Publicidad
Editorial 8 Dic 2012 - 11:00 pm

Editorial

Proceso de paz y justicia internacional

La inesperada y frustrante decisión de la Corte de La Haya sobre el mar territorial de nuestro archipiélago en el Caribe le restó interés noticioso al informe provisional que sobre nuestro país emitió por los mismos días la oficina del fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI).

Por: Elespectador.com
  • 65Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/editorial/proceso-de-paz-y-justicia-internacional-articulo-391441
    http://tinyurl.com/a8decnd
  • 0
insertar

A un análisis de este diario, algunas menciones vagas en medios y un par de columnas de opinión, en esencia enfocados a la aseveración de que los llamados falsos positivos han sido una política de Estado, se ha circunscrito la divulgación de este informe en el debate público. No debería ser así. Es la primera vez que la CPI publica los resultados del examen preliminar que adelanta sobre nuestro país y explica la “naturaleza excepcional” de este reporte en “el alto nivel de interés público generado por este examen”. Colombia —con Guinea y Georgia— es así uno de los tres países en el mundo que pasa a la fase dos del examen preliminar de la Corte.

El informe llama la atención sobre varios asuntos de nuestra realidad que merecerían análisis y cuidado, pero quisiéramos centrarnos en uno determinante para el proceso de paz en curso con las Farc. Después de una minuciosa descripción de los crímenes cometidos por guerrilla, paramilitares y fuerzas del Estado, dice la fiscalía de la CPI que “seguirá de cerca... el ‘Marco Legal para la Paz’ y demás desarrollos legislativos relevantes”. Es decir que la pregunta sobre los límites que la justicia internacional impone hoy al nivel de impunidad que contemplen los posibles acuerdos a los que se llegue para la reincorporación de las Farc, ya no se circunscribe al debate interno sino que está dentro de las razones por las que la CPI decide continuar con su examen del país. Y, valdría concluir, una impunidad más allá de lo permitido llevaría a la intervención de la Corte.

En entrevista con este diario el lunes, decía Vincenç Fisas, director de la Escuela de Cultura de Paz de Barcelona y cuyos documentos han servido de base para el actual proceso colombiano, que “la paz requiere amnistía”. Y el tema, si bien el jefe negociador del Gobierno ha aclarado en carta a este diario que no se ha llevado a la mesa, se sabe que está siendo analizado para una fase posterior. Incluso, el mismo Fisas dice en el reportaje, refiriéndose a los militares, que “una amnistía los incluiría también”.

¿Estamos, pues, ante una sinsalida? No faltan quienes piensan que sí y que el país debería poner como valor supremo la consecución de la paz por encima de los limitantes internacionales. Ya que está de moda, un asunto de soberanía. Con cruda ironía se preguntaba Gustavo Gallón en su columna si “¿será que están pensando también en retirarse de la competencia de la Corte Penal Internacional?”. No hay tal. La justicia transicional contempla, en los mismos Protocolos de Ginebra, la posibilidad de que al momento de un cese al fuego se concedan las “amnistías más amplias posibles”, salvo para crímenes de lesa humanidad.

Lo que hay es que hacerlo bien. El límite de legitimidad lo dan, claro, los acuerdos internacionales sobre derechos humanos que en el mundo globalizado de hoy es impensable soslayar. Pero eso no limita la creatividad para encontrar su ajuste al propósito de la paz. Ya el fiscal general, Eduardo Montealegre, ha señalado ese camino cuando ha dicho que lo que prohíbe la justicia internacional son las “autoamnistías”. Y el informe de la CPI advierte precisamente que estará atenta a que la normatividad que se desarrolle no pretenda “tapar u obstruir el establecimiento de responsabilidad penal de individuos por crímenes” que están dentro de la competencia de la Corte. Es decir, no hay sinsalida, pero sí imposibilidad de ir demasiado lejos con la impunidad. Que, al final de cuentas, es lo que la sociedad puede estar dispuesta a aceptar. No hay que temerle, entonces, a ir pensando en la amnistía que, sí, seguramente deberá incluir a los militares. Ni a la justicia internacional para avanzar en el proceso de paz. Pero sí hay que ir siempre de su mano.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Kveldulff

Dom, 12/09/2012 - 21:10
El Espectador se convirtio en un periodiquillo de tercera con editoriales de quinta. Que patetico final para la casa Cano...
Opinión por:

demevelu

Dom, 12/09/2012 - 14:27
SI LA CIJ ES OBSTÁCULO PARA LA PAZ, SE DEBE RENUNCIAR A ESA COMPETENCIA RESIDUAL. NUESTRA SOBERANÍA ES MAYOR QUE UN FALLO EXTRANJERO O NO LES BASTA LO QUE PASÓ CON PANAMÁ, VENEZUELA, PERÚ Y AHORA CON NICARAGUA. CADA PAÍS SE DA SU PROPIA LEGISLACIÓN, PAZ Y POLÍTICA O POR QUE NO LE PREGUNTAN A ESPAÑA, INGLATERRA Y ESTADOS UNIDOS POR LAS MASACRE DE INDÍGENAS PARA APODERARSE DE TERRITORIOS EXTRANJEROS, SI HAY MEMORIA QUE LA HAYA PARA TODO EL TIEMPO O QUE NO LA HAYA MÁS QUE PARA RECORDARLA Y SABER QUE A COLOMBIA LA HAN GOBERNADO, CON EL NEGOCIO DE LA GUERRA Y LA CORRUPCIÓN.
Opinión por:

demevelu

Dom, 12/09/2012 - 14:21
EL PROCESO DE PAZ DEBE CONTAR CON TODOS LOS ACTORES DEL CONFLICTO, LA POBLACIÓN CIVIL ENCARCELADA, LIBRES CONDENADOS, REHABILITANDO LOS DERECHOS POLÍTICOS PARA TODOS Y NO SOLO PARA LOS QUE HAN ESTADO EN EL GATILLO DEL FUSIL. COLOMBIA DEBE REINVENTARSE ENTRE TODOS Y SOLO POR GOMELOS QUE HAN GOBERNADO DESCONOCIENDO LA REALIDAD Y PERPETUANDO EL NEGOCIO DE LA GUERRA QUE SE INICIO CON MARIANO OSPÍNA PÉREZ. EL PAÍS ESTÁ EN DOS CAMINOS O LA PAZ QUE ES LO IDEAL O EL DESBORDE DEFINITIVO-
Opinión por:

Escéptica II

Dom, 12/09/2012 - 08:24
IMPOSIBLE LEER HOY EL ESPECTADOR CON LA PUBLICIDAD MOLESTA QUE SURGE CUANDO UNO BUSCA UN ARTÍCULO. ¡ABUSO! LOS COMPROMISOS COMERCIALES DEL ESPECTADOR NO SON LOS DEL LECTOR, ESO DEBERÍA ESTAR CLARO.
Opinión por:

leigh

Dom, 12/09/2012 - 07:23
Se ha escrito mucho sobre el fallo de la Haya pero nada sobre las pretensiones o lo que Colombia pidió en la contestación de la demanda.....ENTIENDO QUE COLOMBIOA NO DIJO NADA SOBRE LOS RECURSOS MARINOS y la necesidad de conservarlos....Por qué, porque dede 1972 tratado VasquezCarrizosa,sachio le entregó a EEUU usufructo de recursos marinos a cambio que EEUU le dijo a Colombia "Eres soberana de los cayos" es decir los monticulos. Ahora, cómo es que Colombia acepte ir a un tribunal donde su lengua oficial es Inglés y Francés? y en la Comisión negociadora los dos Colombianos hablan quechua!!! y de refuerzo llevan un gringo que solo le interesa su jugoso salario!!!!!!
Opinión por:

juanbetar

Dom, 12/09/2012 - 06:37
EN UN ACOSO MEDIATICO A GUSTAVO PETRO, El ESPECTADOR PUBLICO DURANTE DOS DIAS CONSECUTIVOS, CON TITULARES DE PRIMERA PLANA, QUE PETRO SACARIA UN DECRETO QUE PROHIBE A LOS PRIVADOS PRESTAR EL SERVICIO DE ASEO A PARTIR DEL 18 DE DICIEMBRE. SIN EMBARGO, PETRO NO SACO NADA Y EL ESPECTADOR QUEDO COMO UN DIARIO MENTIROS QUE BASA SU INFORMACION SOBRE PETRO EN FUENTES FALSAS Y AMAÑADAS. SE DIERON CUENTA DE QUE ESA ESTRATEGIA DE TRATAR DE ADELANTAR LA PROXIMA MOVIDA DE PETRO EN EL TEMA DE ASEO Y CON LO CUAL BUSCABAN ENVIAR EL MENSAJE DE QUE LO CONOCIAN MUY BIEN, DE QUE SUS ACTUACIONES ERAN PREDECIBLES, NO LES FUNCIONO. PETRO LE HA DADO UNA GRAN LECCION A ESTE DIARIO DEMOSTRANDO QUE EL TIENE EL CONTROL Y QUE EL ESPECTADOR SIMPLEMENTE ES UN DIARIO DESPISTADO SIGUIENDO EL JUEGO DE LOS PRIVADOS
Opinión por:

juanbetar

Dom, 12/09/2012 - 06:35
EN UN ACOSO MEDIATICO A GUSTAVO PETRO, El ESPECTADOR PUBLICO DURANTE DOS DIAS CONSECUTIVOS, CON TITULARES DE PRIMERA PLANA, QUE PETRO SACARIA UN DECRETO QUE PROHIBE A LOS PRIVADOS PRESTAR EL SERVICIO DE ASEO A PARTIR DEL 18 DE DICIEMBRE. SIN EMBARGO, PETRO NO SACO NADA Y EL ESPECTADOR QUEDO COMO UN DIARIO MENTIROS QUE BASA SU INFORMACION SOBRE PETRO EN FUENTES FALSAS Y AMAÑADAS. SE DIERON CUENTA DE QUE ESA ESTRATEGIA DE TRATAR DE ADELANTAR LA PROXIMA MOVIDA DE PETRO EN EL TEMA DE ASEO Y CON LO CUAL BUSCABAN ENVIAR EL MENSAJE DE QUE LO CONOCIAN MUY BIEN, DE QUE SUS ACTUACIONES ERAN PREDECIBLES, NO LES FUNCIONO. PETRO LE HA DADO UNA GRAN LECCION A ESTE DIARIO DEMOSTRANDO QUE EL TIENE EL CONTROL Y QUE EL ESPECTADOR SIMPLEMENTE ES UN DIARIO DESPISTADO SIGUIENDO EL JUEGO DE LOS PRIVADOS.
Opinión por:

rtyriop

Dom, 12/09/2012 - 01:11
¡¡¡Que vergüenza los falsos positivos son una política de Estado!!! Att, la Corte Penal Internacional.
Opinión por:

Juan carlos Goicochea de Alba

Dom, 12/09/2012 - 01:10
Tan raro, amnistiaron en la ultima decada el genocido paramilitar, ejecutado con lo complicidad militar, amnistiaron de facto el jefe narcoparamiliatar uribe y lo pusieron de presidente 8 años, y ahora brincan porque la CPI, QUE SOLO JUZGA A PAISES TITERES DE SEGUNDA CLASE, jamas a las cabezas de la civilizacion occidental, EMPIEZA A PONERNOS EN FILITA. Porque la CPI no dijo ni mu, cuando se ejecutaron las miles de victimas extrajudiciales, ni a su cabeza principal Don Varito y sus ministros de defensa?¿, amanecera y veremos, que ahora la CPI empiece su accionar, a ver si la cosa no es como siempre, para juzgar los enemigos pequeños de la UnioN Europea y los EE UUU.
Opinión por:

rtyriop

Dom, 12/09/2012 - 00:49
Si piden justicia contra los insurgentes, también se debería pedir justicia contra el Rufián de Esquina, alias el Uribeño: chuzadas, Convivir, falsos positivos, ....
Opinión por:

sincorruptos

Dom, 12/09/2012 - 00:14
Una cosa es la INJUSTICIA Y LA IMPUNIDAD EN COCALOMBIA y otra cosa es La CPI y los crimenes de lesa humanidad. La paz vale un huevo y menos la amnistia para que la CPI juzgue a los actores de crimenes de lesa humanidad. Que claven al No82 primero que todos.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio