Publicidad
Editorial 23 Oct 2012 - 11:03 pm

EDITORIAL

Las dudas que despierta Angelino Garzón

Lo supimos como si se tratara de una cadena de tragedias: al accidente cerebrovascular del vicepresidente de la República se suma ahora el hallazgo de un tumor canceroso no agresivo en la próstata.

Por: Elespectador.com
  • 31Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/dudas-despierta-angelino-garzon-articulo-382923
    http://tinyurl.com/l56qcw2
  • 0

Aparte de sus propios padecimientos, a Angelino Garzón le toca cargar con la enfermedad de su esposa, quien acaba de salir de una cirugía en la que le extirparon un cáncer de riñón. Toda nuestra solidaridad con él.

La salud del vicepresidente ha causado todo un debate alrededor de si debe o no informar al país cuáles son sus padecimientos. Nosotros nos hemos inclinado por la respuesta afirmativa, pensando sobre todo en la transparencia que los funcionarios públicos deben tener con la ciudadanía. Al margen de su dolor (que desde el punto de vista humano comprendemos), el avance de una enfermedad, cuando es el caso de un alto mandatario, no puede pertenecer al ámbito de la vida privada. La Corte Constitucional ha aclarado, una y mil veces, que la intimidad de un funcionario no es tan restringida como la de un ciudadano particular.

Garzón se ha rehusado en varias ocasiones a dar un parte público, a atender las peticiones del Congreso. Esto es comprometedor porque cómo, de otra forma, podrían los ciudadanos hacer un balance de su rendimiento, cómo podríamos tener tranquilidad de que la persona destinada a reemplazar —nada menos— al presidente de la República se encuentra en condiciones de hacerlo. Esta no es la hora de reevaluar la figura del vicepresidente, sino más bien de regular el tema de la salud de los mandatarios: ahondando en las especificidades, en cuándo se genera una incapacidad, en cómo atravesar el problema sin tantos traumatismos.

Lo que queda, por ahora, es la pregunta de qué hacer si el vicepresidente no puede continuar por cuestiones de incapacidad absoluta o por su renuncia. Debate oportuno que se abre a propósito de sus inequívocas palabras de “si a mí el presidente de Colombia y el doctor Roy Barreras hoy me pidieran la renuncia, vea, yo les agradecería casi arrodillado”. Las preguntas que ahora se hace la sociedad colombiana son las siguientes: ¿Quién nombra al reemplazo? ¿Bajo qué requisitos? ¿Hay un vacío en la Constitución y en la ley para esta eventualidad?

Las respuestas a estos interrogantes son relativamente sencillas. Un problema de derecho constitucional orgánico al que los expertos consultados por este diario supieron responder de forma concreta. La regulación, en lo que tiene que ver con la figura del vicepresidente, se encuentra en ciertos artículos constitucionales y en la Ley Quinta, el reglamento natural del Congreso.

En esta última se encuentra dispuesto qué debe hacerse para reemplazarlo. Planteemos, entonces, dos hipótesis. La renuncia, de darse, debe ser presentada ante el Senado de la República, organismo competente para admitirla. Luego viene la elección del reemplazo, que se hará con una persona que tenga las calidades que la Constitución exige para ello, perteneciente ésta al mismo partido del saliente vicepresidente. En caso de incapacidad física permanente, ésta debe ser declarada por el Congreso con la ayuda de tres médicos de muy alto nivel. El resto del procedimiento es el mismo.

La duda, entonces, no reside en el campo jurídico. Está más bien en el político. ¿Qué hará Angelino Garzón? ¿Se quedará en el cargo informando a los colombianos qué es lo que realmente le pasa? ¿Se acoplará a su tesis —razonable y válida— de que un discapacitado sí puede gobernar? ¿O presentará su renuncia?

Esperamos que se dé cierta claridad al tema.

 

  • 0
  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Gobierno busca que financiación de las campañas políticas sea pública
  • Federer avanzó a tercera ronda en el US Open
  • Nairo Quintana se mantiene segundo en la Vuelta a España

Lo más compartido

11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Germinación

Mie, 10/24/2012 - 20:13
¿Y cuál es el problema con los males de Angelino? A mí el tipo me parece un traidor, pero no más que el resto de quienes se mueren por reemplazarlo. ¿Su enfermedad? Pamplinas; ESTUVIMOS 8 AÑOS, 8 años, "gobernados" por un psicópata y por un munusválido mental - que más que hombre es un homúnculo, un espermatozoide- y ahora tienen dudas acerca de un tipo como Angelino y un frívolo y malandro como Chucky?
Opinión por:

Anticlientelistascorruptos

Mie, 10/24/2012 - 15:13
Éste no es el edutorial de El Espectador que yo conocí. Por eso luce tan hipócrita el remate del primer párrafo.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Mie, 10/24/2012 - 19:42
Este ya no es el periódico de los Cano, sino de los Santo Domingo.
Opinión por:

agualongo

Mie, 10/24/2012 - 12:00
Señor Director de El Espectador: lo que sucede es que a la 'unidad nacional' no les gusta la presencia de Angelino. No les cuadra que un personaje que viene de abajo se 'roce' con los de copete parado. Ese es el lío. Y no otro. Y ante la conjetura de si Angelino termina por renunciar, debo preguntar lo siguiente: quién o quiénes le pagarían el tratamiento médico especializado que se viene y de qué viviría, pues el vicepresidente no tiene en qué caerse muerto. Esa es la realidad. Qué tal que a todos los trabajadores enfermos se les pidiera la renuncia (!). Saludos desde el Sur ! !
Opinión por:

Anticlientelistascorruptos

Mie, 10/24/2012 - 15:15
Sin duda esta presión no se daría si el Vice fuera de la aristocracia bogotana.
Opinión por:

Grus

Mie, 10/24/2012 - 10:34
Aqui lo que estamos viendo es una descarada confabulacion para destituir al vicepresidente Garzon por motivos politicos. Ya no hallan como inventarse excusas absurdas para deshacerse de el. Como todos hemos visto el se ha recuperado notablemente de todos sus padecimientos y su estado mental es coherente y claro. Ahora si el gobierno quiere saber sobre el verdadero estado de su salud no es sino que le pidan a todos los medicos tratantes los informes medicos pertinentes. Aqui no hace falta nombrar a ninguna comision para que lo examinen en la sala de su sala. Esto suena a ridiculo que una comision que nunca ha visto al paciente puedan determinar en una visita su verdadera condicion fisica y mental. Lo del cancer prostatico es un hallazco incidental que tiene un buen pronostico
Opinión por:

acl

Mie, 10/24/2012 - 08:45
El Vicepresidente de manera transparente y pública debe dar a conocer el diagnóstico clínico de todos los males conocidos que padece. Si no lo quiere hacer debe someterse al examen que ordenó el Senado, conforme a la Costitución y a la ley. La sociedad debe saber si el señor Angelino, en cualquier eventualidad está apto para remplazar al Presidente y punto.Lo demás es comportarse como un ciudadano mañoso. Los mejores votos por la recuperación del Vice.
Opinión por:

Amonoi

Mie, 10/24/2012 - 08:30
Angelino ha sido, políticamente hablando, un personaje que es funcional a la derecha desde la izquierda. Los grandes capitalistas que controlan la política tienen sus fichas en todos los espectros políticos y esta ficha de la ultra-derecha se movió por la izquierda, simulando trabajar en favor del pueblo, pero haciéndolo realmente a favor del capital. Angelino saldrá avante de su enfermedad y es muy posible que sea el candidato presidencial de la derecha uribista. Ahora que lo popular está de moda en latinoamérica, toda la derecha, tanto la extrema como la de centro, posa de "Lulista" y "centrista"para engatusar al pueblo por la izquierda. El reemplazo de Angelino no se busca por el bien de la nación sino por intereses mezquinos de explotadores y corruptos.
Opinión por:

luispuyana

Mie, 10/24/2012 - 07:31
¿DUDAS? Y bien grandes, con relación a que su reemplazo le corresponde a su partido político. Pero cual es, si anduvo como judió errante, primero fue de la Unión Patriotica y luego del M-19, el primero liquidado o barrido completamente por los paramilitares. El segundo extinguido cuando ingreso a la cúpula de ese Frante Nacional renovado que nos construyó la Carta del 91, causa principal y determinante de ser Colombia una de las naciones más desiguales del mundo. Quien lo adoptó como hijo putativo fue el Partido de la U. del uribe-Santos, quienes nos dieron el TLC Gringo. Siempre ha estado como una veleta apuntando a los vientos neoliberales LUEGO NO SE SABE CUAL ES SU PARTIDO EN CONCRETO.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Mie, 10/24/2012 - 07:16
Narcolombia es crueldad sin límites. Sus politicastros y deformadores de opinión son un reflejo del "alma" nacional.
Opinión por:

El de la H

Mie, 10/24/2012 - 07:06
Ahora sí puede gobernar un discapacitado, pero cuando era Mockus NOOOOO, "que este no era trabajo para un caballito discapacitado" dijeron. Ahí tienen, lo que empieza mal termina mal.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio