Publicidad
Editorial 1 Abr 2013 - 11:00 pm

Jugar con candela

En los últimos días la retórica guerrerista de Kim Jong-un, el joven dictador de Corea del Norte, ha sobrepasado los decibeles normales de la perorata contra su vecino del sur y contra Estados Unidos.

Por: Elespectador.com
  • 38Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/jugar-candela-articulo-413481
    http://tinyurl.com/c59yjer
  • 0

Si no fuera por su capacidad nuclear y las pruebas recientes con misiles de mediano alcance, el tema no daría para mucho. Pero Jong-un juega con candela y puede quemarse.

La pregunta que se hacen los expertos es qué tan válidas son las últimas amenazas que podrían llevar a esta importante zona de Asia a un conflicto. Si fuera por las palabras, y ciertos hechos, el mundo estaría ad portas de presenciar una confrontación de proporciones incalculables para una región que concentra un alto poder bélico. Frente a las maniobras militares conjuntas que con regularidad llevan a cabo Washington y Seúl, el líder norcoreano reaccionó con dureza al cortar todo canal de comunicación, desconocer los protocolos de paz firmados con sus vecinos y anunciar que se encontraba “en estado de guerra” con el Sur. De ahí que la escalada verbal haya preocupado incluso a los aliados tradicionales del Norte, China y Rusia, que han pedido cordura y prudencia.

Por ser un país que mantiene un alto grado de secretismo, debido a la férrea dictadura comunista que lo gobierna, no es fácil saber con certeza si está “cañando” o no. En principio todo parece indicar que Kim Jong-un busca fortalecerse, pues accedió muy joven al poder en 2011, a los 28 años, tras ser designado por su padre, Kim Jong-il, para que lo sucediera a partir de su muerte. Con una situación endémica de atraso, pero con el cuarto ejército del mundo en cuanto a su tamaño, afianzarse en el poder no parece una tarea fácil. Se educó en Suiza y se especula sobre su deseo reformista de abrir el empobrecido país a las realidades de un mundo que ha cambiado radicalmente tras la caída de la Unión Soviética y el exitoso proceso de apertura chino. En especial, luego de conocer de primera mano lo que sucede en Occidente. Sin embargo, para iniciar las reformas debe asegurar su liderazgo interno, lo cual pasa por lidiar, con gran astucia y habilidad, con la vieja ortodoxia militar que controla realmente el país.

Dentro de este panorama algunos especulan que el dictador asiático asume el papel de hombre duro al que no le tiembla el brazo en el momento de llevar a cabo un pulso con sus enemigos tradicionales. De hecho, anunció además que aumentará su capacidad nuclear en un claro desafío a la ONU, muy probablemente al echar mano del viejo aforismo según el cual si se quiere la paz, hay que prepararse para la guerra. Dentro de esta lógica perversa, la posibilidad de sentarse a negociar a futuro con Corea del Sur, para buscar una salida a la situación de la península, dividida desde la guerra en los cincuenta, parte de la base de demostrar que su capacidad bélica está intacta.

Lo grave es que de Pyongyang puede esperarse cualquier cosa. Así como los últimos acontecimientos pueden ser apenas otra escalada verbal, las cosas pueden salirse de madre. Y para quien no quiera creerlo, basta con recordar dos hechos recientes. Uno ocurrido a comienzos de 2010, cuando un buque de guerra surcoreano, ubicado cerca de aguas en disputa, fue partido por la mitad luego de una explosión. El saldo, 46 marinos muertos. Seúl cree que se trató de un torpedo norcoreano y así lo denunció. Unos meses más tarde, soldados norcoreanos atacaron con misiles la isla de Yeonpyeong, que pertenece al Sur, dejando dos civiles y dos militares muertos. Por ahora Estados Unidos afirma que se toma la escalada en serio y ha aumentado su presencia militar con el envío de aviones de combate y navíos de guerra.

De momento sólo queda esperar que los peores vaticinios no se cumplan y los juegos de guerra de los últimos días no sean más que una bravuconadas del belicoso y joven dictador norcoreano. No hay que jugar con candela, pues una mínima chispa puede encender la pradera.

  • 16
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Un chat con... Jul 22 - 12:13 am

    El chico malo

    El chico malo
  • Publican dos nuevas fotos oficiales del príncipe Jorge
  • Camilo Álvarez inicia un nuevo ciclo en las pasarelas de Colombiamoda 2014

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio