Publicidad
Editorial 6 Abr 2013 - 11:00 pm

Editorial

Plan de choque: ruido al ruido

El país tiene en camino una reforma a la salud y, en discusión, una reforma pensional. A la espera están no sólo los beneficiarios sino también las aseguradoras y los fondos privados de pensión. La reforma tributaria, aunque ya se encuentra aprobada, no ha sido todavía reglamentada y se prevé que el sector minero y el sector bancario van a comenzar a pagar mucho más. Para completar, hay una mesa abierta de negociación con las Farc que no en vano inició con el tema del agro y que, como era de esperarse, tiene inquieto a un sector que estaba ya en vilo con el plan de restitución.

Por: Elespectador.com
  • 44Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/plan-de-choque-ruido-al-ruido-articulo-414449
    http://tinyurl.com/cl8g72l
  • 0
insertar

Era inevitable que en un revolcón institucional de esta magnitud los capitales se retrajeran. El problema que el Gobierno tiene hoy entre mano y mano es que la desaceleración económica, que en principio debería amortiguarse entre todos, no golpeó por igual: la revaluación del peso volcó violentamente la carga hacia el sector industrial y terminó de magullar al ya malherido sector agropecuario. Si bien el desempleo no ha aumentado, no hay duda de que las presiones son justificadas.

Lo que no es justificado es la incoherencia con la que el Gobierno busca conjurar la crisis: entre paros y subsidios, esta semana anunció un disperso “plan de choque” para rescatar al agro y a la industria. Aunque apenas el 15 de abril conoceremos los detalles, es difícil ver el norte de esta reacción, entre otras cosas porque, como lo reconoció el ministro Cárdenas, “la revaluación es la madre de todos los problemas” y ante ella es poco lo que puede hacer el país. Así bien, si no se puede frenar, lo único que queda por hacer es reducir los costos de los sectores para que puedan competir. Lo que significa, de cualquier forma, un retiro de las cuentas nacionales, y es aquí que se le pide al Gobierno que sea más claro con su mensaje.

Una petición que tiene especial sentido cuando se espera que la reforma tributaria deje con problemas temporales de caja al Ejecutivo. Sin duda, se hizo bien al desmontar los parafiscales y aliviar así los costos laborales; para compensar los ingresos se creó el Cree. Este nuevo impuesto a la renta es más sólido, tiene menos exenciones que el anterior y es en general más alto. El objetivo, acertado, es gravar menos a sectores intensivos en mano de obra y más a sectores intensivos en capital, como el minero y el financiero. El problema hoy, sin embargo, es que mientras los parafiscales se recaudaban mensualmente, el Cree no se recauda sino hasta en marzo del próximo año. Con la desaceleración de la economía, y el cambio en la tributación, es posible que el Gobierno recaude este año un punto menos del PIB. ¿Con qué dinero, entonces, se va a rescatar al agro y a la industria?

Esta pregunta es importante, no sólo porque aumentar la deuda implica presiones inflacionarias, TES más caros y señales arriesgadas a los mercados internacionales, sino también porque cuando los sectores efectivamente están en aprietos lo más justo es ser honestos con el panorama al que se enfrentan.

No se trata de entretener a la opinión pública con señales de acción difusas como la agilización de las devoluciones de la DIAN, cuando se sabe que la implementación del sistema electrónico tardará años en consolidarse, o con solo llamados de atención a los bancos porque no responden a la caída de la tasa de interés del Banco Central. De lo que se trata es de poner sobre la mesa lo que se puede hacer, adelantar medidas concretas y transparentes, y dejar de desorientar al país con discursos inconexos e improvisados que, si se llegaran a cumplir, igual no solucionarían el problema.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 5
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

5
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

turn

Dom, 04/07/2013 - 21:53
La economía se desacelera, era previsible, porque ese TLC, muchos se lo dijeron al gobierno en su momento, que los que se iban a perjudicar eran sectores económicos que no pueden competir con los Estados Unidos, como el sector agrícola, el pecuario, porque ese país leda subsidio a sus productores. Pero el Gobierno hizo caso omiso a esas alertas que se plantearon en mesas de discusión donde intervinieron los gremios. Eje, Miremos lo que esta pasando con el café. El gobierno solo le apuesta a la minería y al hidrocarburo, pero eso algún día se acabara. ¿ y DESPUES ?
Opinión por:

suesse

Dom, 04/07/2013 - 17:51
Un pais donde mas de la mitad de la gente apenas subsiste, no puede crecer ni generar riqueza màs que entre unos pocos, y eso, por un rato. Si no hay ni mercado interno, ni ahorro, ni infraestructura para mover ni par bultos de nada antes de que salga mas caro la enjalma que el burro, que mas le podemos pedir a un panorama, una realidad, asì? La maquinita de deuda ya se esta agotando, y los primeros quebrados, ya llegan, via consumos en mora, carros impagables, etc. Cuando se espera que sea un porcentaje pequeño de la gente el que sostenga a una mayorìa ademàs, en muy mal estado, no se pueden pedir milagros, ni de los Santos o de los demonios...
Opinión por:

comentandoj

Dom, 04/07/2013 - 14:41
Los palos de ciego con los que el presidente está afrontando las crisis, como el favorecimiento de sectores ampliamente conocidos por su abasoluta deshumanización y prioorización de sus ganancias, léase el sector bancario, las EPS, los prilegios a los militares, a los "padres de la patria", a los rábulas que hacen parte del poder legilativo, dedicados a esquilmar las arcas del país con leguleyadas para aumentar de forma abusiva sus salarios, mesadas pensionales y prebendas más abasurdas, hacen que las expectativas, por las reformas que están en trámite, sean desoladoras y antipopulares; lo más probable es que entierren las aspiraciones de segundo mandato para el sucesor del enano de autos.
Opinión por:

agualongo

Dom, 04/07/2013 - 12:46
Señor Director de El Espectador: por qué no se escribe un editorial de este tamaño cuando los trabajadores de base, los pocos que quedan, esperan de la dirigencia un salario digno. En Diciembre en medio del júbilo de los ricos por la Navidad, éstos le escamotean un pírrico aumento al magro ingreso laboral y argumentan que perdieron ganancias y ante esto el gobierno le da la razón a los poderosos. Hoy, cuando los que viven principescamente del sector bancario, agropecuario e industrial se juntan para presionar a Santos por 'ajustes' que los beneficiarán aún más, los de abajo miran a todos lados porque no aparece por ningún lado un medio de comunicación que hable por ellos y les de un trato que se acerque al ideal de la democracia. Saludos desde el Sur ! ! !
Opinión por:

martaluribe

Dom, 04/07/2013 - 01:36
Es incomprensible, que no se entienda en el gobierno, ni sus funcionarios entiendan, que la realidad, es que un paìs que no puede producir, porque su sistema econòmico, es incompatible, con sus metas, es un paìs que no es viable econòmicamente hablando. Si no somos competitivos, y no a todos nos dan subsidios, para seguie subsistiendo... Que pena, pero no estamos en camino a nada. Las minas cuando se agoten.. no dejan nada. En cambio el que emplea, el que produce... a ese si lo tildan de ladròn, si llega a ganar algo en el negocio, es porque le robò a alguien. Porque no intenta producir algo en concreto, que no sea la minita de oro. Brutos es lo que son, a mi modo de ver... Siempre pensando en la salida fàcil...
Publicidad
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio