Publicidad
Editorial 24 Ene 2016 - 3:20 pm

Acusaciones que se quedan en el aire

Cuando casos similares al de Otálora se han presentado —y este, lastimosamente, no ha sido la excepción—, la vida de la víctima es escudriñada hasta el cansancio en una cacería de brujas que busca desprestigiarla. Se dice que lo hace por resentimiento o que ella se lo buscó. El acusado recibe la presunción de inocencia, mientras que a la acusadora se le presume la mala fe, un interés mezquino por hacer daño. Por eso muchas víctimas prefieren permanecer en silencio y la impunidad es habitual en los casos de acoso.

Por: El Espectador
  • 4186Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/acusaciones-se-quedan-el-aire-articulo-612485
    http://tinyurl.com/jpnjv6q
  • 0
insertar
La inacción de la Justicia en las denuncias contra Jorge Armando Otálora, defensor del Pueblo, afectan a la Defensoría del Pueblo, las víctimas y al país entero. / Óscar Pérez - El Espectador

Desde septiembre del año pasado el nombre de Jorge Armando Otálora, defensor del Pueblo, ha estado asociado a graves denuncias de acoso laboral. Pese a la indignación pública, las investigaciones anunciadas por el Ministerio de Trabajo no han dado resultados y todo quedó en la ambigüedad de no saber qué sucedió en realidad. Ayer, el periodista Daniel Coronell, en la revista Semana (“El acoso no era solo laboral, también sexual”, 24/01), agregó otro cargo a los casos en contra de Otálora: presunto acoso sexual a varias empleadas de la Defensoría. Más allá de la justa presunción de inocencia que cobija al defensor, lo que viene ocurriendo envía mensajes preocupantes sobre la justicia en Colombia.

En el 2015 se denunció que varios empleados de la Defensoría del Pueblo habían recibido malos tratos por parte del jefe de esa entidad. Juan Manuel Osorio, por ejemplo, delegado para la orientación y asesoría de víctimas del conflicto, renunció con una misiva que decía lo siguiente: “Es inconcebible que sea el dignatario con semejantes responsabilidades quien maltrate, como usted lo hace, en público y privado, de manera frecuente y reiterada, a los directivos y colaboradores de la institución”. Según Osorio, antes de irse de la Defensoría lo obligaron a cambiar las palabras de su carta.

Algo similar le pasó a Astrid Cristancho, quien era la secretaria privada de Otálora. En noviembre renunció a su cargo y escribió lo siguiente: “Me encontré desde el principio con una inclemente violencia verbal y sicológica, gritos, zapateos, manoteos, amenazas, pataletas, malos tratos en general”. Gravísimo.

Ahora, la misma Cristancho expande su denuncia y dice que durante dos años fue víctima de acoso sexual por parte del defensor del Pueblo. Para probar su caso, adjunta mensajes y fotografías comprometedoras. También dice que ha recibido llamadas amenazantes desde su renuncia para obligarla a mantenerse en silencio sobre los atropellos sufridos. Además, confiesa haber vivido con miedo. No es para menos.

Los patrones de abuso siguen un guion similar: usualmente una de las partes, que tiene algún tipo de poder jerárquico, aprovecha esa situación para cruzar líneas que no deberían ser cruzadas. Son muchas las mujeres que confiesan vivir estos acosos en silencio por el miedo que les producen las consecuencias que trae consigo denunciar, como perder su trabajo, la violencia física y verbal y el escarnio social.

La forma en que se les roba legitimidad a las víctimas también sigue los mismos patrones. Cuando casos similares al de Otálora se han presentado —y este, lastimosamente, no ha sido la excepción—, la vida de la víctima es escudriñada hasta el cansancio en una cacería de brujas que busca desprestigiarla. Se dice que lo hace por resentimiento o que ella se lo buscó. El acusado recibe la presunción de inocencia, mientras que a la acusadora se le presume la mala fe, un interés mezquino por hacer daño. Por eso muchas víctimas prefieren permanecer en silencio y la impunidad es habitual en los casos de acoso.

Si una persona con poder ejerce abusos en este país, el mensaje parece ser que nada le sucederá; ni siquiera se abrirán investigaciones. Eso es lo más frustrante sobre este caso. De nuevo: Otálora tiene derecho a defenderse, pero Cristancho, las demás víctimas y el país entero también necesitan un espacio para conocer lo que en verdad ocurrió. ¿Dónde están las autoridades? ¿Por qué no se ha hecho nada? ¿Cuántas denuncias tienen que apilarse antes de que se inicie un proceso que aclare la situación?

Ante el silencio de las autoridades y las declaraciones defensivas de Otálora, la Defensoría del Pueblo, entidad fundamental para la protección de los derechos humanos de los colombianos, pierde el respeto que se ha ganado a punta de años de buenos resultados. Esa es la otra víctima de que en Colombia no se investigue lo que se denuncia.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a yosoyespectador@gmail.com.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

24
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

sanbastian

Vie, 01/29/2016 - 18:01
QUE TAL EL PALOMINO, SIGUE CAMPANTA CON EL APOYO SOLIDARIO DE SANTOS, MIENTRAS LAS VICTIMAS DE ESTE DEPRAVADO ESTAN AMENZADAS Y ACORRALADAS
Opinión por:

ISRAEL_3

Vie, 01/29/2016 - 10:41
¿Está usted sufriendo de acoso? Chequee la lista. Una sola repuesta afirmativa le confirmará sus dudas. 1. ¿Se comió el "cuero" y le está huyendo al tigre con dotación de gato? 2. ¿Entendió que la iban a enviar a Ginebra, sacó visa y terminó comiendo sancocho con los NUÑEZ en Ginebra Valle? Esta conducta es agravada si solo la habían enviado por ginebra con tónica. 3. ¿Coquetamente se ofreció en ocuparse de "otras cosas" de la oficina y solo recibió un sexting para encargarse con un muy pequeño asunto, menospreciando sus capacidades de proyectos mayores o más grandes? 4. ¿Se aburrió de tanto mirar el pequeño asunto de la oficina que le enviaron, que ya hasta sueña y tiene pesadillas con eso?
Opinión por:

Toribioa

Mie, 01/27/2016 - 12:37
Otálora tiene derecho a que primero se le juzgue y después se le castigue, no al revés. En cuanto a la renuncia, debe darse pero solo provisionalmente, o sea, mientras el caso se resuelve. (Yo no sabía que el linchamiento era legal.)
Opinión por:

Venta bajo fórmula Médica

Lun, 01/25/2016 - 21:52
Yo lo que creo es que a la señorita no le gustó el señor, si el defensor tuviera un aspecto parecido al de un galan cinematografico hollywoodense, o al menos que hubiera salido de una universidad igual o superior de la que ella es egresada, seguramente la historia sería otra; sería una historia feliz. Es bien sabido que en el ambiente laboral muchas personas se conocen y hasta se casan. Eso no es pecado. Para mi esto no es mas que una pataleta de un clasismo rampante por parte de esta "reinita". Me recuerda ese reality colombiano, en donde Isabella Santodomingo tuvo un "affair" con un humilde participante afro, mas cuando salió del concurso declaró por todos los medios que nunca había sucedido nada, obviamente tenía que ser así, primero está su apellido y su estatus antes que reconocer un desliz con alguien que esta por debajo de su "exclusivo" grupo social. En el caso del defensor y la "señorita", bien podríamos bautizar esta novela como "El mestizo y la "sangre pura" ". Asi de sangre pura, ella, no tenga nada. El esnobismo y el clasismo solapado colombiano a la orden del día.
Opinión por:

hubble1889

Lun, 01/25/2016 - 20:32
HABER SEAMOS HONESTO SEÑOR PRESIDENTE DE COLOMBIA JUAN MANUEL SANTOS, el desarrollo del CAMPO COLOMBIANO y la puesta en competencia con PAISES de la misma región será imposible SALIR DE LA POBREZA y hacer el país progresivamente económico; mientras NUESTROS DIRIGENTES, realmente no hagan inversión en CIENCIA Y TECNOLOGÍA. Porque los PAÍSES DEl PRIMER MUNDO son progresivos y su poder de compra siempre es alto?, precisamente porque EFECTÚAN INVERSIONES SERIAS Y CONTINUAS, EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA, aplicada en su producción interna entre ellos en la producción de alimentos. LOS ESTADOS UNIDOS; ISRAEL por mencionar algunos, lo han hecho desde esta perspectiva y ha hoy son grandes exportadores, y COLOMBIA cada día nuestros DIRIGENTES, suman más y más en la pobreza al país en general y con mayor énfasis a la producción nacional que permita mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos; que tanto la han deteriorado en las últimas cinco administraciones del país. He dicho.
Opinión por:

indignao

Lun, 01/25/2016 - 18:41
Porque no le pasan el caso al Puercurador Cerdoñez, a pesar de ser misogino y compadre de Jorgito el acosador del pueblo seguro sabra hacer justicia ...
Opinión por:

comentandoj

Lun, 01/25/2016 - 17:29
Con un histrionismo, sólo comparable con las tragedias del inolvidable "Pacho sin Fortuna", el seudodefensor del pueblo jorge armando otálora, trató de convencer a los colombianos de que él no es un acosador sexual ni mucho menos, sino un donjuanesco e incompredido amante que se paseó por el país exhibiendo a una espectacular dama que se le había asignado como secretaria privada y que su condición de jefe, testiculado y hormonado, como lo llamaría turbay, le permitía ostentar, como efectivamente lo hacía y que la susodicha dama lo acusaba por resentimiento, porque él con su apolínea figura la había desdeñado. ¿Se podrá creer a pie juntillas al exasesor juridico de DMG, que en cualquier país civilazado y honrado del mundo, con esos antecedentes no podría ser ni siquiera relator judicial. Como este cretimo es genio y figura por obra y gracia del sistema jurídico nacional, ahora resultará exonerado por santos.
Opinión por:

Certero.33

Lun, 01/25/2016 - 16:34
En el caso Otálora, el acoso viene siendo lo venial. ... “DEFENSOR DEL... ARQUITECTO”: goo.gl/B0YRRA ______________________________________________________________________________________________________ “El nuestro es un país de coincidencias... Jorge Armando OTÁLORA tenía abierta una investigación ... por los posibles delitos de ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO, CAPTACIÓN MASIVA DE DINEROS, LAVADO DE ACTIVOS y otros”. ______________________________________________________________________________________________________ Pero esa investigación le fue archivada “a mediados del año pasado, ... [y] también fue a mediados del año pasado –julio 24- cuando a [Manuel] SÁNCHEZ-VERA, recomendado amigo del vicefiscal [Jorge] PERDOMO, le dieron un CONTRATO en la Defensoría del Pueblo”. ... QUÉ COINCIDENCIA.
Opinión por:

oncemorewithfeeling

Lun, 01/25/2016 - 15:05
que pasa con un caso de acoso laboral en una entidad publica? absolutamente nada! hay que resolverlo internamente por medio de inutiles comites que toman partido por el mas poderoso, si el proceso llega a la procuraduria esta lo devuelve a la institucion. Las victimas deben aguantarse o renunciar por que nunca hay justicia, si llevan el caso a otras instancias no van a ganarlo y si van a arruinar su hoja de vida.
Opinión por:

JORGESCO

Lun, 01/25/2016 - 12:33
Me parece curioso, que si el tema de fondo es el abuso de poder para cometer toda clase de atropellos a la dignidad y a los derechos humanos en general, hasta el momento no se mencione en estos comentarios a la yunta opresora y abusiva que gobierna el país : la Dictadura Santos/FARC & Alimañas Asociadas. Cumplo con el deber de hacerlo. Vote NO el plebiscito tramposo de ese ominoso bestiario. Jorge Escobar Eusse.
Opinión por:

oncemorewithfeeling

Lun, 01/25/2016 - 15:08
vea pedazo de hp, el tema es el acoso sexual y laboral en las instituciones publicas, si no puede poner a funcionar la neurona vaya a rebuznar a otro lado.
Opinión por:

albasilva

Lun, 01/25/2016 - 12:15
Y aprendieron de esa conducta acosadora laboral otros personeros de ciudades capitales menores que la de Bogotá, pero, en este caso, solo les queda a los funcionarios que desdempeñan esa función pública, la queja ante el mono de la pila. Lo mas grave en este caso es saber de mujeres periodistas que investigan la conducta de la víctima, que la cuestionan, como si el victimario tuviera derecho a que se le crea su versión enferma de un amor intenso y oculto. Qué descaro el de este que podría llamarse " No Defensor del Pueblo".
Opinión por:

Klimn

Lun, 01/25/2016 - 11:10
Nada raro que el pervertido indígena este resulte pensionado en el cargo por el simple hecho de que todo ocurrió en Colombia. ¿Hasta cuándo, Patria Boba_
Opinión por:

ovejanegra

Lun, 01/25/2016 - 10:31
Colombia es una democracia de papel. Aquí se violan impunemente los derechos fundamentales de las mujeres, en el terreo laboral y sexual y a los agresores no les pasa nada. Tenemos normas y leyes para todo, pero son inoperantes, porque el Estado y sus instituciones estan llenos de burócratas, corruptos, politiqueros, que no tienen el mas minimo sentido de la ética y la responsabilidad pública. Qué mal mensaje manda el silencio institucional frente a las actuaciones del perverso Otálora!
Opinión por:

otario

Lun, 01/25/2016 - 10:15
Yo creo que hay que esperar la justicia, la de la Ley, porque las investigaciones del Obisprocurador son totalmente sesgadas.
Opinión por:

Esparta

Lun, 01/25/2016 - 10:11
¡ Dizque defensor del pueblo ! Es otro de esos sujetos indeseables y sin más méritos que ser lagartos de oficio, que se cuelan en la administración pública. La justicia debe proceder con diligencia contra Otálora y se le debe dar protección a las víctimas.
Opinión por:

estepao

Lun, 01/25/2016 - 09:58
Como buen penalista ya monto la película que tenia una relación, tendrá que demostrarlo. Lo mas inquietante es un personaje de estas calidades morales con que responsabilidad atenderá el cargo, como seleccionara las insistencias de tutela, Recuerdo que hace algunos años en alemania renunció una ministra por que su marido había utilizado una vez el coche oficial para llevar los niños al colegio. En España renunció el ministro de justicia Mariano Fernández Bermeo porque se dejó invitar a una monterías y participar en ellas sin licencia de caza.
Opinión por:

LFCHEE

Lun, 01/25/2016 - 09:48
Los jefes de este sujeto son personajes como Roy barreras, Cristo, Benedetti...ellos actúan siempre así porque esa es su condición y por tanto, la situación es normal y nada pasará. Para muestra un botón: ¿ que ha pasado con el presidente de la corte, el señor Prettel?..nada!.. y son ellos quienes lo debieron haber sancionado hace rato.
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Lun, 01/25/2016 - 07:29
Hay que ver en que quedan los abusos de Otalora y del general Palomino...
Opinión por:

pebeco

Lun, 01/25/2016 - 07:23
Es una relación que nos tenemos que aguantar, en todos los ámbitos, los colombianos: el abuso de quien tiene poder frente al más débil. En Colombia reina la injusticia y un orangután , con perdón de esta especie, que pasa por estas situaciones debe al menos tener las bolas de renunciar. Estos son nuestros dirigentes y esta es la eterna habladera de paja en que se diluye la justicia y los entes de control del estado colombiano.
Opinión por:

morenoelesceptico

Lun, 01/25/2016 - 03:29
"El pueblo" puede vivir muy tranquilo con su defensor. Este Otálora es el pupilo de Jaime Bernal Cuéllar, de Serpa, del Simoncito alérgico a la lectura y del Bojote Samper. "O sea", de los terroristas de las FARC, los que no saben acosar a las mujeres en sus filas.
Opinión por:

cierto

Dom, 01/24/2016 - 20:13
Con esas fotos, sobra aclarar que había una relación y quien no lo supusiera es un idiota. Sin embargo, ese hecho agrava la situación de este degenerado, porque nadie va a creer que la secretaria dormía con él por amor. Lo hacía extorsionada, por mantener el puesto y el sueldo, y eso es una esclavitud sexual a base de chantaje, de extorsión, del aprovechamiento de la posición dominante para obtener servicios sexuales de la subalterna. Poco escrupulosa (La secre), lamentablemente, pero ese libetinaje es muy común en el sector oficial. Lo de ella puede ser censurable, pero la conducta del malnacido cínico, quien desde luego NO va a reunciar, es criminal. Y no va a pasar nada porque ya tiene al vicefiscal en el bolsillo con los contratos que le dió a su mocito el español. Vean: http://www.pensamientocolombia.org/defensor-delarquitecto/
Opinión por:

alvaroisaza

Dom, 01/24/2016 - 20:08
El editorialista tiene toda la razón. Una denuncia presentada por un empleado oficial contra su jefe inmediato alegando acoso sexual debería, al menos ser investigada por los entes de control, empezando por la procuraduría. Es más , si la denuncia resulta ser falsa, la misma procuraduría debería sancionar al denunciante por calumnia contra su jefe y prohibirle ejercer cualquier cargo público por un tiempo a fin de proteger a los futuros jefes de esa persona. Pero si resulta ser cierta también debe proceder contra ese jefe a fin de proteger a todos los subalternos que pueda tener en ese momento o en el futuro. No es eso justicia ?
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Lun, 01/25/2016 - 07:32
Con esa imparcialidad que caracteriza al Procurador....que miedo..
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$423.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio