Publicidad
Editorial 4 Sep 2013 - 9:43 pm

Editorial

Mirar al frente

Vista tal cual la han presentado, tanto la demandante, la Contraloría General de la República, como la Corte Constitucional, la decisión que ésta tomó para obligar a los concesionarios originales del servicio de telefonía móvil a devolver a la Nación, al término de la concesión, todos “los elementos y bienes directamente afectos a la misma”, luce apenas justa. Si eso estipulaban los contratos, pues a cumplirlos.

Por: Elespectador.com
  • 23Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/mirar-al-frente-articulo-444524
    http://tinyurl.com/lcxqjnj
  • 0
insertar

La justificación, bajo ese entendido, resulta además impecable: garantizar que, terminados los contratos, el servicio se continúe prestando sin afectar a los usuarios, que bien maltratados han sido todos estos años.

La cuestión, empero, no es tan sencilla. Ciertamente, el contrato de concesión que inició el negocio en 1994 contemplaba la reversión total. Sin embargo, cuatro años después se tramitó la Ley 422, que estipula que sólo “revertirán al Estado las frecuencias radioeléctricas”, esto es, el espectro. Ley que, como lo estipula el contrato original, se incorporó al mismo desde entonces. Igual ha pasado con otras leyes posteriores que, al ser incorporadas, han ido modificando las condiciones del contrato. Bajo esas reglas de juego se han realizado todas las transacciones e inversiones en ese mercado, comenzando nada menos que por la valoración y cambios de propiedad en las empresas concesionarias.

Ahora, ante la demanda de la Contraloría a esa Ley 422 y a una posterior, la 1341 de 2009, que también circunscribe la reversión solamente al espectro, la Corte Constitucional ha declarado exequibles ambas leyes, pero condiciona su aplicación a contratos posteriores a ellas. Es decir, obliga a que Claro y Movistar entreguen al Estado toda la infraestructura que han instalado para cumplir sus contratos.

Esto, que luce apenas justo, plantea innumerables dificultades, acaso insolubles: ¿Cómo definir qué torres, antenas y demás aparatos corresponden a esos primeros contratos, cuando la tecnología de entonces ya ni siquiera existe? ¿La no incorporación de leyes posteriores a la firma del contrato incluye todas las demás, por ejemplo, la portabilidad numérica que hoy luce como un gran logro para los consumidores? ¿Todo lo actuado bajo las condiciones modificadas por estas leyes se viene abajo, queda sin valor? Y así.

Por si fuera poco, la decisión llega justo cuando el Gobierno Nacional se disponía a anunciar las condiciones de la eventual prórroga por 10 años de la concesión a estas empresas. Y justo después de haber otorgado las frecuencias para la tecnología 4G, algunas ganadas por estas mismas dos empresas con un plan de negocios que, obvio, contemplaba construir sobre lo construido. Ahora, todo para ellas queda en un limbo.

Así las cosas, lo que pretende proteger la Corte —la continuidad del servicio— comienza antes bien a ser la mayor preocupación. Tanto porque el Gobierno se puede frenar en el proceso hacia a la prórroga —lo cual sería grave, pues las concesiones vencen en marzo próximo—, como por las condiciones inciertas para unas empresas que hoy no saben con qué cuentan, cuando deberían estar más bien concentradas en el plan de inversiones que se requiere para mejorar su muy deficiente servicio e implementar la nueva tecnología.

Por eso, la Corte Constitucional debe apurar la definición del alcance de su fallo. Y en esa definición, ojalá los magistrados consideren la manera en que se ha de cumplir su fallo para no generar un caos y enviar un perverso mensaje de inseguridad para la inversión. Si el objetivo de esa rara excepción en la aplicación de las leyes es proteger los bienes públicos y garantizar la continuidad del servicio, bien podrían, por ejemplo, abrir la puerta a un arreglo económico en lugar de ponerse a determinar lo que han de entregar, que no imaginamos cómo pueda hacerse con juicio. O alguna salida práctica similar. No resulta inteligente atarnos a resolver el pasado, cuando lo que requiere este sector es mirar al frente, bien al frente.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Ar mareo

Jue, 09/05/2013 - 13:41
No me sorprende q el editorialista este a favor "de salidas practicas" pues como en el asunto de los baldios (donde los duenhos de este periodico tienen intereses), esas salidas terminan haciendo leyes a la medidad de los monopolios
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Jue, 09/05/2013 - 11:59
CLARO DEBE PAGAR A ETB UNA MILLONADA....SE PASA POR LA FAJA LAS LEYES COLOMBIANAS.....LA JUSTICIA DE NUESTRO PAÍS HACE GALA DE SU INCOMPETENCIA.....CLARO PUDE PASAR A EPM COMO PARTICIPACIÓN DE LA NACIÓN.
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Jue, 09/05/2013 - 12:02
CLARO QUE PRONTO APARECERÁN LOS MISERABLES APÁTRIDAS QUE DIRÁN QUE NOSOTROS SOMOS UNOS INCAPACITADOS PARA OPERAR LA EMPRESA AL MEJOR ESTILO DE CERROMATOSO.
Opinión por:

desempleado2000

Jue, 09/05/2013 - 10:49
Eso se resuelve facilito: Para instalar las torres se requiere un permiso de orden municipal. Entonces se debe revisar esas ordenes. Sino pueden por ahí entonces las empresas de celulares debían pasar un programa de cubrimiento regional, al principio, nacional despues. En ese programa deben estar programadas la instalación de las antenas. Si tampoco pueden por ahí, entonces las empresas contrataron otras empresas para que hicieran ese trabajo. Revisar esos contratos. Pero, los defensores de la inversión extranjera deben sentirse tranquilos algo se idearan para que estas empresas no devuelvan nada y posteriormente le sigan aumentando impuestos a JUan Pueblo que puede con todo.
Opinión por:

luispuyana

Jue, 09/05/2013 - 08:48
Y MIREMOS LA FRENTE DEL PARTIDO U, ACABA DE PROPONER UN NUEVO IMPUESTO DEL 2XMIL AL PUEBLO, cuando el sector del sistema financiero OBTUVO GANANCIAS DE $39,7 BILLONES 2012: BANQUEROS Y MULTINACIONALES SON LA PLAGA QUE ARRUINA NUESTRA ECONOMÍA.
Opinión por:

suesse

Jue, 09/05/2013 - 04:27
Ah, doptores de la Ley!!! Es cierto: todo el proceso de privatización iniciado hace ya dos décadas, se hizo, como todo entre nosotros, a las patadas. A la loca, a las carreras, sin consideraciones reales sobre si estaba cumpliendo con el espíritu de las normas, no solo de leyes, sino constitucionales. Así debió hacerse con la entrega de los dineros de salud a las EPS, con la educación, con el transporte, y si, con las comunicaciones.Y más, si iban a darseles esos mercados a empresas extranjeras, para lo cual, se debió preparar a todo el aparato estatal a asumir lo que se venia encima, antes de salir como desesperados, afanados por las multis extranjeras,a firmarles de todo, para luego, con el tiempo, y por revisiones constitucionales y judiciales, tener que dar reversa. Lo que mal inicia!
Opinión por:

luispuyana

Jue, 09/05/2013 - 03:43
No se preocupe tanto editorialista, que no que no defina la Corte contra esos monopolios financieros ladrones LO EJECUTARA LAS RESISTENCIAS CIVILES DEMOCRATICAS, ya lograron los campesinos de Boyacá TUMBAR ESE DECRETO 970 DE LAS SEMILLAS, UN TRIUNFO HISTÓRICO QUE NOS REGALAN LOS CAMPESINOS PARA TODOS LOS JODIDOS Y MALTRATADOS POR ESTOS GOBIERNO NEOLIBERALES.
Opinión por:

suesse

Jue, 09/05/2013 - 04:30
Don Luis, no se nos emocione mucho....la Resolucion esa apenas está "congelada"....y lo que se va a hacer, no va sino a tapar un hueco, dejando el problema de fondo sin resolver, que es la continuidad de la llegada de esos esperpentos "alimenticios" a las mesas y platos ( e hígados, glándulas, piel, pulmones y demás organos) de la gente....ojo!!
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio