Publicidad
Editorial 21 Nov 2012 - 11:00 pm

EDITORIAL

La inversión extranjera en el campo

La inversión extranjera en el campo es una realidad que no podemos negarnos más. Pensar que se puede evadir cuando existe el capital, la tecnología y, sobre todo, la voluntad es casi un absurdo.

Por: Elespectador.com
  • 84Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/inversion-extranjera-el-campo-articulo-388437
    http://tinyurl.com/azfm7rq
  • 0
insertar

Ahora se presenta un debate intenso entre congresistas y miembros del Ejecutivo sobre cómo debe abordarse este tema, que, por demás, necesita más claridad.

Antes que opinar por opinar o decir frases de cajón de todos los niveles como “genera empleo” o “sacrifica nuestra soberanía”, primero hay que entender algunas cosas. Sin esto, un escenario irracional saldría a flote y en este caso –del que depende nuestra alimentación– no nos podemos dar ese lujo. Colombia es uno de los 10 países en el mundo con capacidad de aumentar su capacidad productiva y, además, ser un país autosostenible. Por ello, el apoyo, la financiación y el soporte a los procesos internos que los campesinos hacen día a día deben ser mucho más sólidos. No podríamos darle una bienvenida holgada a los países extranjeros sin antes tener la casa en orden.

Con todo, lo que hoy dice el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo es, también, una afirmación ineludible: “el año pasado llegaron al país US$13.200 millones de inversión extranjera directa, de la cual sólo fueron registrados US$154 millones enfocados para el agro. Eso implica que sólo el 1,5% de la plata que se invierte está dirigida a este renglón”, según datos del Banco de la República. Habla de plata que le entra al país y que podría incrementarse en una medida muy amplia en el sector rural. Habla, también, de lo que muchos defensores del agro nacional se niegan a ver: que nos falta la tecnología de punta para poder aprovechar de una manera mucho más eficaz ese “campo”, palabra, por demás, vuelta muy etérea y que se usa para cualquier propósito.

Ahora, hay que ir con calma y cuidado. No puede entregarse la tierra a países extranjeros sin un límite, como ha sucedido en África en donde se han vendido o negociado desde 2001 más de 227 millones de hectáreas, pero al mismo tiempo se presenta una crisis de alimentación. Pese a tener una actividad agrícola compleja, África (países como Etiopía, Mozambique, Zambia, Liberia y Madagascar, por ejemplo) tiene problemas de desnutrición bastante graves.

Hacer caso a las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) suena lo más razonable. No se puede detener la inversión extranjera, pero los gobiernos deben encontrar la manera en la que los procesos de concentración y extranjerización no tengan el efecto negativo previsible sobre “la seguridad alimentaria, el empleo agrícola y el desarrollo de la agricultura familiar”, como lo afirmó Fernando Soto-Baquero, oficial de políticas de esta organización.

El Ministerio de Agricultura radicó esta semana un proyecto de ley que busca establecer, precisamente, estas reglas y límites que frenarán el ímpetu del capital extranjero. Cuidar nuestra tierra –en un país que tiene personas con tanto apego por ella– es necesario, pero, ¿prohibir la inversión extranjera porque sí? El proyecto justamente busca hacerle frente a iniciativas del Polo Democrático, el Partido Conservador y el Partido de la U, que quieren dar al traste con esta posibilidad.

El miedo que tenemos de perder el campo no debería reflejarse en frenar las iniciativas de extranjeros queriendo invertir en él, sino en fortalecerlo. Menos si, como se espera de este proyecto de reforma constitucional que plantea el Gobierno, los decretos reguladores son estrictos en los permisos y autorizaciones del propio Ministerio de Agricultura. Falta claridad y regulación, pero ésta no puede ser de índole prohibitivo. Resulta bastante absurdo que en pleno siglo XXI sigamos pensando así. Cuidemos nuestro campo, con recursos, financiación, seguimiento y regulación, pero no le cerremos las puertas.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 21
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
21
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Joselau

Jue, 11/22/2012 - 18:23
Es más rentable para el gobierno y sus sabios de turno, lo más cómodo es feriar la tierra y sus recursos que realizar una verdadera reforma agraria, con políticas de desarrollo rural, para acabar de raíz ,el verdadero problema de desplazamiento, injusticia, miseria y desigualdad, no se trata de regalar sino devolver, lo escamoteado a los verdaderos dueños los siervos sin tierra.
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Jue, 11/22/2012 - 16:32
CON ESTA MENTALIDAD LA MAYORÍA DE LOS COLOMBIANOS ESTAREMOS TRABAJANDO PARA MULTINACIONALES CON SALARIOS MISERABLES EN NUESTRO PROPIO PAÍS...NUNCA PODREMOS ASPIRAR A SER DESARROLLADOS, NO TENEMOS FE EN LO NUESTRO, NO APOYAMOS A NUESTRAS UNIVERSIDADES Y LA INVESTIGACIÓN.
Opinión por:

sincorruptos

Jue, 11/22/2012 - 15:23
En 10 anhos Cocalombia sera solo coca, amapola y mariguana. Eso del cambio climatico, los TLC's que quebraran a cuanto productor nacional y/o extranjero cultiven legalmente y la corrupcion politica abismal forzaran el agro a los cultivos ilicitos para suplir el resto del planeta. Esos cultivos ilicitos si aguantan cambio climatico, plagas y enfermedades, TLC,s y torcidos.
Opinión por:

Julio Herrera

Jue, 11/22/2012 - 11:51
La agroindustria multinacional, el narcoparamilitarismo y la narcoguerrilla producen idénticas consecuencias: el desplazamiento implacable de los campesinos y agricultores nacionales. Ademas el desplazamiento empeora la situación en las ciudades con la delincuencia forzada y la carencia de productos agricolas que se destinan a la exportación. Por otra parte, los agricultores arruinados por la agroindustria no tienen otra opción que dedicarse a los narcocultivos, empeorando aún mála situación nacional e internacional. Conclusión: con la misma fuerza con que se combate a los narcoterroristas de todos los pelámenes hay que combatir a los foráneos que vienen a expropiarnos nuestros recursos naturales y alimenticios.
Opinión por:

CARV

Jue, 11/22/2012 - 11:44
En primer lugar, hay que tener en cuenta que la 'tecnología agropecuaria' no es demasiado sofisticada, y que nosotros ya tenemos un aceptable arsenal humano capaz de afrontar el reto de desarrollar nuestros campos, lagunas, mares y ríos. Lo que pudiere faltar se puede contratar mientras hacemos los ajustes y las capacitaciones del caso. En segundo lugar, los extranjeros podrían 'invertir' en nuestras empresas agropecuarias, sin tener que venderles la tierra y lo que ella significa. Para el caso, bien pueden asociarse con empresas colombianas (privadas y públicas) para aportar su 'capital' y su experiencia, sin llegar a dominarlas. Por lo tanto, no es admisible el falaz argumento de que esa clase de 'inversiones' (compra de tierras) es imprescindible para nuestro desarrollo agrícola.
Opinión por:

nacholeon

Jue, 11/22/2012 - 11:19
estamos en un país ahogado en la guerra por más de 50 años, por un problemita...la tierra. si aún existe esa pugna con hacendados deueños de el 80% del país, no creen que se incrementara si llegan extranjeros a apropiarse ( no se sabe de que manera) de las pocas hectáreas que quedan. dejen de pensar el problema desde la ciudad, desde los datos, piensen el problema desde el campesinado, desde adentro para que dejen de volver mierdaaa el país.
Opinión por:

ferchogomez7

Jue, 11/22/2012 - 10:41
La "inversion" extranjera,o la "invasion" extranjera? Acaso a esos paises se les aparecio la tecnologia,la ciencia x obra y gracia de los espirtus santos,extraterrestres,o tubieron q' preparar a sus conciudadanos en estas areas? Cual el menospreciar a nuestros profecionales? xqen lugar de robarcen,apropiarcen de los fiscos no se invierte en ciencia y tecnologia,aqui,Usted q' dice o escribe "no podriamos darle una bievenida "holgada" a los???? "Vamos colombianos/nas, es hora de ponernos serios y empezar a Leer,Pensar,Entender,Estudiar nuestra Historia y/o Constitucion,para asi saber el xq? causas y concecuencias de los eventos q' historicos q' nos afecta,aprenderiamos q' es? una verdadera DEMOCRACIA y lo Fundamental dejariamos atras nuestra IGNORANCIA POLITICA culpable de nuestros males.
Opinión por:

Javier Andrés Guzmán Noguera

Jue, 11/22/2012 - 09:59
Señor Extranjero: Se vende finca llamada Colombia... venga y haga su oferta... esto acá no tiene doliente y es tierra de excelente calidad!!!! venga y aproveche el remate que después los propios colombianos son quienes le compran los productos al precio que Usted quiera... Ah! y venga rápido por que ya son de las últimas cosas que faltan por vender... ya se ha vendido el petroleo, el carbón, el oro, la esmeralda, las telecomunicaciones, la educación, la salud, entre otras... así que si no aprovecha ahora puede quedarse sin su pedazo de finca... venga extranjero que acá el campesino es ignorante y miserable, en otras palabras, fácil de manejar... ese se lo encimamos por la compra de más de 1 metro cuadrado. Cuando termine de enriquecerse y se vaya, esto se llamará la Somalia americana.
Opinión por:

rabil

Jue, 11/22/2012 - 08:35
La seguridad alimentaria y el agua potable son asuntos estratégicos: el día que esos dos elementos estén en manos extranjeras nos arrodillarán (más de lo que estamos) y dejaremos de existir como entidad nacional. La comunicaciones también pero esas ya las feriamos y sufrimos las consecuencias. Mi mamá dice que el que mucho se agachó hasta el colon se le vió. No nos agachemos tanto. Bastante indignidad tenemos que cargar con las actitudes de nuestros dirigentes rexpecto al fallo de la Corte de La Haya. Ya vendimos Panamá, ya vendimos la riqueza del subsuelo, vendimos la conciencia. Llegará un día en el que no tendremos dónde caer muertos porque todo está enajenado o hipotecado, seremos pasto de los gallinazos.
Opinión por:

rabil

Jue, 11/22/2012 - 08:29
Inversión sí: en maquinaria, en nuevas tecnologías, en cosecha, postcosecha, agroindustria y comercialización pero no en adquisición de territorio. Es fácil de entender. Pagan arriendo, van a las terceras partes, por mitad, al aumento. Existen formas de acordar la explotación de la tierra sin necesidad de transferir su propiedad. Podría ser la tierra de los desplazados y la inversión de los extranjeros. Allí trabajarían y participarían, según un acuerdo justo, de la plusvalía. Sencillo, sin chauvinismo pero tampoco con candidez. A veces preferiríamos tener en el gobierno personas sin mucha formación académica pero con imaginación y untados de realidad. Y, claro, sin ambiciones ni intereses personales que los conducen a conductas corruptas.
Opinión por:

chiqueomocha

Jue, 11/22/2012 - 07:45
Y por qué tendríamos que creer en que la venta del campo a los extranjeros nos va a garantizar la supervivencia de las nuevas generaciones, si llevanos más de doscientos años vendiéndolo todo sin obrtener resultados que merezcan la confianza que el editorialista pregona? Me da es la impresión de que se siguen creyendo sus propias mentiras. Al paso que vamos el Estado Colombiano no va a quedar sino con la atmósfera contaminada, y sin embargo por que nos quitaron aguas de ultramar parecemos una jauría ladrándole a la luna. Definitivamente somos atembaos.
Opinión por:

Amonoi

Jue, 11/22/2012 - 07:40
Al editorialista se le cruzan los pies y cae de bruces tratando de defender lo indefendible. Él mismo lo afirma en su artículo, la tierra africana está en manos de extranjeros y por allí el hambre es reina y señora, ¿cómo puede concluir que se requiere inversión extranjera para ser auto-suficientes en el tema alimentario?. ¡Basta de mentiras!, Los extranjeros no invierten para que el Colombiano seamos auto-suficientes en alimentación, lo hace para obtener dividendo, y esto los obtiene cultivando productos para uso industrial, y mientras ellos se llenan los bolsillos de dinero,. debemos importar comida a un ritmo cada vez mayor a precios internacionales, solo basta ver las cifras de crecimiento de importaciones de alimentos desde el TLC.
Opinión por:

pistorius

Jue, 11/22/2012 - 07:39
Esto si es claramente un publi-editorial. Señor editorialista prepago, ¿acaso la inequidad en el acceso a la tierra es un problema que va a tener en cuenta la inversión extranjera? Por otro lado, más de la mitad de la comida que llega a las ciudades es producida por pequeños y medianos campesinos, con tecnologías de baja intensidad; la gran tecnología se usa para los cultivos destinados a agrocombustibles. Deje de mentir, o es que acaso ¿eres tu Juan Camilo Restrepo escribiendo por aquí?
Opinión por:

leigh

Jue, 11/22/2012 - 07:28
Señor Editorialista, favor explicarme como si tuviera cinco añitos, por que razón? hoy cuando la producción cafetera nacional es tan baja, el precio de compra de una carga de cafe al campesino también es tan bajo? Aquí, desde siempre nos meten la mano al bolsilllo. Si el dolar sube es gravisimo y si el dolar baja es peor...No me crean tan caribajito, ladrones de cuello blanco!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Ahora, explique de qué manera la inversión extranjera beneficia a los colombianos? Por ejemplo, cuánto ha sido el beneficio por la explotaciópn de cerro matoso?...
Opinión por:

yonpi

Jue, 11/22/2012 - 07:52
la carga de cafe esta barata por el precio internacional. La produccion es baja porque ya el sector no es competitivo. Es por ello que muchas fincas estan cambiando su vocacion productiva. El gran error de los cafeteros es que siempre miraron para afuera sin desarrollar lo que habia adentro. O no es cierto que cuando vamos al exito a comprar cafe lo compramos colombiano pero procesado en el extranjero?
Opinión por:

yonpi

Jue, 11/22/2012 - 07:23
El problema del campo en Colombia pasa por la acumulacion de tierras que hoy son utilizadas en su mayoria de forma ineficiente, con ganaderia intensiva donde se cuida una vaca en una hectarea y crea poquisimos puestos de trabajo. El gobierno nacional debe cambiar esto via impuestos. Una hectarea mal usada debe tener una carga impositiva que vuelva prohibitiva la acumulacion y tenecia de tierras en asuntos poco competitivos y baja creacion de empleos.
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Jue, 11/22/2012 - 06:23
Vengan todos que Cocombia abre sus puertas a la feria de la inversión extranjera y a la rifa de lo que queda. Vengan, que en Cocombia robar no es delito. Gran chisga. Gran baratillo.
Opinión por:

sanjuanm

Jue, 11/22/2012 - 06:17
Perder el campo? El campo esta en Colombia, que tenga dueños extranjeros que cambia? No se lo pueden llevar, no? Entonces que compren, lo desarrollen con plata y tecnologia, creando empleo y haciendo lo que aqui no hemos podido hacer. Miren a Peru, Chile, Argentina!
Opinión por:

rabil

Jue, 11/22/2012 - 08:39
Usted es tan inocente como su tocayo el apóstol. Panamá está ahí, no se lo trastiaron pero hoy en día ni siqu7iera podemos mandar un piquete de policías a capturar a una delincuente. No sé porque estamos explicando lo obvio. Siempre es que ocho años de stalinismo made en el Ubérrimo nos quemó las nueronas.
Opinión por:

solesporventanilla

Jue, 11/22/2012 - 00:54
Yo jamás he escuchado de la boca del senador Robledo, decir que se opone a la tecnología extrangera, o siquiera a la inversión extrangera. Ojo, es más, es obvio que los de la U y conservadores, no van a estar de espaldas al mundo. No entiendo.
Opinión por:

solesporventanilla

Jue, 11/22/2012 - 00:58
Todos tienen críticas, pero a la forma en la cual se piensa hacer esto. Como es apenas obvio, el editorial no dice nada de esto. Y lo más importante, lástima que no se tenga en cuenta que son los sectores del agro los que transmiten sus preocupaciones a estos senadores en este caso concreto.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio