Publicidad
Luis Carlos Vélez 7 Jul 2013 - 11:00 pm

¿Qué diablos hará Snowden en Venezuela?

Luis Carlos Vélez

Esa es la pregunta que muchos venezolanos se hacen después de que su presidente, Nicolás Maduro, le ofreciera asilo a uno de los hombres más buscados actualmente en el mundo.

Por: Luis Carlos Vélez
  • 201Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/diablos-hara-snowden-venezuela-columna-432221
    http://tinyurl.com/lj4fvuo
  • 0

Durante la celebración del Día de la Independencia, el llamado hijo de Hugo Chávez hizo el anuncio: “¿Quién viola la ley internacional? ¿Un joven que ha decidido, en una actitud de rebeldía, decir las verdades del espionaje de los Estados Unidos contra el mundo o un gobierno como el de Estados Unidos, o un poder como el de las élites imperialistas que espían al mundo entero?”.

Maduro entonces se convirtió en el primer mandatario del planeta en ofrecerle refugio al hombre que mantiene en vilo a Estados Unidos y que ya ha recibido el rechazo de la mayor parte de la comunidad internacional. Una decisión que puede ser considerada como un acto valeroso o simplemente otra acción irracional y provocadora de Maduro.

El caso de este excontratista de la CIA es uno de los más complejos y problemáticos para el manejo de las relaciones internacionales de Estados Unidos. Este hombre de 30 años, que fracasó en su intento de convertirse en soldado para combatir en la guerra de Irak, pasó a ser el objetivo número uno de la Casa Blanca luego de revelar en una entrevista que la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense no solamente espía a sus ciudadanos, sino que también lo hace activamente en China y otras naciones aliadas. Para nadie es un secreto que entre países hay gran actividad de espionaje y muchos, como el presidente Barack Obama, aceptan que se trata de algo que se conoce y de alguna manera se tolera.

El señor Maduro entonces queda en medio de una situación a la que nadie lo invitó y que, teniendo en cuenta su reciente ofensiva diplomática para mejorar las relaciones con EE.UU., representa una gran contradicción y gigantesca metida de pata. La difícil situación económica de Venezuela hizo que Caracas enviara a su canciller hasta Washington para mejorar las relaciones, teniendo en cuenta que, a pesar de toda la hostilidad verbal contra los yanquis, son sus principales compradores de petróleo.

Entonces, si una relación menos conflictiva con Estados Unidos se puede convertir en un alivio económico para los venezolanos, ¿por qué aprovechar tremendo rollo internacional para aparecer ante el mundo como un rebelde antiimperialista? Maduro olvida que su economía necesita cada vez más a los mercados internacionales y a los que tienen dinero como EE.UU. para aliviar su situación, y que, debido a las iniciativas que buscan la independencia energética de la unión americana, Washington cada vez lo necesita menos a él.

Si finalmente se concreta el asilo de Snowden en Venezuela, es mejor que el llamado topo de la CIA se aprovisione de varias maletas llenas de rollos de papel higiénico y cajas de leche, porque desafortunadamente el pueblo venezolano no las encuentra en sus supermercados y su paso por Caracas será largo, muy largo.

 

* Luis Carlos Vélez, Director Noticias Caracol 

  • 66
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio