Publicidad
Editorial 9 Feb 2013 - 11:00 pm

EDITORIAL

A la espera de la reforma pensional

Cuando se instauró el sistema pensional en Colombia, el afán inmediato fue el de proteger a las personas de menores recursos durante su vejez. Para ello se creó el régimen único de prima media, en el que todos los trabajadores aportaban a un gran fondo común.

Por: Elespectador.com
  • 128Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/espera-de-reforma-pensional-articulo-403884
    http://tinyurl.com/bjstcrd
  • 0
insertar

Sin embargo, con el tiempo ya no fue sólo a los más pobres a quienes debía cubrir el sistema sino a todos los que hubieran cotizado, incluidos los más pudientes. Ni este último detalle ni el cambio demográfico fueron contemplados. Con los mismos requisitos en cuanto al monto y al tiempo de los aportes, se pasó de 10 trabajadores por pensionado en 1940 a cuatro trabajadores por pensionado en 1990. Al hacerse las proyecciones ese año, se constató que el sistema sería inviable en 2011. La salida: permitir que los fondos de ahorro privado movilizaran a la población con mayores ingresos y liberar así al sistema de la carga de las altas pensiones. La consecuencia: se desfondó el régimen de prima media.

Sellar este hueco financiero supuso hacer obligatoria la cotización y aumentar las semanas requeridas. Esto último, sin embargo, hizo que muchas personas no alcanzaran a cumplir con el tiempo de cotización. Aportar 36 años a pensiones es contribuir prácticamente toda la vida adulta y hay quienes, por la inestabilidad e informalidad del mercado laboral, no alcanzan a cotizar lo suficiente antes de llegar a la edad de jubilación. Hoy, sólo el 32% de los trabajadores formales e informales cotizan al sistema pensional. No sorprende, entonces, que 3,8 millones de personas que trabajaron durante su vida y llegaron ya a su edad de jubilación no estén recibiendo con qué sostenerse durante su vejez. El principal objetivo de la reforma pensional tendría que ser el de proteger a toda esta población. Más aún cuando quienes quedan excluidas son, precisamente, las personas para quienes se pensó el sistema en primer lugar: los trabajadores más vulnerables al desempleo y la informalidad, esto es, los trabajadores más pobres del país.

Así pues, aunque se espera que la reforma resuelva finalmente la inequidad de los subsidios estatales —por ejemplo, Fonprecon, el fondo de pensiones del Congreso de la República, saca del sistema de prima media 600 pensiones de 20 millones cada una—, el punto más crítico se encuentra en aumentar la cobertura garantizando la sostenibilidad del sistema. Sería justo y necesario que se aumentara la edad de jubilación y se equiparara, además, la edad de retiro de las mujeres, pues finalmente no hay un solo motivo por el cual si vivimos más no trabajemos más, y ciertamente ninguno por el cual ellas deban retirarse de sus trabajos mucho antes que sus pares masculinos. El costo político de semejante movimiento quizá sea mayor que el que el Gobierno esté dispuesto —y sea capaz— de resistir, pero sí se espera que el Ejecutivo se la juegue al menos, con fuerza, con otras de las reformas que aliviarían las dificultades pensionales del país.

En este sentido, se espera que se aprueben los Beneficios Económicos Periódicos, que consisten en una mesada mensual, inferior al mínimo, para ayudar a las personas que se retiren del mercado laboral y no hayan alcanzado a cotizar el número exigido de semanas. Las mesadas, dirigidas a aquellos que cotizan sobre el salario mínimo, le costarían al país 1,3 puntos del PIB anuales. Ésta, ciertamente, no es una cifra pequeña pero alcanza a ser manejada por el fisco. Y, aunque no nos pondría ante la perspectiva de una pensión universal y adecuada, sería un paso importante en tanto que no sólo ofrecería ciertos recursos a los adultos mayores más vulnerables, mitigando su pobreza durante la vejez, sino que generaría además incentivos para que personas del sector informal comiencen a cotizar, incluso sabiendo que los tiempos ya no les alcanzan.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 47
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
47
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Ocossa

Jue, 02/14/2013 - 09:46
Hay que igualar la edad de jubilación entre hombres y miujeres. Garantizar la media pensión a quiénes han cotizado la mitad del tiempo requerido. Mantener los regímenes expeciales a miembros de la fuerza pública que prestan servicios de orden abierto, a congresistas y magistrados con un límite de 10 salarios minimos mensuales vigentes, ampliarlo a medallistas de oro olímpico y campeones mundiales en deportes reconocidos por el COI, lo mismo que a ganadores del Premio Nóbel, el Juan Rulfo a vida y obra, el Iberoamericano de Memoria y Pensamiento Andrés Bello, lo mismo que otros de igual importancia con origen en instituciones pública o fundaciones sin ánimo de lucro, que ganarán la misma pensión de un senador (no más de 10 smmv).
Opinión por:

LIGIJA

Mie, 02/13/2013 - 12:36
Dr. Pardo es importante incluir en su reforma que la pension se le puede otorgar a las personas que tienen el total de semanas cotizadas sin importar la edad, esto mejora trabajo a otras personas y disminuye los costos de salarios puesto que sale una persona con un salario alto e ingresa otro con uno bajo,
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Jue, 02/14/2013 - 16:24
Es una buena idea, pero al gobierno y a las ratas de Asofondos lo que les imporata es exprimir a los ciudadanos.
Opinión por:

Polifemo56

Lun, 02/11/2013 - 11:08
Unificar las edades puede ser un mecanismo que optimice el recurso disponible. Revisar y ajustar las pensiones del senado es una necesidad imperante de equidad. Respetar los derechos adquiridos es un acto de dignidad y reconocimiento de los valores, tan pisoteados hoy. El estado debe responder por la quiebra del IS, cuando invirtió en el Banco del comercio y el banco del estado en el gobierno de Belisario, debemos recordar esos aspectos para no caer en la falacia de culpar a los trabajadores que han hecho sus aportes juiciosamente por más de 50 años al sistema.
Opinión por:

micho1470

Lun, 02/11/2013 - 08:29
Como todas las reformas, llamense com se llamen, estan dirigidas a favorecer a los mas ricos, y a jodernos a los de la clase media y a los mas pobres, pero como aqui en este pais no reaccionamos, nos meten el dedo al c...., y nos ponen a hacer flexiones. No entiendo porque los colombianos no seguimos el ejemplo de los vecinos ecuatorianos, o bolivianos, que si reaccionan ante los atropellos de los gobiernos de turno. Un gran porcentaje de los trabajadores de este país no alcanzaremos a disfrutar una pensión en nuestra vejez, tendremos que vivir de la caridad pública o como zanganos de nuestros hijos, y eso, si acaso, o de lo contrario moriremos en el mas triste abandono. Porque no hablan las centrales obreras, los Garzones, no dizque defienden a los trabajadores humildes?.
Opinión por:

comentandoj

Lun, 02/11/2013 - 06:32
Las reformas pensionales a los únicos que ha favorecido es a los zánganos del congreso, a base de micos y prebendas que los gobiernos ineptos utilizan para sacar adelante sus controvertidas reformas. Los carruseles y las leguleyadas de los parlamentarios para incrementar sus onerosas mesadas pensionales, hacen que el sistema sea inequitativo y excluyente. Antes de cualquier reforma se debe desmontar el negociado que tienen montado las mafias del congreso y la rama judicial. A propósito, señor santos: ¿Cuándo va a acabar con el Consejo Superior de la Judicatura, promesa incumplida al pueblo colombiano?
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Dom, 02/10/2013 - 23:51
Como los foros no salen en el impreso pero si los puede leer se digna- don Fidel o alguno de sus asistentes- conviene que El Espectador haciendo honor a su ética centenaria tome en cuenta el sentimiento de indignación que recorre este foro de principio a fin. Como lo expone con claridad el director de este diario el día en que se refirió reconociendo la reparación social que como víctima este diario ha padecido durante más de un siglo, uno de los palos en la rueda ha sido "la asfixia económica". Por eso, es en este punto sensible para el trabajador colombiano donde la línea Editorial debe mostrarse solidaria con la población en trance de pensionarse. Son indispensables, claro, los necesarios análisis financieros pero hay dos circuntancias que un discurso, en busca de luces y verdades no
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Lun, 02/11/2013 - 00:44
puede ignorar. No es intlectualmente honesto. Ni es ético. El primero, aunque parezca una nostálgica digresión -un infantil anacronismo- es menester recordarle a los cerebros que reestructuran el régimen pensional que son ellos, los que por generaciones, quienes birlaron sus obligaciones y son responsable del nudo gordiano que amenza ahorcamiento: principalmente, en primera fila, ellos y sus padres y sus abuelos y sus parientes o familiares, pues este es un régimen de delfines.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Lun, 02/11/2013 - 00:40
No sólo no cumplieron las obligaciones financieras fijados por el tripartita pacto legal (en última instancia, pacto de "buena fe" entre el Estado, empleador y trabajador) que en la mitad del siglo XX dió vida a una de los escasas semillas de solidaridad social que fructificó en el aridez de lo colombiano institucional, el ICSS: fue el gobierno el que consitudinariamente incumplió sus pactados aportes. Sino que, también, fue esta lucida intelligentsia yuppie que "nos asfixia" -encabezada por el más abstruso representante de la ideología neoliberal, el ministro Cárdenas, nuestro shakespeariano Shylock, servidor de la codicia oligarquíca- la que hizo parte del sicariato que asesinó el ICSS.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Lun, 02/11/2013 - 00:25
Lo otro: la racionalidad que sostiene la trama de este Editorial oblitera a la luz pública un acontecimiento que sobrepasa la mera anécdota, la 'aislada' circunstancia social y el frívolo contenido simbólico en el aquélla tomó forma: la boda de la hija del Procurador.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Lun, 02/11/2013 - 00:27
Si se me reclama que trato de contextualizar de manera forzada dos asuntos del todo dispares, respondo que dentro del universo de lo mediático, pero fundamentalmente dentro de la frondosa administración de injusticia que padecemos en Colombia, ambos hechos noticiosos (la reforma pensional y la alucinante ostentación de poder por parte de que quienes hacen, aprueban y controlan las leyes) son parte del mismo correlato de “realismo mágico” que jamás hubiera soñado García Márquez.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Lun, 02/11/2013 - 00:24
Admito, si, que el rigor del análisis –de cualquier análisis- debe cumplir el principio del factum factótum: “Uno alla volta”. Un asunto a la vez. Lo que pasa, es que cada Editorial es un “tiro al aire”, habla de un cosa alla volta y luego chaíto, si te ví ya no me acuerdo.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Lun, 02/11/2013 - 00:23
El cardursimo de estas iniciativas del Estado caradura (no es coincidencia que la cara del mintrabajo sea el desapacible rostro del indolente doctor Pardito) es su infinito cinismo, su insolencia monumental, tan catedralicia como las medievales "pompa y ceremonia" del Todopoderoso ministerio público -reitero la amarga pero magnífica reflexión de García Villegas sobre la inmarcesible insolencia del Establecimiento en su última columna.
Opinión por:

Alberto V. Velasquez

Lun, 02/11/2013 - 00:18
y EL ESPECTADOR NO PUEDE DE NINGUNA MANERA -EN ESPECIAL EN SUS EDITORIALES, VOZ Y PRONUNCIAMIENTO OFICIAL DEL DIARIO- SER AJENO A LOS GOLEMS PARIDOS EN MEDIO DE ESTA EPISTEME LEGISLATIVA: UN HP CLASE GOBERNANTE QUE, COMO BLINDADA COFRADÍA, SÓLO CUIDA, AUTOPROTEGE Y LEGISLA A FAVOR DE SUS INTERESES FASCISTAS.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 02/10/2013 - 22:18
Colombianos, ¡todos a la calle! Este gobierno bellaco y ladrón nos va a pauperizar como hicieron Menem y De la Rúa con la clase media argentina. En cuanto al editorialista: probre diablo, bellaco sin ética.
Opinión por:

Jorovel

Dom, 02/10/2013 - 19:44
La situación del seguro para los pensionados está en la situación a donde la condujeron los políticos que hicieron de los aportes de los trabajadores dinero de bolsillo con la complicidad de los legisladores y magistrados que ahora defienden sus privilegios como "derechos adquiridos", mientras el pueblo raso no tiene quién lo defienda. La reforma introducida por la Ley 100, ¿a quién benefició? a los administradores de los fondos de pensiones. ¿Por qué los que engendraron esa criatura no se someten a ella, para que su pensión no sea de más del 65%? ¿Será que el Dr. Uribe, que fue su promotor está en estos fondos?. Que le cuente al país cuánto recibe de pensión.
Opinión por:

lr

Dom, 02/10/2013 - 18:45
Sera que alguien se acuerda de los recursos del ISS para salvar al BCH por alla en los tiempos de Pastrana papa. Los fondos de pensionesd son el negocio de los administradores pero no resuelevenn el pequeño problema de los que erroneamente nos pasamos en el 2000 a esta panacea. Si este que escribe tiene en la actualidad 66 años, 700 Mio y le dan 2Mio netos, que puede esperarse de los demas pensionados. Se hace gran propaganda a los fondos pero el ISS ha demostrado ser responsable y paga a sus aportantes una vez llegan a la edad de jubilacion. El tema debe tener un amplio debate pues como siempre el que pone la plata no es realmente beneficiado de las grandes utilidades del sistema. Digan claramente cuanto se ganaron los fondos y cuanto pagan. Damnificado Colfondos
Opinión por:

Ringo Starr

Dom, 02/10/2013 - 18:14
Afortunadamente en mi caso logré cotizar 1670 semanas y quedar en el régimen de transición, pues la empresa en que trabajaba reestructuró personal y quede cesante hace 3 años a pesar de mi formación académica y experiencia no logre conseguir un nuevo empleo, se del drama de personas mayores de 35 años para conseguir un empleo y salario dignos pues la mayoría de las veces es imposible y quedan en el aire y de hecho restando posibilidades de pensionarse, de otra parte la reforma pensional solo pretender desmontar el régimen de prima media y darle el negocio a los fondos privados, en donde se ha demostrado que una persona que cotice sobre 3 salarios mínimos termina pensionándose con el mínimo, o sea les esperan pensiones de hippie a los futuros pensionados
Opinión por:

casaluna

Dom, 02/10/2013 - 17:52
Lo q tenemos q hacer son acciones efectivas, salir a la calle presionar para q rebajen las pensiones de los magistrados q resultaron los más chupa sangres del sistema. Así cómo la presión q se hizo para q tumbarán la reforma judicial. Claro q parece q no podemos contar con el apoyo de los medios o por lo menos de Este
Opinión por:

casaluna

Dom, 02/10/2013 - 17:46
Ud. Sr., editorialista dice que NO hay UN solo motivo por el q n O debamos trabajar más si vivimos más. Yo hasta estaría de acuerdo si hubiera la forma de trabajar. Y sobre todo para las mujeres q no es secreto q somos discriminadas en salario y elección. Si para un joven es difícil conseguir empleo mucho más por no decir IMPOSIBLE q te empleen a los 40, 45 o más años cotizando ya sea para completar semanas o para esperar la edad ahora de 55 para mujeres. Al ampliar la como es la solución facilita debemos de seguir purgando por muchos más años para q nos devuelvan lo q trabajamos honradamente. Porq no se vino con toda cuando los congresistas no quisieron gravar con más imptos sus pensiones?? Porq siempre por donde la cuerda es más floja. Este es un PAÍS DONDE NO HAY EMPLEO
Opinión por:

suesse

Dom, 02/10/2013 - 16:39
Si nuestros "gobernantes" y "periodistas" fueran serios, le dirían a todo chibchombiano menor de 45-40 años que jamás van a poder tener algo similiar a una pensión. Que mejor vayan pensando en otras formas de asegurarse algo de comida y un techo para su vejez,....o que se tendrá que recurrir, cual Ministro japonés, a recomendar a los entonces pocos miembros de la "tercera edad", que se hagan el "harakiri" para bien del resto de sus compatriotas...Y digo pocos, porque a punta de contaminación de aire, comida, agua, glifosatos, carbón, locomotoras mineras, EPS y mentirosos sistemas de salud, violencia, enfermedades mentales, terremotos sin posiblidad de salvarnos, pocos serán los que lleguen a vivir más allá de los 50 en un tiempo...
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 02/10/2013 - 16:12
El editorialista de El Espectador es un empleadillo de los Santo Domingo y al servicio del capital financiero y los fondos privados que sostienen a los parásitos de los medios. ¡Bellaco y miserable!
Opinión por:

Danialva1961

Dom, 02/10/2013 - 16:07
Es una de las reformas que se ha tenido como propuesta para la generacion de empleo. Acaso teniendo la gente mas tiempo en un puesto de trabajo le abriria oportunidades a los jovenes para ingresar al mercado laboral ? la solucion no es incrementar la edad sino acabar con tanta corrupcion y con esas superpensiones que reciben los llamados padres de la patria que son los que desangran el sistema.
Opinión por:

alvaroaocampog

Dom, 02/10/2013 - 12:18
Uribe propuso tope máximo a las pensiones y no lo apoyaron. Ahora no se quejen !!!!! Quién necesita más de cinco millones de pesos mensuales para vivir en Colombia, a la edad de 65 años: qué es lo que come un anciano a esa edad, a dónde tiene que ir a pasar vacaciones que no pueda hacerlo con un ahorro mínimo del 10% mensual, si ya tiene el servicio de salud asegurado por delante.
Opinión por:

sincorruptos

Dom, 02/10/2013 - 13:24
jajajaj Pedro navajas No82 maton de esquina, siempre andaba con la manos en los bolsillos de su gaban, pa que no supieran en cual de ellas llevaba el punhal. Cuando de pronto apreto una mano dentro el gaban y saco la ley 100. jajajajajaja
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 02/10/2013 - 12:27
Ocampo: usted es un cretino, típico de la narcolombianidad cortesana.
Opinión por:

alvaroaocampog

Dom, 02/10/2013 - 12:18
Si además a esa edad, ya no tiene hijos pequeños para educar o sostener y muy probablemente su "mujer" también esté pensionada.
Opinión por:

sincorruptos

Dom, 02/10/2013 - 11:23
70 % de la poblacion en edad de trabajar sin empleo formal y sin pension de jubilacion. Eso es una bomba atomica que en algun momento explotara con violencia. No por las FARC'sas que ojala firmen esa paz, si no por la delincuencia comun y organizda. TODO VALE para esa delincuencia como nos ensenho el Pedro Navajas No82. jajajaja
Opinión por:

por el bien del pais

Dom, 02/10/2013 - 11:23
Esta reforma pensional que plantea este gobierno pusilanime,no va a resolver el problema pensional de este pais.Recordemos que esta reforma la tiene que aprobar el corrupto congreso que tiene nuestro pais.Santos y Pardo no tienen dientes para enfrentar a los lobos voraces de las cortes y los bandidos del congreso.No ven como se va diluyendo en el tiempo la demanda que hay en la Corte Constitucional, contra el regimen pensional que tienen las pestilentes cortes y los sinverguenzas congresistas.Estas son unas "mafias o carteles"indestronables que no hay quien les quite sus privilegios.
Opinión por:

señorasyseñores

Dom, 02/10/2013 - 11:05
¡Qué descaro de editorial! ¿Cuándo han hablado con la misma puntualidad del robo sistemático de los dineros públicos? El asunto no es incrementar edad y semanas de cotización. El asunto pasa porque aquí se le regalan los recursos al gran capital. No hay una política seria de empleo, etc, etc. Con respecto a equiparar edad entre mujeres y hombres, tenga en cuenta que por naturaleza, las mujeres sufren un desgaste en su cuerpo mucho mayor y más acelerado que los varones. A ello es necesario incluirle que son las que dan a luz, son amas de casa, las que tienen que salir a trabajar. Señor editorialista, principio constitucuional: Tratar igual a los iguales y desigual a los desiguales. Me imagino que esto lo escribió Héctor Abad o algún chorlito parecido.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio