Publicidad
Editorial 17 Nov 2012 - 11:00 pm

EDITORIAL

Comenzó esto

Mañana empieza el proceso de paz que el gobierno de Juan Manuel Santos ha convenido adelantar con las Farc. Se sentarán cara a cara los representantes legítimos del Estado y sus principales detractores.

Por: Elespectador.com
  • 87Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/comenzo-articulo-387644
    http://tinyurl.com/p8jkrod
  • 0

Todo con la finalidad loable de que las balas se silencien, haya un proceso posterior de justicia transicional y la paz se respire en un país que, hasta el sol de hoy, no la conoce. Esta guerra centenaria sólo tiene una vía posible para terminar: el diálogo. Hagamos que este proceso cuente. Hagamos esto una realidad.

Ha habido tropiezos, es verdad; quien no lo acepte es el más obtuso de los observadores. Pero la esperanza se siente en el aire. Sobre todo porque aún está fresco —pese a los doce largos años de diferencia— el recuerdo de los diálogos frustrados del Caguán. Y hay ganas de creer otro destino posible, ya que las cartas han sido echadas de una manera cautelosa pero efectiva: la agenda de temas, así como los asuntos protocolarios, fueron establecidos en apenas dos años; las partes están alejadas de la guerra intestina que continúa en la selva; todo se hizo de forma secreta, con la finalidad de no entorpecer el proceso, pero ahora el panorama se abre a la ciudadanía, como debe ser.

Muchas voces salieron a protestar cuando el líder de las Farc Iván Márquez pronunció su airado discurso guerrerista en Oslo, como si otro tono fuera posible en estos momentos. Los líderes de la guerrilla necesitan aún el apoyo de su base, de los miembros rasos que siguen dando bala en la selva, quienes son los que, al final, habrán de firmar la paz y dejar a un lado los fusiles. Otra actitud era imposible de esperar cuando se sabe de sobra que las Farc han sido disminuidas militarmente. El discurso permanece. Un cambio en el tono de las palabras, una actitud de perdón o arrepentimiento, una mejor legitimidad y menos presión a los gobernantes de Colombia, serán posibles cuando la paz esté firmada.

El inicio de los diálogos se demoró por cuenta de la participación ciudadana en el proceso. Había que “ultimar los detalles de los mecanismos para la participación ciudadana”, como se leía en el comunicado conjunto expedido el martes de la semana pasada. Cosa que es también razonable. Los colombianos no solamente tienen que estar conscientes del proceso, en aras de la transparencia, sino inmiscuidos de alguna forma en él, en aras de la legitimidad. Sería el colmo no solamente que los diálogos se hicieran a espaldas de la ciudadanía, sino también sin su consentimiento.

La puerta que se abrió es la más conveniente. Funcionará a través de tres mecanismos: uno es la labor de Adpostal, que recibirá de manera gratuita las propuestas de los ciudadanos enviadas a través de las alcaldías municipales de todo el país. El otro es una página de internet que finalmente se complementará con lo que el Congreso de la República recaude en sus giras por el territorio nacional. En fin, hay que “meterle pueblo al proceso”, como aseguró el hoy silencioso Lucho Garzón, ministro consejero para el Diálogo Social.

La hora de la verdad ha llegado. A las partes no queda más que pedirles serenidad: un diálogo es un tire y afloje, una forma de llegar a puntos en común sobre un escenario futuro. A las Farc, sobre todo, no se les pueden ir las luces pidiendo más cosas de la cuenta. Las políticas de Estado deben estar al margen. Si tanto quieren reformar a Colombia, que lo hagan con palabras, en escenarios democráticos, y no a balazos.

Que reinen el diálogo y la compostura. Que se respete la mesa. Que se cumplan las etapas. Ahí puede estar la base para un país distinto.

  • 24
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

24
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Lun, 11/19/2012 - 04:55
De este albañal no se espera nada. Donde robar no es delito. Donde la justicia está podrida hasta la raíz. Donde mandatarios y ex mandatarios tienen calibre de comadres rendijeras, placeras, verduleras (con el perdón de ellas). Cocombia es Cocombia hasta el fin de los días. Tanta tinta tonta.
Opinión por:

Palmeral

Dom, 11/18/2012 - 18:14
Estoy de acuerdo con el editorial.
Opinión por:

navegante420

Dom, 11/18/2012 - 16:46
Lo único seguro es el show y el baño de popularidad que se van a dar los guerrilleros. Ellos no solo quieren acabar con la inversión extranjera sino con al propiedad privada, que se expropie sin fórmula de juicio y sin indemnización, que se persiga a los empresarios como si fueran delincuentes, que la educación pública se convierta en un aparato de adoctrinamiento, que la salud la provean los médicos cubanos, que se acabe la libertad de opinión y de expresión, y que se instaure el comunismo como modelo económico y político. Además, por si se les olvida, hay que recordar que esos guerrilleros se han hecho millonarios con el narcotráfico...hay alguien sensato que sea capaz de creer que se van a desmovilizar a cambio de que les den un taxi para manejar ????
Opinión por:

Palmeral

Dom, 11/18/2012 - 18:19
El "show" y el "baño de popularidad" son inevitables en este tipo de procesos. Lo importante es que alcancemos la paz que es lo que al fin y al cabo la gran mayoría de colombianos queremos.
Opinión por:

cantalicio146

Dom, 11/18/2012 - 12:50
de verdad ustedes señores de el espectador son tan ingenuos para no darse cuenta de que esto es solo un show?a ver les explico: antes de comenzar con esta novela, las farc eran un sucio grupo terrorista secuestrador y narcotraficante, hoy ya son catalogados como interlocutores validos,como ejercito del pueblo,como insurgentes,como victimas del estado terrorista,un poco màs y me hacen llorar estos humildes campesinos,,a la larga les saldremos a deber...los terroristas no van a firmar nada, pues ellos solo buscan un relax para rearmarse,reacomodarse y ser reconocidos por la comunidad internacional como una fuerza beligerante,,,,o.k.?
Opinión por:

fjbv0751

Dom, 11/18/2012 - 12:39
De acuerdo, no es la primera vez que deseamos la paz. Yo tengo mas de 60 años y no la conozco. quisiera que por fin perdonemos, pidamos perdón, reparemos e iniciemos un nuevo país en donde las diferencias sean de opinión, no sociales, culturales, estructurales, económicas y de oportunidades y que todos tengamos derecho a construir el país, no unos pocos...
Opinión por:

lopillo

Dom, 11/18/2012 - 11:45
.!!!.DIALOGOS DE PAJA.!!!
Opinión por:

juamel

Dom, 11/18/2012 - 11:25
Sería bueno, aunque lo dudo, que los funcionarios del anterior gobierno aportaran luces sobre los aspectos que llevaron al fracaso rotundo de los acuerdos con los grupos paramilitares que desembocaron en las hoy temibles bacrim ... todos debemos aportar para que los actuales diálogos lleguen a feliz término ...
Opinión por:

luispuyana

Dom, 11/18/2012 - 11:00
LA VERDADERA SOCIEDAD CIVIL ESLA QUE HA ENTERRADO DOS PRIVATIZACIONES: La de la privatización de la educación y la de la justicia, Y ESO NO HA SIDO CON DIALOGOS, SINO CON PROTESTAS SOCIALES, cada nada expongo lo referido por el premio nobel economía, Joseph Stiglitz, quien entendió hace rato, desde que desertó del Banco Mundial, que las elecciones son buenas, PERO EN DEFINTIVA SON LAS PROTESTAS SOCIALES LAS ÚNICAS QUE IMPONEN LA DEMOCRACIA. El pueblo pueblo, no está con la farc, sólo espera que dejen de disparar, que dejen las armas, y desde abajo que hagan politica, PERO ELLOS ESTÁN ES TRATANDO ES DE QUE UNA VEZ LLEGUEN A SENADORES Y SIN PASAR POR ELECCIONES, pues saben bien que les irá mal someter su socialisterismo al pueblo, que ya no les come cuento. Pero de eso se trata el asunto.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 11/18/2012 - 10:51
'agualongo', razón que esta al Sur, esa élites (la oligarquía vendepatria) decidan dialogar, ESO NUNCA PASARÁ, ellos hace más de 1OO AÑOS DECIDIERON VENDERNOS AL CAPITAL FINANCIERO, desde el primer tratado Comercial que nos hizo Pumarejo en 1935. Incluso, en 1922, el buenachón dueño de éste diario, Don Luis Cano, fue el primero en Colombia, claro el primero de esa burguesía nacional, QUE ENTENDIÓ QUE LA CAUSA DE NUESTROS FUTUROS MALES, ERA EL CAPITAL NORTEAMERICANO, fueron varios los editoriales en que ello lo denunciaba, ese capital, decía con toda razón, vienen es por nuestro petróleo, los ferrocarriles(los que acabaron), HOY POR HOY ESA OLIGARQUÍA JAMÁS DECIDE NADA BUENO PARA COLOMBIA. Por otra parte, la REAL SOCIEDAD CIVIL, LA DE LOS TRABAJADORES Y PRODUCTORES, DIALOGAN CON PROTESTAS.
Opinión por:

agualongo

Dom, 11/18/2012 - 10:41
Señor Director de El Espectador: en la selva las únicas que echan bala son las fuerzas militares. Los criminales de la guerrilla echan bala es en los pequeños municipios colombianos en donde urge una tregua. Poco o nada le sirve la tregua al presidente de la república pues no es a su casa o su hacienda a la que ataca la guerra. No, es al pueblo raso que desde 1.819 sólo ve un reguero de muertos suyos. Por otra parte, soy amigo del diálogo y espero que en La Habana se den los pasos necesarios para luego tratar de respirar algo de paz; algo, pues la verdadera paz sólo la lograremos cuando las élites colombianas decidan, (por las buenas?), convocar a un acuerdo de paz con la sociedad civil. Los poderosos están en mora de eso. Saludos desde el Sur ! ! !
Opinión por:

sindiogenes

Dom, 11/18/2012 - 10:17
Lo abstracto de la paz son las reflexiones, las interpretaciones y concepciones, su materialización debe tener lugar en hechos concretos, que definan escenarios condiciones diferentes para la mayoría de colombianos que anhelamos la justicia social.
Opinión por:

Equalizer

Dom, 11/18/2012 - 10:00
Las conversaciones de la Habana son un fracaso anunciado.....En pocas semanas lo veremos.....Y mientras tanto, en los campos y ciudades siguen los secuestros, las extorsiones, el despojo de tierras, el reclutamiento de menores, las violaciones de menosres, el narcotráfico, la minería ilegal y todos los crímenes cometidos por las FARC....Y Santos esperando su premio nobel de paz y su reeeleción..Bye.Bye.
Opinión por:

chiqueomocha

Dom, 11/18/2012 - 09:06
Mejor dicho, que los diálogos se conviertan en un pozo de retórica del cual no surjan sino falsas ilusiones y banas esperanzas. No, señor editorialista. Los diálogos no se pueden convertir en eso. Afortunadamente estos periódicos han perdido credibilidad. Lo que estos editoriales reflejan, en muy poco influyen en la conciencia nacional. Además de que estas negociaciones cualquiera que sea su resultado van a tener muy poca insidencia en la voluntad del Estado para detener la guerra desatada desde ese antro tenebroso en que se teje la paraeconomía capitalista que está empezando a ahogarnos, urdida por narcotraficantes, autoridades financieras y funcionarios estatales.
Opinión por:

31337

Dom, 11/18/2012 - 09:24
Tiene razón. Será una plaza pública pagada a altos precios por los contribuyentes en la que los abominables líderes de las FARC regodearán sus impulsos histrionicos a punta de retórica falsa y demagógica. Todo para lograr preservar sus millones, sus mujeres, sus contactos con corruptos y su capital político componente de despistados, enfermos mentales y porfiados.
Opinión por:

chiqueomocha

Dom, 11/18/2012 - 09:07
Perdón: Incidencia.
Opinión por:

cever

Dom, 11/18/2012 - 07:54
la unica propuesta es que paguen carcel, son unos delincuentes, son jefes dedeicadas al secuestro extorsion, narcotrafico , asesinatos selectivos, y masacres, y teror en la poblacion civil.. si el presidente santos quiere rebajarsela el pueblo tiene derecho a decir no. no a la impunidad. la negra corrupta y asesina, ratera de los recursos de la salud en su pueblo , merecece es la carcel.
Opinión por:

leigh

Dom, 11/18/2012 - 07:31
El ciudadano puede inundar de cartas y propuestas que al final no alcanza el tiempo y los lectores para leer toda esa correspondencia...pero....en últimas, son los negociadores los encargados de cristalizar en realidad esas propuestas y....personalmente no confio en la comisión nombrada por el Gobierno...a esa comisión le falta representatividad de la sociedad y sobran los exmilitares.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 11/18/2012 - 06:24
Y TAMBIÉN LLEGÓ AL FINAL INTERBOLSA, donde ministros de hoy fueron de interbolsa, otro recomendado bajo el título: 'ESLABÓN PÉRDIDO EN CRISIS BURSATIL, aqui mismo en el Espectador.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 11/18/2012 - 03:20
Y FALTÓ EL REMATE: ¡A cuál sociedad civil se identifica usted? A la del gobierno, a la de la farc, o a la que viene saliendo todos los días desde hace 100 hasta hoy reclamando por mejores salarios y pensión con sus pequeños productores nacionales que son más de 6 millones de familias del agro, reclamando sus tierras robadas y quienes las tienen rechazando los TLC, al lado de quienes protestan contra la locomotora minera y sus desviaciones de ríos o acabar con el Parámo de Santurban y el cerro de Cajamarca para explotar el oro. LUEGO SON TRES SOCIEDADES CIVILES, Y SÓLO UNA ES LA VERDADERA.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 11/18/2012 - 03:10
Por último, mi recomendado de hoy la columna de Antonio Caballero, 'Tiros y palabras, es otro aporte a este eslabón perdido de la ambigua 'sociedad civil', según la farc, y para otros, lo son todos los colombianos, campesinos y trabajadores, que sólo tienen quien los represente, éllos mismos, lo que en cada uno de los gobiernos salen a protestar por salarios dignos y más proteccion con aranceles.ÉSTA ES LA VERDADERA SOCIEDAD CIVIL, la otra es un invento del gobierno y de la farc, ambos andan haciendo política y cada uno tiene su 'sociedad civil´, la del gobierno es su unidad nacional y la de la farc, un sector de intelectuales que se ha declarado 'sociedad civil', MIENTRAS LA REAL SOCIEDAD CIVIL SIGUE EN RESISTENCIA CIVIL POR ARANCELES Y SALARIOS DIGNOS, SON LOS MILLONES DE COLOMBIANOS.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 11/18/2012 - 02:23
La socialización de las tierras en pocas manos, del gobierno y la farc, ha estado en contra de la verdadera sociedad civil, la compuesta por millones de campesinos y millones de trabajadores, esa que está dispuesta a comerse ese enorme sapo de la llamada justicia de transarse sin imponer penas. siempre y cuando dejen las armas y se pongan en la tarea de democratizar la economía del país y no seguir socializándolo en pocas manos, y que reconozcan que están equivocados en sus actuaciones bélica de 1OO y otros en 5O años, sin liquidar el latifundio ocioso o mal aprovechado, como lo es de cultivar alimentos para producir etanol, mientras nos saquean el petróleo y el carbón, el niquel, oro, etc, que deben de servir es nacionalizarlo para impulsar nuestra propia industria nacional, esa es la paz
Opinión por:

luispuyana

Dom, 11/18/2012 - 01:57
GOBIERNOS EN MÁS DE 1OO AÑOS NI FARC EN SUS 5O AÑOS han creado las condiciones democráticas de una reforma agraria tal como por una parte lo ha admitido editorial este diario, 'La tenencia de las tierra, el eterno problema' del 26 sept.2011, y el 'tirofijo', que se jactaba de poseer millones de hectáreas de tierras en fincas y hasta capital.Ninguno de los dos han entregado un centimetro de tierras, de las usurpadas a sangre y fuego. LUEGO LA PAZ ES LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA TIERRA Y DEFENSA DE LA PRODUCCIÓN CON ARANCELES Y SALARIOS DIGNOS Y CON PENSION. ESA ES LA REAL SOCIEDAD CIVIL, la de los millones de colombianos que han sido víctimas de esa guerra, luego la paz no puede venir de sus victimarios.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 11/18/2012 - 01:40
Un país distinto o más bien opuesto al que tenemos es el que logre producir sus propios alimentos por parte de millones de campesinos, unos a quienes les robaron sus tierras a sangre fuego y reclaman sus tierras usurpadas y quienes las tienen produciendo se les de protección con aranceles, tal como lo están reclamando mediante encendidas protestas democráticas los cafeteros, arroceros, los lecheros, avicultores, cacaoteros, cebolleros, los del maíz, y todos los demás, como también pequeña y mediana industria QUE RECLAMAN NO MÁS DESCOMUNALES IMPORTACIONES DE MERCANCÍAS CON VALOR AGREGADO. Y PRINCIPALMENTE SALARIOS DIGNOS Y CON PENSIÓN, TODO LO CONTRARIO A LO QUE IMPONE A NIVEL MUNDIAL EL FMI. ESA ES LA PAZ, contra la cual conspiran precisamente quienes estan en guerra: Gobierno y farc..
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio