Cartagena se abre en clave de sol

A partir de hoy se suma la música a la ya atractiva oferta cartagenera. El Cartagena VII Festival Internacional de Música emite este sábado sus primeras notas y empieza a reforzar la idea de no apropiarse solamente del hermoso escenario custodiado con celo por el baluarte, sino que continúa ampliando su dominio hacia los sectores en mayor estado de vulnerabilidad en la capital del departamento de Bolívar.

El marco hermoso, la escenografía inmejorable del Centro Histórico, es el eje indiscutible de este evento, que cada vez se esfuerza más por hacer que los ciudadanos del común sientan como propio el encuentro cultural, por eso hay programados conciertos, conversatorios y talleres musicales en sectores caracterizados por una compleja problemática social.

El trabajo ha sido paulatino. Una labor desarrollada en siete años, en los que ni el más optimista de los melómanos hubiera podido calcular el impacto sobre Cartagena de esta iniciativa gestada por la Fundación Salvi y puesta en marcha por Charles Wadsworth, relevado después de la tercera edición por el reconocido pianista Stephen Prutsman. En esta oportunidad la cabeza visible del certamen es Antonio Miscenà, quien llegó con la propuesta de dedicar nueve días al “estilo italiano”, ese sonido tan especial que comprende desde las obras realizadas durante el Medioevo hasta las más importantes expresiones musicales del Renacimiento. Las partituras de Domenico Scarlatti (1685 - 1757), Luigi Boccherini (1743 - 1805) y Giovanni Battista Pergolesi (1710 - 1736), sin olvidar por supuesto a Antonio Vivaldi (1678 - 1741), figuran en el repertorio del Cartagena VII Festival Internacional de Música.

Para la interpretación de las obras instrumentales y vocales más exigentes de lo que se ha denominado el estilo italiano se convocó a algunos de los exponentes por excelencia de este sonido. Rinaldo Alessandrini, destacado clavicembalista, organista, pianista, fundador y director del Concerto Italiano, encabeza la delegación europea en la Heroica. A este nombre se suman artistas como el violinista Salvatore Accardo, la contralto Sara Mingardo, el violonchelista Mario Brunello y el barítono Umberto Chiummo, entre muchos otros que aportarán su arte para poner una nota alta en el festival.

Además de la concentración en el estilo fructífero de Italia, existirá el espacio para la “Serie Latinoamericana”, continuando con la propuesta del evento anterior que estuvo dedicado al “Sonido de las Américas”. La representación del talento joven de Colombia recaerá en las destrezas del violonchelista Santiago Cañón y en las virtudes del arpista llanero Elvis Alejandro Díaz. El Cartagena VII Festival Internacional de Música, que comienza hoy y que se extenderá hasta el 13 de enero, entró a la muralla para quedarse, para derribar fronteras y para que el Caribe colombiano se sintonice en su clave de sol.

Temas relacionados