Publicidad
Santiago Montenegro 27 Ene 2013 - 11:00 pm

Diez años sin Juan Luis

Santiago Montenegro

El jueves 6 de febrero de 2003, hacia las 4:15 p.m. y después de haber radicado con el ministro de Hacienda Roberto Junguito el plan de desarrollo del primer gobierno de Álvaro Uribe en el Congreso Nacional, los periodistas nos contaron que la avioneta en que viajaba hacia Popayán el ministro Juan Luis Londoño había perdido contacto con las torres de control.

Por: Santiago Montenegro
  • 48Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/diez-anos-sin-juan-luis-columna-399444
    http://tinyurl.com/avfh8h9
  • 0

Pasmados con la noticia, comenzamos una angustiosa espera que se prolongaría por una semana, una de las más aciagas y tristes de toda mi vida. Porque, además de la desaparición de Juan Luis, al día siguiente, pasadas las seis de la tarde, durante una misa por el ministro y sus compañeros desaparecidos, nos enteramos de que una bomba de gran poder explosivo acababa de estallar en el Club El Nogal, matando a muchas personas y dejando numerosos heridos.

Con la muerte de Juan Luis, Colombia perdió no sólo a un gran economista, sino a uno de sus mejores científicos sociales. En un medio donde había muchos macroeconomistas, expertos en teoría monetaria o en finanzas, Juan Luis volvió a poner sobre la mesa los problemas de la distribución del ingreso, la pobreza, los riesgos de la salud, el trabajo y la vejez. Y, además de sus grandes condiciones académicas, tuvo una gran vocación para las políticas públicas, como subdirector del DNP y como ministro de Salud, participando activamente en la elaboración de varias leyes, como la 60 y la 100, de 1993.

Su muerte también fue un duro golpe para el gobierno de Álvaro Uribe. Aunque no lo acompañó en su campaña — estuvo en la de Noemí Sanín—, Juan Luis hizo parte del grupo de tecnócratas que fue muy poderoso en esa administración, la cual, además de su sello tecnocrático, fue en su comienzo de verdadera concertación nacional, con presencia de amplios sectores y de líderes políticos que, más pronto que tarde, se convirtieron en sus férreos opositores.

Con el beneficio de la distancia, no me cabe duda de que, con la muerte de Juan Luis, la balanza empezó a inclinarse en la dirección opuesta y esos espacios tan amplios y fuertes que tuvo la tecnocracia en un comienzo, comenzaron a ser llenados progresivamente por la vieja y por la nueva clase política. Y, por supuesto, con su muerte perdimos sus amigos y conocidos. Porque Juan Luis era una gran persona, competitivo como todos, pero de buen corazón, simpático, lleno de anécdotas y de chistes y con una carcajada atronadora que lo anunciaba a donde llegaba. Pero, sobre todo, era una tromba, una máquina para producir hipótesis y conjeturas sobre los problemas económicos del país.

En donde se encontraba, en los seminarios académicos, en el consejo de ministros o en los cumpleaños y primeras comuniones de nuestros hijos, nos retaba a responder a sus ideas, a plantear nuevos proyectos de ley o a discutir los artículos recién publicados en las revistas especializadas. En los últimos días andaba angustiado por las cifras del desempleo y proclamaba que las grandes teorías las había reemplazado por una nueva, que llamaba LQF: lo que funcione. Y, porque lo recuerdo así —incansable, pensando, debatiendo y confrontando ideas, hasta el último minuto de su vida—, me lo imagino también como al labrador de Bernárdez, para quien la eternidad fue su primer domingo.

  • 32
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • ¿El socio de los 'narcos' en Venezuela?
  • Lanzan vino con sabor a Los Simpson

Lo más compartido

32
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

manamuisca

Sab, 02/02/2013 - 19:19
El ilustre econoista? como el PHD Arias?privatizadores neofisiocratas cual turgot colombianos en la corte de don Luis ilstrado por alas universidades norteamericanas con sus escuelas neoliberalescuyos perversos postulados geberaron un desestúmlo a la formacion para el trabajo y genera una profesionalización mendicante
Opinión por:

jojecarte

Mie, 01/30/2013 - 21:11
Bien muerto está y espero lo mismo del genuflexo escribiente; tecnócratas, burócratas, cleptócratas de mierda que me tienen regalando los domingos y festivos.
Opinión por:

elperipatetico

Mie, 01/30/2013 - 16:31
No hay muerto malo, ni novia fea dice el dicho
Opinión por:

elmonpa

Lun, 01/28/2013 - 21:16
¿Que extraño uqe los mejores amigos de URIBE que le conocian todas sus pilatunas y se habian beneficiado con ellas hayan muerto en accidentes absurdos de aviacion.Estoy hablando del señor carmona que era bien conocido en los negocios de la coca y del señor ministro de salud mas conocido todavia pues fué el autor de la ley 100 que mandó a la ruina a millones de colombianos .
Opinión por:

doloresthomas

Lun, 01/28/2013 - 23:37
Y Pedro Juan Moreno...
Opinión por:

Sky_Voyager

Lun, 01/28/2013 - 20:29
... radicar el plan de desarrollo del gobierno de Uribe ?? ... recuerdo que estaba tramitando era la reforma laboral que despojo a los trabajadores colombianos de los recargos nocturnos y festivos ( logro la magia de tener un dia con luz solar desde las 6AM hasta las 10 PM), redujo a menos de la mitad la indemnización por despido injustificado y planteo la eliminación de la prima de Junio para los pensionados (mesada 14) ... fueron esos sus principales aportes para la posteridad ... y Juan Manuel Santos continuo eliminando los parafiscales y el aporte a salud de los patronos para sus empleados ... Gracias a estos genios el trabajador colombiano lleva una vida más miserable y algo tiene que ver con la mayor inseguridad ... Triste recordarlos por eso ... y partimos y nada nos llevamos !
Opinión por:

Sky_Voyager

Lun, 01/28/2013 - 20:33
... más ha hecho el indigena Evo por su pais, recuperando el gas natural para Bolivia y vendiendolo a precio internacional a sus vecinos ... sin haber ido a Harvard ... que todos nuestros tecnocratas neoliberales ...
Opinión por:

alekos

Lun, 01/28/2013 - 19:38
Lamentándose por la muerte de semejante personaje nefasto para la seguridad social del país. Yo no le deseo la muerte a nadie, ni a mancuso, timochenco o Uribe, pero hacerle homenaje a personajes que con sus acciones trajeron consecuencias tan terribles para el pais si me parece el colmo. Claro, esta columna se entiende perfectamente viniendo de quien viene: todos se han beneficiado enormemente de la pobreza colombiana, así que se dan las gracias y es extrañan.
Opinión por:

marthalopezr2002@hotmail.com

Lun, 01/28/2013 - 18:11
Dr. Montenegro, reciba mi saludo, mi respeto y admiración; hoy los fondos de pensiones tienen futuro.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 01/28/2013 - 18:05
"Bad things happen to good people". Afortunadamente, los mala gente también lloran...
Opinión por:

Dudo

Lun, 01/28/2013 - 15:51
Don santiago Montenegro escriba en su columna que los Colombianos de a pie pagamos con nuestros impuestos dos ejércitos privados para que los cuiden a ustedes y sus propiedades, que son archi-millonarios : policía y ejército nacionales.
Opinión por:

Ar mareo

Lun, 01/28/2013 - 14:17
Macroeconomia es el juego de un tipo estrato 6 tratando de ver cual teoria economica se ajusta para legalizar para unos cuantos el robo sostenido del tesoro.
Opinión por:

carlos mendoza

Lun, 01/28/2013 - 14:09
Quien juega con nuestras pensiones en las bolsas ahora escribe una loa póstuma a quien le hizo un daño enorme a la gente común en Colombia con la ley 100...Tecnócratas al servicio del gran capital...
Opinión por:

Germinación

Lun, 01/28/2013 - 12:10
El talibán neoliberal de Juan Luis Londoño prometió "crucificarse" si la ley que empujó -recortando horas extras, dominicales, etc. - no generaba 500.000 empleos nuevos. A las pocas semanas este tipejo, que viajaba en avioneta sospechosa, quedó "crucificado" en un cerro. Es tan malo el soporte académico de la mencionada ley, que hasta un petrimete como Alejandro Gaviria, actual minsalud, dijo en su momento que eso no servía para nada,
Opinión por:

Patecaucho Cibernético

Lun, 01/28/2013 - 11:57
Don Santiago...Dos palabras más ...Y lloro. Con semejante folletín, arranco de inmediato a llevarle 100 flores de ley a la tumba del "inmolado prócer"...PUFFFFFFFFFFFFF.
Opinión por:

Sarcher

Lun, 01/28/2013 - 10:31
Estos hps para la único que sirven es para darse bombo unos a otros (el club del mutuo elogio): gran economista, uno de los mejores científicos sociales; macroeconomistas, expertos en teoría monetaria o en finanzas; grandes condiciones académicas; gran vocación para las políticas públicas; tecnocrátas; gran persona, competitivo, de buen corazón, simpático, lleno de anécdotas y de chistes; una máquina para producir hipótesis y conjeturas sobre los problemas económicos del país; incansable, pensando, debatiendo y confrontando ideas, hasta el último minuto de su vida, etc, etc, etc, viendo los resultados de la ideas y gestión de estas lumbreras, mejor estaríamos si nos gobernaran BURROS semialfabetizados pero DECENTES. Montenegro, sepa Ud. que muchos le deseamos un accidente igual.
Opinión por:

Sarcher

Lun, 01/28/2013 - 11:18
Nos tienen tan adoctrinados que es de "reproche y censura pública" desear cosas como las de mi comentario. Mientras tanto a estos delincuentes les importa un soberano culo la miseria y muerte de miles de colombianos, ese sí un hecho REAL, no deseos como los míos, que se quedarán en nada. Y ahí siguen en la poltrona, tan panchos. ¡De buena gana pasaría a más de uno de estos hps por la guillotina y en una plaza pública, soñar no cuesta nada, al menos eso todavía lo tenemos gratis!
Opinión por:

doloresthomas

Lun, 01/28/2013 - 10:58
Yo no le deseo la muerte a nadie, pero sí comparto el fondo de su observación. Si llevamos 200 años gobernados por genios, educados en las mejores universidades del mundo, y aún hay niños durmiendo en las calles y familias acostándose sin comer, bien valdría la pena ensayar con gente que quizás tenga menos pedigrí y algo más de conocimiento de la realidad nacional. Las recetas de Harvard no han servido mucho. Menos aún cuando quienes diseñan las políticas públicas no usan el transporte público, ni la educación oficial, ni la salud del estado, ni prestan el servicio militar obligatorio - cosas todas las que pontifican y deciden, sin tener idea.
Opinión por:

Ben Adams

Lun, 01/28/2013 - 10:26
Tan lamentable la muerte de Juan Luis Londoño como la suerte de muchos colombianos, victimas de la ley 100.
Opinión por:

LeonardoQ

Lun, 01/28/2013 - 09:43
El Sr. Londoño de la Cuesta (qepd), impuso una de las más lesivas, abusivas e injustas reformas contra los asalariados en Colombia, que no logró su supuesto cometido de aumentar el empleo pero si empobrecer a los trabajadores. Por supuesto Montenegro lo recuerda y defiende, es de la misma cuerda antiproletarios.
Opinión por:

Germinación

Lun, 01/28/2013 - 09:19
Este indigno hijo del Valle de Atriz no tiene remedio: hoy le dió por recordar con nostalgia el gobierno del Matarife, de cuya "tecnocracia" hizo parte, lo cual habla muy mal de su condiciión moral: del Matarife teníamos noticias malas por lo menos desde los tiempos de la Aerocivil, por lo que no se entiende cómo diablos se hizo parte de semejante satrapía... ¿en cuanto al petulante de Juan Luis Londoño, alguien recuerda de quén era la avioneta estrellada? Con razón dicen que no hay muerto malo, y ello a pesar de que Londoño era bien malo y a pesar de su "jarvard" bastante escaso de luces: ¿a quién se le ocurre pensar en un gobierno de Nohemí Sanín?
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 01/28/2013 - 09:39
Estando en Harvard le recomendé a Londoño tomar los cursos de Historia Económica y Social del profesor John Womack, un distinguidísimo profesor de reputación internacional, que a su vez entrenó a varias generaciones de historiadores latinoamericanistas de altísimo nivel. A Londoño no le interesó; él iba solo por la cartilla; pocos años después aplicó sus ficciones históricas, propias de un grupo de economistas ahistóricos y con agenda política, para justificar las medidas más antisociales contra los colombianos.
Opinión por:

ali cates

Lun, 01/28/2013 - 09:09
Sin duda un gran economista, de esos que, al contrario del servil columnista, todavía defendían el carácter social de la ciencia económica. Tal como lo confiesa el mismo Montenegro, la nunca suficientemente aclarada muerte de Londoño de la Cuesta, precedió el nombramiento en la cartera de protección social del nefasto negociante Diego Palacio, más directo lugarteniente del tenebroso hampón de Salgar, instancia a la que Montenegro no alcanzó a llegar pero para la que no ahorró ingentes esfuerzos, manifiestos en servilismo y lambonería para con el Jefe del hampa organizada en funciones desde Palacio de Nariño y quien, seguramente, tiene más claro la muerte de Juan Luis (y el ataque al Nogal, casulamente) cuya perspectiva socio-económica iba en contravía de los planes del malandro.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 01/28/2013 - 09:00
El padre de la Ley 100 y de otras reformas que tanto daño hicieron. Sus colegas al servicio del capital lo recuerdan.
Opinión por:

Cidnos

Lun, 01/28/2013 - 08:47
Falta que caigan lacayos como este sinverguenza de Montenegro> Un dia el pueblo le cobrtara el precio a esta clase de criminales.
Opinión por:

Cidnos

Lun, 01/28/2013 - 08:44
Por lo menos cayo unode los malditos. La muerte de ese cretino trajo felicidad al pueblo razo. Deberia caer una de esas hienas cada dia para poder ver alguna dia la luz del sol.
Opinión por:

rabil

Lun, 01/28/2013 - 08:36
Los trabajadores colombianos rasos, y los millones de desempleados, sienten que haya muerto trágicamente otro compatriota, notable y recordable por ello, pero no recuerdan al ministro cfon nostalgia ni con pesar. Su reforma laboral, el único logro que recordamos, no generó empleo pero sí empeoró las condiciones de los trabajadores y sus familias y mejoró los mestados de resultados de los empresarios. Concluyamos, entonces, que igual que hacemos con nuestros muertos, notables para nosostros, rememoren los suyos y llórenlos de nuevo. En privado, por respeto a tanto colombiano vaciado y a tanto otro que no termina de llorar a uno cuando está velando el siguiente.
Opinión por:

elespectado

Lun, 01/28/2013 - 07:38
"Juan Luis volvió a poner sobre la mesa los problemas de la distribución del ingreso, la pobreza, los riesgos de la salud, el trabajo y la vejez." Por eso fue el gestor de la reforma laboral que le rebajó el salario a todos los obreros. Los frutos de la ley 100 están a la vista. ¿Alguien puede o podría ufanarse de ellos? Frágil memoria alimentada por complicidad ideológica.
Opinión por:

luispuyana

Lun, 01/28/2013 - 06:44
Según montenegro santiago, la desaparición y muerte del 'brillante' economista londoño, fue uno de los días más aciagos de su vida, PERO PARA LOS COLOMBIANOS HAN SIDO NO MENOS DE 20 AÑOS DE PADECIMIENTO Y MUERTE QUE HA CAUSADO LA LEY 100. Luego, cada quien llora la muerte sobre la base de ángulos opuestos. Los neoliberales como el columnista, llora un sólo muerto, Y LOS COLOMBIANOS LLORAMOS CADA DÍA DE ESOS 2O AÑOS POR LAS MUERTES QUE CAUSA LA LEY 1OO, MANEJADA POR EL CAPITAL LOCAL PARA SU EXCLUSIVO ENRIQUECIMIENTO GRACIAS A NO BRINDAR SALUD, pues sus ganancias se aumentan más si NO BRINDA SALUD.
Opinión por:

Ni Dictadura de Votos Ni Democracia de Botas

Lun, 01/28/2013 - 02:56
Si bien es cierto que ninguna muerte debe ser motivo de alegría, tampoco debemos unirnos ciegamente a la tendencia de que todo muerto es bueno. Ya, con infame éxito nos han logrado vender casi completamente la "santidad" de un personaje tan sanguinario y antidemocrático como Álvaro Gómez Hurtado, y ahora viene este columnista a "lavar" la imagen de uno de los más radicales hijos de los cavernarios "think tanks" patrocinads por clases industriales y terratenientes que, aunque se califiquen a si mismos como "gentes de bien" tienen las manos llenas de dineros ensangrentados con los que compran cada vez más armas para proteger el sistema excluyente del que tanto se benefician. No!! Lamento la muerte de Juan Luis Londoño, pero sus ideas y políticas fueron nefastas para el país.
Opinión por:

sincorruptos

Dom, 01/27/2013 - 23:46
No pues que perdida. La ley 100 que envia a la economia informal a morirse en la puerta de los hospitales. La infraestructura del pais. Los salarios minimos. No pues que lumbrera.
Opinión por:

sincorruptos

Lun, 01/28/2013 - 09:26
No, pues me hizo llorar con esa perdida.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio