Publicidad
Editorial 25 Feb 2013 - 8:03 pm

EDITORIAL

Consultar al ciudadano

El consentimiento informado es la aprobación de algo. Un servicio médico, por ejemplo. A través de este instrumento la persona enferma se entera, con el lujo de detalles que amerita —y que necesita—, para que sobre él pueda hacerse una intervención quirúrgica a la medida de los derechos que le asisten.

Por: Elespectador.com
  • 19Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/consultar-al-ciudadano-articulo-406850
    http://tinyurl.com/lpvffpc
  • 0
insertar

Entender los peligros, el avance de su enfermedad, la necesidad de la operación. Es una obligación. Y lo es en el entendido de que respeta un elemento fundamental del ser humano: su autonomía. La individualidad. Las preferencias. Pasar por encima de esto es un retroceso enorme en términos de derechos.

La Corte Constitucional nos recordó hace poco que, en lo que tiene que ver con el servicio militar obligatorio, las cosas van por el mismo camino. El caso es sencillo: Alejandro Cobo Montoya se graduó de bachiller en 2008 y fue incorporado hace un año como soldado regular del Ejército Nacional. El error de la institución castrense fue no consultarle si, en efecto, quería asumir como soldado dentro de esta modalidad. Firmó dos documentos y lo montaron en un camión rumbo a Larandia, Caquetá. Su madre demandó a través de una tutela. Ella quería que lo trasladaran como soldado bachiller a Bogotá; sin embargo, el derecho de petición que envió al Ejército, antes de acudir a la tutela, fue respondido con el argumento de que él había aprobado que todo fuera de esa manera.

La Corte Constitucional no opinó igual. Frenó todo. La sentencia T-976 de 2012, como lo informó este diario ayer, ordenó el traslado del soldado a Bogotá y advirtió a la Dirección de Reclutamiento y Control de Reservas del Ejército Nacional que se cuidara de caer de nuevo sobre los mismos hechos.

Todo por el consentimiento informado, que no es la mera reproducción de una firma en un par de documentos, sino toda una forma de proceder dentro de lo que la ley y la Constitución mandan. Las Fuerzas Armadas, el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional, deben tomar medidas para que la claridad sea mucho mayor. Es decir, como un médico, deben decirle al futuro soldado cuál es la vida que va a llevar eligiendo una de varias modalidades. Los riesgos, las responsabilidades, los derechos. O, como diría la misma Corte, “un espacio de intercomunicación, interrelación e interacción entre los actores involucrados”. De lo contrario, no hay consentimiento. ¿Cómo puede haberlo sin una información clara detrás? Esas consideraciones, a veces, se nos escapan. Pero son acaso fundamentales.

Buen precedente el que sienta la Corte Constitucional. Sería oportuno establecer unos protocolos de información, que sean además amables y entendibles, con aquellos que están a punto de ingresar al servicio militar. No hay que olvidar que la autonomía es lo que está en juego.

Así como dimos el respaldo a la objeción a prestar el servicio militar cuando existan profundas convicciones morales o políticas que les impidan a los ciudadanos portar o hacer uso de armas —un avance incalculable en términos de derechos fundamentales—, damos ahora el respaldo a esta decisión.

La medida de nuestros derechos está dada en gran parte por las libertades que tenemos, ya no como miembros de un cuerpo colectivo que exige ciertas cosas, sino como individuos autónomos que pueden elegir un modo de vida particular que no riña con el de los demás. Verlo de otra forma es devolvernos, por lo menos, dos siglos en la historia.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Farc atentan contra tramo de oleoducto en Putumayo
  • "Vamos a invertir 55 millones de euros"
  • Este será el centro comercial más grande del país

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Atlas científico de relaciones sexuales
  • El llanerito que conquistó al país con su 'Como no voy a decir'
4
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

ORLANDO ESTEBAN MARIN CIFUENTES

Sab, 03/02/2013 - 09:51
Parafraseando con el ilustre estadista DARÍO ECHANDÍA, podemos decir:¿CONSULTAR PARA QUÉ?.Las mayorías de las CONSULTAS y eso lo saben de sobra los periodistas, SON PREFABRICADAS, o van a los escenarios previamente amarradas por los corruptores y corrompidos que de antemano conocen y manipulan los objetivos que persiguen, Que no es otro que el de DAR VISOS DE LEGALIDAD a lo que se consulta por las DUDAS que surgen sobre la coveniencia pública del plan o programa y de su ejecución por los funcionarios o agentes del sistema.Los fondos públicos que se gastan en las consultas, SON AGUJEROS DEL TESORO NAL. DINERO que queda en las manos expertas de las pirañas que merodean los presupuestos territoriales desde las comunas, los Concejos las Comisiones o Juntas Directivas creadas para ello.
Opinión por:

micho1470

Mar, 02/26/2013 - 09:33
"CONSULTAR AL CIUDADANO", eso es lo que nunca el Estado o el Gobierno de turno hace. Mire no mas lo que esta pasando con los campesinos cafeteros, durante un largo periodo de tiempo vienen diciendole al gobierno que les escuche, y como no fueron oidos, se fueron a paro, y en vez de soluciones efectivas el señor Santos, el señor de la Federación de Cafeteros (por cierto una momia), los ministros de Agricultura, Interior y de Defensa, les enviaron a los gorilas del ESMAG ( que también son campesinos), a que les dejen bolillo, patadas, escudasos, etc,etec. (claro que estos del ESMAG van a reprimir paros y manifestaciones con su droga en la cabeza) todo queda en letra muerta. Ahora me pregunto, quién responderá por los heridos o muertos que generen estos gorilas?
Opinión por:

chococruz

Mar, 02/26/2013 - 06:13
Tanto ataque a logros democraticos y sociales de la constitución son solo las muestras de que objetivos persiguen sus enemigos que no son otros distintos que los movimientos politicos de las extremas de la derecha y la izquierda,quieren someter al Estado de Derecho y mantener las injustas condiciones de la clase trabajadora de las ciudades y del campo por el lado de la derecha y así seguir acumulando y amasando fortunas y poderes,y por el lado de la izquierda derrrumbar un sistema basado en el capitalismo para imponer un comunismo a la brava y con las armas sin ganarse en el tiempo el espacio politico que convenza a la gente sin miedo ni terror.Colombia como sociedad tiene que unirse no para desmontar los logros sociales si no para ampliar la democracia con el voto electronico por ejemplo
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Mar, 02/26/2013 - 01:43
Estamos frente a algo mucho más serio. Mucho más peludo. ¿Aguantaremos otra vuelta de tuerca más? Y no me refiero, específcamente, al respeto imprescindible que debe observar el reclutamiento de los soldados de la patria... niente piú. "el país pasa por un momento crucial por la incertidumbre generada por los diálogos con las Farc..." pero -sobre todo- por el saqueo generalizado, continuo, interminable durante estos últimos 5 - 6 Y no sólo porque Chucky “está enfrentando el momento más difícil de su vida política, de su vida pública”. No. ¿Qué han pensado Ustedes que podamos hacer? ¿Editoriales, editoriales y más editoriales políticamente correctos? ¿Cuántas 'otra vuelta de tuerca' debemos esperar hasta quedar como judíos en Auschwitz?
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio