Por: Mario Fernando Prado

Despilfarro democrático

Nuestra Patria Boba vivió el domingo pasado otro vergonzoso episodio, supuestamente para honrar la democracia: tiró al cesto de la basura $36.000 millones para alcahuetear consultas internas de los partidos Verde, MIRA y Polo Democrático, que recibieron la bicoca de 500.000 votos.

¿Se justificó semejante derroche? Hay quienes sostienen que se trató de una sana y necesaria inversión y que el Estado bota más millones en darse pantalla, burocracia inútil y sobrecostos, y que ese ejercicio es plenamente razonable y defendible.

Sin embargo, y frente a un censo electoral que supera los 31 millones de votantes y una esperada participación de 7,6 millones, dicho costo resulta salido de toda lógica.

Si a lo anterior le sumamos la ley seca, la prohibición de porte de armas y toda una parafernalia que semiparalizó al país, nos encontramos frente a un exabrupto que no tiene sentido frente a las ingentes necesidades de los colombianos desprotegidos.

Ni para qué hacer un rosario interminable de lo que se habría hecho con semejante baloto. Creo que no terminaríamos nunca.

Pero como estamos padeciendo la dictadura de la democracia, bienvenidos sean estos despropósitos carentes —repito— de toda sindéresis y todo por darles gusto a unos partidos que primero deberían organizarse, saber quiénes son sus simpatizantes y dejar de utilizar al Estado como gancho ciego para que les dé publicidad, importancia y eso que llaman visibilidad.

El palo no está para cucharas: los exiguos presupuestos de la Nación están agotados. Hay que aprobar una reforma tributaria a como dé lugar. La salud está de totuma, y ni para qué seguir. Sin embargo, nos damos el lujo de despilfarrar los tristemente célebres $36.000 millones que salieron del bolsillo de los pobres contribuyentes.

Ojalá los promotores de semejante esquilmación se pongan la mano en el corazón y en sus apetitos políticos y figurativos y entiendan que no es así como se hace control o promoción política, sino que es así como cada día van a perder más y más simpatizantes.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado