Publicidad
Editorial 30 Nov 2011 - 11:00 pm

Editorial

El derecho a morir dignamente

El 20 de mayo de 1997 la Corte Constitucional profirió una sentencia altamente controvertida que respondía a una demanda de constitucionalidad sobre la viabilidad de eliminar del ordenamiento jurídico el delito por homicidio pietístico o por piedad.

Por: Elespectador.com
  • 23Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/articulo-314338-el-derecho-morir-dignamente
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/articulo-314338-el-derecho-morir-dignamente
  • 0

Este tipo penal castiga a la persona que mate a otra para poner fin a intensos sufrimientos o dolores derivados de alguna lesión o enfermedad terminal. Si bien es cierto que la norma plantea una sanción atenuada, la Corte, valiéndose de un riguroso análisis, condicionó la aplicación de esa sanción para exceptuarla en unos casos determinados.

El debate de hace 14 años cobra relevancia esta semana por el caso que los medios publicamos de la muerte de Consuelo Devis Saavedra, hija del profesor Hernando Devis Echandía (prominente jurista del Derecho Procesal Civil y Probatorio colombiano), esposa de Jaime Arrubla (magistrado de la Corte Suprema de Justicia y académico destacado en los últimos años) y quien, como si se tratara de una paradoja de mal gusto, estuvo en coma los mismos 14 años de la vigencia del fallo.

Consuelo Devis tuvo un accidente de tránsito que la dejó en cuidados intensivos durante casi tres semanas con un diagnóstico optimista: podía mover la mitad del cuerpo y acariciar a sus hijos, tal y como lo reveló el magistrado. Sin embargo, algún tiempo después, contrajo meningitis y todas las esperanzas murieron a su paso; el doctor dijo que no se recuperaría. De ahí en adelante fue un calvario, como las duras palabras de Arrubla lo atestiguan: los días de la madre, los cumpleaños, las vacaciones, los sueños intranquilos, las noticias del mundo comunicadas con una total incertidumbre, entre muchas otras, eran el drama de cada día.

Drama que refleja el vacío legal que existe en la materia. Es cierto que la Corte en su sentencia C-239/97 dio muchas luces sobre el tema. Dijo, entre otras cosas, que la vida digna (entendiéndose el valor de la dignidad como el más importante de nuestro ordenamiento) comprende, pues, el derecho a morir dignamente. A propósito de terminar la vida de alguien teniendo como razón sus intensos sufrimientos por cuenta de una lesión o enfermedad terminal, la Corte contrasta de la siguiente forma el derecho inviolable (mas no absoluto, ni sagrado) a la vida con el de la dignidad: “no se trata de restarle importancia al deber del Estado de proteger la vida sino, como ya se ha señalado, de reconocer que esta obligación no se traduce en la preservación de la vida sólo como hecho biológico”. Es decir, desde una perspectiva constitucional, el respeto por el derecho tiene ciertos límites que el Estado no puede traspasar por medio de las sanciones.

Pese a la posición vanguardista de la Corte y a que en el segundo punto de su parte resolutiva exhorta al Congreso para que regule el tema, hoy día tenemos un vacío legal muy grande. Algo se está hablando de un proyecto sobre enfermos terminales que prohíbe el “ensañamiento terapéutico” (la forma en la que se preserva la vida a toda costa, pese a las circunstancias adversas), que es como Arrubla calificó buena parte del accionar de los médicos tratantes de su esposa, pero faltan regulaciones para las personas en estado de coma y otras más especiales.

Una regulación del tema está pendiente. Hay que dejar a un lado las consideraciones religiosas que ven la vida como un bien ajeno al individuo y entrar en un sendero mucho más pluralista que permita que se hagan excepciones más específicas al homicidio por piedad. De esta forma, y no de ninguna otra, podría ponerse fin a dramas que, como el de Consuelo Devis, se repiten a diario en el país.

  • 23
  • Enviar
  • Imprimir
23
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

tiogato

Lun, 12/05/2011 - 17:50
En Presente, llevamos a un amigo "medico" hace tiempo pensionado, a ver a un amigo que se habia accidentado, y que estaba en una famosa Clinica,(negocio) al salir el --- Diagnostico----- su amigo esta muerto hace tiempo. lo que se mueven son los apAratos que tiene puestos, LA CUENTA SI ESTA VIVA MARCANDO-- el negocio de la salud--juramento de Hipocrates- el negocio es el que manda
Opinión por:

tiogato

Lun, 12/05/2011 - 17:43
Aqui sin acccidentes, con el negocio de salud, no se muere dignamente, se paga mas cuotas moderadoras, que desgracia, Santa Maria, cuando acaba con el negocio de los vivos, invento de el Señor Uribe, que no le pego a una ?.. Mente Superior ? la cosa en tiempo pasa pasa y pronto los ladrones salen dignamente , version libre
Opinión por:

sieslavida

Dom, 12/04/2011 - 16:15
El Espectador bien pudiera promover este derecho o por lo menos ser el canal a traves del cual muchos colombianos diligenciaramos un formato de la Fundación Derecho a Morir Dignamente, de manera gratuita pues resulta que para ejercer este derecho, la fundación en mención exige una suma de dinero, desde cuando los derechos personales se compran? si me equivoco mis excusas, gracias
Opinión por:

renatovergara

Jue, 12/01/2011 - 16:51
No creo que se deba dejar de lado las consideraciones religiosas sobre este tema. Sólo con ellas se es capaz de encontrarle sentido al dolor y al sufrimiento humano. Dicen las sagradas escrituras que Dios no pone sobre nuestros hombros una carga superior a nuestras fuerzas. En la perspectiva de la eternidad, la vida humana es sagrada y estas situaciones de algún modo lo que nos daña es nuestro caminar material. Por eso es que nos resulta duro y también la poca solidaridad. Invito a las familias que están viviendo un drama similar a que en medio de esta tragedia se de una mirada espiritual al que está en la cruz sufriendo como ninguno otro semejante lo hará hasta el final de la historia y sin embargo, no hubo engaño en su boca.
Opinión por:

Tifosi

Jue, 12/01/2011 - 15:37
Creo que el magistrado pudo hacer más por su esposa en lugar de verla sufrir 14 largos años
Opinión por:

sieslavida

Dom, 12/04/2011 - 16:18
Mientras no exista un consentimiento escrito por la persona en pleno uso de sus facultades, en el que exprese su voluntad de morir dignamente, no es legal autorizar la eutanasia.
Opinión por:

Ringo Starr

Jue, 12/01/2011 - 16:11
Aplicarle la eutanisia ¡ que más podría hacer
Opinión por:

suesse

Jue, 12/01/2011 - 14:39
Ubiquémonos:en este país una MINORIA es la que vive con algo de dignidad. El resto sobrevive. Vivir con dignidad implicaría tener infraestructura vial humana (andenes donde la gente no se rompa los tobillos o sean atropellados por esquivar los huecos y desniveles, para iniciar), medio ambiente sano, educación de calidad y sobre todo, un sistema de salud humano y general. Si para atender atropellados una clínica privada no tiene nisiquiera camillas suficientes y los enfermos deben esperar sentados en sillas plásticas o sobre pisos viejos y sucios durante HORAS, esos genios "legisladores" deberían, si tanto les importa "la Vida"(asi sea mejor la de un perro a ratos!), asegurar los recursos para que todo bebé no querido viva dignamente y todo enfermo terminal respire tranquilo años y años!
Opinión por:

nebulus

Jue, 12/01/2011 - 14:16
Este editorial interpreta de manera fiel el espíritu fundamental con el que Don Fidel Cano fundó este periódico.
Opinión por:

digoall

Jue, 12/01/2011 - 13:39
Una discusión que está demorada en Colombia. La vida -y la muerte- es un asunto puramente, exclusivamente individual, consecuentemente con que cada uno es dueño de su propio cuerpo. Mi cuerpo (su vida y su muerte) no es del Estado y muchiiiísimo menos de la iglesia.
Opinión por:

feristohijo

Jue, 12/01/2011 - 11:09
Definitivamente, el derecho a una muerte digna, es un derecho irrefutable que le pertenece a cada individuo, el estado y sobre todo la religion debe permanecer al margen de estas desiciones o asistir si se le es requerido. Definitivamente la Eutanasia es aplicable y valida en estos casos extremos.
Opinión por:

suesse

Jue, 12/01/2011 - 14:40
Y mucho más en un país como este, donde su sistema de salud y de atención es tan deplorable como el nuestro.
Opinión por:

okcomputer

Jue, 12/01/2011 - 09:39
Sólo se puede vivir dignamente.
Opinión por:

digoall

Jue, 12/01/2011 - 15:13
De acuerdo. Nadie agoniza ni muere dignamente. Pero tener el poder de decidir sobre su propia muerte encierra cierta dignidad, que es por la que se aboga con la eutanasia.
Opinión por:

suesse

Jue, 12/01/2011 - 14:40
Si. Lo dema´s es sobrevivir.
Opinión por:

irreverente

Jue, 12/01/2011 - 09:05
No le alcanzaron 14 años al Leguleyo Intocable para dar la batalla por la muerrte digna de su esposa, a pesar de tener todo el poder como "Jurista", Secretario del Presidente Pastrana y Magistrado- Presidente de la Corte Suprema ??? Espero 14 años este Leguleyo Intocable para decirnos que lo mas "importante" es la muerte digna de las personas totalmente desahuciadas y en vida vegetativa y que hay un vacio legislativo !!! No le alcanzaron 14 años para redactar un Proyecto de Ley para presentarlo por intermedio de la Corte Suprema que tiene iniciativa Legislativa o hacer uso de sus amigos politicos en las Camaras o Del Gobierno Nacional, como Secretario de Presidencia, para lograr la legislacion al respecto ??? Ese fue el amor por su mujer ??? Ese es el respeto por su dignidad humana ???
Opinión por:

irreverente

Jue, 12/01/2011 - 13:59
POPO : Parece que usted no ha leido el editorial !!! Lea la ultima parte con cuidado y vaya a limpiarse su "merde" !!! jajajaja !!!
Opinión por:

irreverente

Jue, 12/01/2011 - 13:50
KAKA.... : No tiene ningun merito ni felicitacion quien pudiendo ayudar a los desahuciados y terminales , y entre ellos su esposa, muestre total desinteres por la dignidad humana y la calidad de vida de estos seres !!! Esto es lo que demuestra su baja estatura moral !!! 14 años, peor que los cautivos de las farc-el, una señora sometida a la indiferencia de este leguleyo, a lo mejor con el estupido argumento que es mejor no hacer nada por los demas, asi sean nuestras personas mas cercanas, porque esto es "antietico e inmoral"- Lo mas repudiable es que este leguleyo sometio a su señora a la violacion mas flagrante de sus derechos fundamentales constitucionales, sin tomar la iniciativa de la "muerte digna" que podia favorecerle a su mujer y a todos los demas colombianos en vida vegetativa.
Opinión por:

Kakayronaldo

Jue, 12/01/2011 - 12:30
La actitud del Magistrado habla es de su integridad moral, que aún teniendo gran poder no lo utilizó para resolver una situación personal. Para no responder a la MALA SANGRE como característica principal del comentario de este mal llamado "irreverente" (más bien sería decirle amargado y resentido).
Opinión por:

irreverente

Jue, 12/01/2011 - 12:28
SAMUSANTI : Yo haria lio que he exigido de este Leguleyo Intocable !!! Iniciaria desde hace 14 años una campaña para que los desahucidos definitivos y terminales tengan una muerte digma !!! Este leguleyo creyo durante 14 años que la persona que estaba en coma no tenia el derecho a la dignidad dignidad humana ni al de calidad de vida !!! No se trata de tener una cantidad de vida vegetativa sin posibilidades de reversar ese estado sino que se trata de su CALIDAD DE VIDA ante esa situacion critica !!! Someter 14 años a una persona a una vida sin calidad, es lo mas inhumano que conozco y la mas flagrate violacion a los derechos fundamentales y humanos de un ser humano !!! Yo le hubiera ahorrado a ella y a su familia 14 años de nada !!! Hay que ser realistas y obrar de conformidad !!!
Opinión por:

SAMUSANTI

Jue, 12/01/2011 - 09:58
Es usted muy irreverente. Hay que respetar la situación específica y el dolor de familia. Que haría ud. señor irreverente en su caso ? Refleccione inteligentemente.
Opinión por:

gente común

Jue, 12/01/2011 - 08:43
Ignoro si existe alguna mención en la legislación al respecto . Pero una declaración consciente en condiciones de plenas facultades mentales por parte del futuro paciente irrecuperable, en la que se manifieste la voluntad expresa de no aceptar intervención profesional que se califique como "ensañamiento terapéutico", así como su deseo porque se le aplique un método de muerte rápida, en casos, como en el que ya no pueda permanentemente hacer una manifestación explicita de su voluntad, que atenúe su propio sufrimiento, como el de sus familiares inmediatos, debería ser el documento primordial por excelencia que defienda y le haga reconocimiento a sus derechos a la escogencia de lo que entiende por una vida digna y así mismo exonere a sus parientes de la responsabilidad de tomar esta decisión.
Opinión por:

suesse

Jue, 12/01/2011 - 14:45
Eso sería empezar a pensar en términos de previsión, de prevención de males mayores a la familia, a la sociedad. Yo siempre he pensado igual, y así aun no haya nada legislado sobre el particular, la libre y clara expresión de una voluntad tan individual como esta ( algun tipo de testamento, por ejemplo), debería estar por encima de cualquier consideración seudo-moralista y seudo-etica de la doblemoralista clase "dirigente" nuestra. Será que hacer una declaración de este estilo ante Notario, tendría el valor deseado?
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio