un balance crítico de la Carta, su relación con los movimientos sociales, las minorías étnicas, el territorio y los derechos de la naturaleza, y las dinámicas desatadas en función de un nuevo constitucionalismo desde América del sur.

La polarización actual de los colombianos pone de presente la necesidad de rehacer el consenso constitucional y político. El construido en el 91 naufragó mostrando la incapacidad de las instituciones para garantizar la gobernanza. El siglo xxi no ha conocido consensos. Ni siquiera sabe tramitar las razonables diferencias que surgen entre actores políticos y sociales diversos.

La sociedad colombiana es plural en la sociología y en la cultura pero, tercamente, insisten en mantenerla uniforme en la política y en el derecho. El pluralismo político es la contracara del pluralismo jurídico y la forma en que estas dos expresiones se complementan es a través de la asimetría de unas instituciones que sean capaces de manejar con unas regulaciones el Magdalena medio, por ejemplo, y con otras el Macizo colombiano.

Ese es un tema central del debate político y jurídico de estos momentos. El nuevo consenso por construir, a partir de la jornada plebiscitaria del 2 de octubre, supone asumir el post-acuerdo con propósitos comunes pero, también, modernizar unas instituciones sin las cuales la convivencia entre los colombianos resulta insostenible. Debemos acostumbrarnos a que la paz no es la ausencia de conflictos sino la certeza de que su trámite será el ejercicio de una gestión civilizada. No es preciso estar de acuerdo en todo, pero sí tener un consenso de mínimos.

En el foro de la Universidad Nacional estarán presentes especialistas nacionales y extranjeros, magistrados y exmagistrados, senadores y exsenadores, ministros y exministros, pero sobre todo juristas que van a deliberar en una universidad que se reconoce a sí misma como la conciencia crítica de Colombia. La Universidad Nacional, como pocas, está en la obligación de crear pensamiento democrático.

Esa es una preocupación que acompaña al Decano de la Facultad de Derecho, Genaro Sánchez Moncaleano, y el profesor Andrés Abel Rodríguez Villabona, vicedecano académico y coordinador del grupo organizador del evento. Ellos saben que nada se parece tanto a un país cualquiera como su universidad pública. Por eso su propósito de formar bien a las nuevas generaciones para la vida republicana.

* Exsenador, profesor universitario.

@inefable1

inserte esta nota en su página
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

6
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

comentarista2

Vie, 09/23/2016 - 21:01
VOTEMOS SI, SI, SI Y MIL VECES SI, PARA ACABAR CON TANTAS MENTIRAS DE ESTOS DESALMADOS PERSONAJES. LA HUMANIDAD LES TENDRÁ QUE COBRAR ESTE DESPROPÓSITO TAN ABERRANTE.
Opinión por:

comentarista2

Vie, 09/23/2016 - 21:01
SI GANA EL NO. UNO DE LOS ARGUMENTO QUE EXPONE URIBE PARA PROMOVER EL NO, ES QUE EL ACUERDO DE PAZ DE SANTOS Y LA GUERRILLA NO ES CONVENIENTE PARA EL PAÍS, Y QUE POR LO TANTO SI GANA EL NO, EL GOBIERNO ESTÁ OBLIGADO A RENEGOCIAR LO PACTADO. PERO NO TIENE EN CUENTA QUE LA GUERRILLA DICE QUE NO RENEGOCIARA. ENTONCES: ¿CON QUIEN PRETENDE URIBE QUE SANTOS RENEGOCIE ESTE ACUERDO? COLOMBIANOS, PENSEMOS BIEN ANTES DE VOTAR, SI GANA EL NO LA GUERRILLA ENTRARA AL MONTE Y CONTINUARA LA BRUTAL GUERRA, CON EL COSTO ECONÓMICO PARA EL GOBIERNO Y PARTICULARES Y POR SUPUESTO EL DRAMA POR LAS MUERTES Y LOS LISIADOS DE PARTE Y PARTE QUE TRAE EL CONFLICTO.
Opinión por:

kaliman7

Vie, 09/23/2016 - 19:58
Como dijo Martin L. King: -Nada en el mundo es mas peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda.- Los que no conocen la historia, están condenados a repetirla. Es increíble que mientras los pueblos cubanos y Venezolanos estén luchando por salir del comunismo, el gobierno colombiano vaya a meter a Colombia en el socialismo del siglo XXI, que es el mismo del siglo XX.
Opinión por:

kaliman7

Vie, 09/23/2016 - 19:57
Uno de los principales mandamientos del comúnismo es lo que Karl Marx dijo: (Enarbolar la paz como estrategia para ganar la guerra, difamar a quienes se interpongan, diseñar consignas pacifistas para que el ignorante las repita, justificar acciones violentas como reivindicaciones sociales, desvalorizar la patria y usar los pacifistas como escalones del poder). ¿es difícil entenderlo? Y churchil dijo: ( el que se arrodilla para conseguir la paz, se queda con la humillación y con la guerra). Entiéndase los pacifistas, como los idiotas útiles.
Opinión por:

kaliman7

Vie, 09/23/2016 - 19:57
Vayan y voten por el si, dentro de 10 o 12 años a lo sumo, con la economía destruida, estarán marchando para revocar a timochancro, Teodora , cepeda, santrich, Calarcá o cualquier escoria de esas. Mientras tanto ju-hampa estará en Londres metiéndose su premio nobel por el c.u.l.o, y ni por asomo vuelvo a Colombia.
Opinión por:

CARV

Vie, 09/23/2016 - 13:04
Cierto. La Universidad Nacional de Colombia, la universidad pública (NACIONAL) por excelencia y por antonomasia, es -por Ley por derecho propio- la institución que, en igualdad de condiciones, tiene la prelación para ser la asesora y consultora del Estado en asuntos científicos, técnicos, culturales y legales. No es -como la satanizan los enemigos del pensamiento abierto y crítico- un nido de vagos y tirapiedras, aunque no se puede negar que (sin ser la única) son muchos los eventos reprochables que algunos de sus estudiantes han cometido. Pero los debates que allí se van a plantear son muy dignos de respeto y atención, y habrán de incidir poderosamente en los ulteriores desarrollos de lo que se espera del llamado 'postconflicto'.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$423.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio