Publicidad
Editorial 1 Ene 2013 - 11:00 pm

¿El año de la paz?

Esta es la época en que las personas reorganizan sus metas en la mente.

Por: Elespectador.com
  • 38Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/el-ano-de-paz-articulo-394777
    http://tinyurl.com/bk4yxkb
  • 0

En la que cuestionan sus actos del año que pasó y se plantean un porvenir distinto para el nuevo período que viene. Es un acto individual, si acaso familiar. Sin embargo, se nos ocurre que la meta principal de Año Nuevo, a la que los colombianos aspiran como colectividad, es la consecución de la paz en todo el territorio. Que Gobierno y Farc lleguen a un acuerdo ecuánime para que en Colombia se respire, por fin, un aire distinto.

Una paz que no sólo suponga el silenciamiento de los balazos y de los bombazos, de las amenazas y del terrorismo, sino también en la que se logre la justicia, asunto que deberá preocupar al Gobierno este año que comienza. Comisiones de verdad, flexibilidad en las penas, reconciliación, en fin, todo un modelo de justicia transicional que opere como motor del perdón y de la cicatrización de las heridas que aún hoy permanecen abiertas.

El año que pasó fue testigo de un 4 de septiembre en el que Juan Manuel Santos interrumpió la señal de televisión para anunciar lo que ya muchos sabían: que el primer paso hacia la paz se había dado. Seis meses en los que Gobierno y guerrilla pactaron en secreto una agenda común que se convertiría en la espina dorsal de todo el proceso: qué se negociaría, cuáles serían los puntos centrales y los principios rectores del diálogo, entre otros interrogantes.

Esta fue una hoja de ruta que se concertó en tiempo récord y que, siguiéndose paso a paso, podría brindarnos la meta. Siempre hemos insistido desde estas mismas líneas que la agenda debe respetarse, debe ponérsele un tabú en torno a sus propios pasos. Santos lucía mucho más realista que el expresidente Andrés Pastrana (quien dejó el fracaso del Caguán muy fresco en la mente de la ciudadanía), cuando anunció que el fuego no cesaría, que los diálogos se desarrollarían paralelamente a esta realidad. Con esto, la verificación del silenciamiento de las armas no era necesaria, constituyéndose un esfuerzo menos y concentrando las fuerzas en hablar sobre la paz.

Es obvio que el proceso ha estado rodeado de escepticismo y de críticas. Sobre todo cuando los líderes de las Farc hablan: porque lo hacen con el tono de siempre, uno altisonante, que raya a veces con el espíritu conciliador que debería haber de parte y parte. Porque siguen hablando de la “oligarquía” y de los males del Estado. Sin embargo, recordemos que los jefes guerrilleros no pueden hablar, de buenas a primeras, como si aún no creyeran en su causa. Eso resulta imposible. Mucho menos cuando los más rasos siguen muriendo en las selvas colombianas. Si mantienen su discurso, está bien. Y mucho mejor si lo mantienen en palabras y no imponiéndolo a balazos. También se aprobó el fuero militar, como guiño a las Fuerzas Armadas, un asunto que excede las razones jurídicas y que se convierte, en nuestra opinión, en un problema de competencia judicial.

Desde el 19 de noviembre del año pasado, en La Habana, se ha estado definiendo el futuro. Aún faltan pasos importantes y definiciones estratégicas. Esperamos, pues, que el proceso sea rodeado de mucha más legitimidad por parte de la ciudadanía (que ésta pueda participar y estar enterada, porque sin ella no hay proceso que valga) y que la agenda vaya cumpliéndose de manera lenta y consciente, pero constante. Que 2013 nos reciba con esta noticia es lo mínimo que podemos pedir ante un panorama de guerra que parecía —y aún parece, que no nos gane el optimismo desmedido— interminable.

  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Petro propone al Gobierno autorizar servicio de taxis colectivos
  • Papa almuerza con trabajadores del Vaticano en una tienda laboral
  • Se confirma condena contra falsos testigo en caso Colmenares

Lo más compartido

11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

elmonpa

Vie, 01/04/2013 - 19:26
En la medida que avanzan las conversaciones de paz , el gobierno y su aliado el congreso de la republica aprueba la injusta reforma tributaria cerranda el sene(LA LLAMADA UNIVERSIDAD DE LOS POBRES ) y el gobierno se va contra la clase obrera con el salario minimo.Para que el gobierno habla de de paz si los militares amplian el fuero militar y bombardean a su contrincante en las negociaciones de paz oo sea la querrilla.¿que podemos esperar de las negociaciones de paz si la situación de colombia pasa de mal a peor ?
Opinión por:

comentandoj

Mie, 01/02/2013 - 11:56
Cada día se ve más lejana la tan anhelada paz. Las razones son muchas, pero miremos: ¿Qué hará Colombia con 30.000 delincuentes en las calles; quién los va a emplear; para dónde cogerán 450.000 soldaditos que ya no tendrán que matar a sus compatriotas en la selva; quien cuidará los sembrados de coca; que harán los cultivadores, los raspachines, cocineros, químicos y las mulas para poder comer; Quien le va a comprar a los gringos todo el parque bélico que se consume en las selvas de Colombia; Qué fabricará Indumil. A quién culparán, los políticos, de la corrupción, de los micos, de las elecciones amañadas, de la reelección del procutador o del presidente, en fin a quién echarán la culpa de la injusticia social y de las desigualdades colombianas?
Opinión por:

agualongo

Mie, 01/02/2013 - 11:24
Señor Director de El Espectador: la dirigencia tradicional que sse tomó el poder desde 1.819 le DEBE a la comunidad colombiana un ACTO DE PAZ, pues esta dirigencia se ha encargado de ahondar más la brecha entre desposeídos y el gran capital. Por ello, aún si se lograra la paz con la guerrilla, Santos debe pactar con Colombia una democracia real, justa, equitativa y que le sirva al 99% de los compatriotas excluídos desde hace dos centurias. Lo demás, es pura demagogia que se acuerda en los clubes. Saludos desde el Sur ! ! !
Opinión por:

Gonzalvo

Mie, 01/02/2013 - 10:49
Si puede ser el año de la paz, con las far, en cuanto a lograr la paz con justicia social, se ve difícil, ya el gobierno del melifluo mostró el cobre castigando a la clase media con la reforma tributaria y a la clase trabajadora con el miserable incremento en el salario mínimo.
Opinión por:

Palmeral

Mie, 01/02/2013 - 08:47
2013, año de la paz y de la reconciliación en Colombia. Eso esperamos todos para nuestro querido país.
Opinión por:

leigh

Mie, 01/02/2013 - 08:02
La paz señor Editorialista se logra con EDUCACIÓN y ésta es precisamente lo que los Gobernantes Colombianos menos les importa, menos le apoyan. CUANDO ACABARON CON LAS NORMALES, ESOS CENTROS FORMADORES DE PEDAGÓGOS le acestaron un gravisimo golpe a la Educación. LOS PRIMEROS VIOLADORES DE derechos humanos son las Escuelas y Colegios para niños menores de seis años, no hay derecho a que un niño de tres o cuatro años lo suban en busetas y los paseen por la ciudad mientras deben estar disfrutando del calor de su hogar. Los maestros de primaria en Colombia son malformadores, el Gobierno lo sabe y apoya esa formación. Al no haber atención en los primeros años de vida, de ahí en adelante la persona le dicen salvece como pueda!! y se tiene la sociedad que tenemos y al gran capital le conviene.
Opinión por:

luispuyana

Mie, 01/02/2013 - 07:56
POCO EMPLEO NOS TRAE LA ENFERMEDAD HOLANDESA. Así quedo evidenciado en toda la prensa hablada y escrita con relación al último trimestre. Son los hechos contra los cuales nadie puede pelear que NO son ciertos lo del crecimiento de la economía, todo lo contrario, bajo la producción industrial, el agro sigue en ruiina, y cada nuevo TLC FIRMADO ES MÁS RUINA.
Opinión por:

luispuyana

Mie, 01/02/2013 - 05:45
'LA GENERACIÓN DE EMPLEO SIGUE EN LA RETINA DE LOS CIUDADANOS', nos dice editorial eltiempo respecto de petro.Omite decir que es la máxima preocupación de todos los ciudadanos, no sólo de Colombia sino los de los EEUU y de toda Europa, incluyendo Asia y África, considerando que los banqueros del FMI REDUJERON SENSIBLEMENTE LOS COSTOS LABORALES Y MÁS IMPUESTOS PARA TODA LA HUMANIDAD. Es el modelo neoliberal que hace agua, y en Colombia peor donde el santos ya tiene en mente seguir firmando TLC CON TODAS LAS NACIONES DEL PLANETA. EL AÑO 2013 BAJO LA DIRECCION DE GOBIERNO ADICTOS A LOS TLC SERÁ PEOR QUE EL 2012, se construye un mundo para el total beneficio del 1%, salarios bajos y más impuestos a los pueblos. Por ello ya cayó Merkel y Sarcozy en Alemanfia y Francia. Esa constante seguirá.
Opinión por:

luispuyana

Mie, 01/02/2013 - 05:19
MENOS INGRESOS Y MÁS IMPUESTOS, ES LO QUE RECIBEN LOS 46 MILLONES COLOMBIANOS EN EL 2013. Es la constante que lleva deprimiendo a los 46 millones de patriotas durante más de cien años.Agregado a los dos anteriores factores está la concentración en tierras en manos de quienes celebran con alegría los salarios baratos y más impuestos que el 1% del capital financiero deja de pagar. Lo evidencian también las encuestas en las que se reflejan el descontendo popular de un desempleo que galopa así el gobierno y su prensa ´libre' digan lo contrario, que hay más 'empleo', y que el agro nacional va por en la dirección correcta, pero del desastre. LAS PRÓXIMAS ELECCIONES SERÁ EL TERMOMETRO PARA MEDIR LA OTRA PAZ, ESQUIVA PARA EL 99% DE LA POBLACIÓN.
Opinión por:

luispuyana

Mie, 01/02/2013 - 05:08
PAZ Y SALARIOS BARATOS. Mientras la prensa 'libre', santos y su unidad nacional hablan de la paz, en la mente de los colombianos está en primer lugar la constante de como lograr diariamente alimentar a sus hijos, pagar los costos de la educación en cuanto al transporte, cuadernos libros y el uniformes, mientras el empleo digno va desapareciendo abriéndose o agrandándose la brecha del trabajo informal. Más cuando la enfermedad holandesa del podo empleo y baja en la producción industrial fue la constante del último trimestre. Esa es la preocupación de los millones de aslariados. Pero hay otro sector que se viene en ruina, el del agro y sus 6 millones de familias del campo que ven el volúmen de alimentos que ingresan de todas las partes del mundo.LUEGO LA OTRA PAZ DE COLOMBIANOS SON INGRESOS
Opinión por:

Klimn

Mie, 01/02/2013 - 03:52
__________________________________________________________________________ La anhelada paz se logrará sólo cuando los recalcitrantes godos de FEDEGAN devuelvan la inmensa cantidad de tierra robada y arrebatada -con ayuda paraco-estatal- abusivamente al campesinado criollo. Lo demás es paja...¿Hasta cuándo, Patria Boba? _________________________________________________________________________
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio