Publicidad
Ricardo Bada 18 Sep 2011 - 10:22 pm

Yo soy como el picaflor

El analfabetómetro

Ricardo Bada

Muchos años atrás, como paradoja (es decir: muy en serio), se me ocurrió decir que la única diferencia entre un analfabeto español y otro alemán es que el analfabeto alemán sabe leer y escribir.

Por: Ricardo Bada
  • 24Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-analfabetometro-columna-300186
    http://www.elespectador.com/opinion/el-analfabetometro-columna-300186
  • 0
insertar

Pero al cabo de unos lustros debo corregir mi paradoja de antaño hacia un escalón inferior: ahora, el analfabeto alemán tampoco sabe ya ni siquiera leer.

Para justificar mi grave afirmación dispongo de lo que yo llamo (e intentaré patentar algún día en la Unesco) mi analfabetómetro, un instrumento de alta precisión que otras mentes menos científicas que la mía calificarían prosaicamente como “semáforo instalado ante la barrera del paso a nivel, del lado oeste de la parada de los tranvías de la línea 16 en Rodenkirchen”, un barrio de Colonia vecino al mío.

Sobre dicho semáforo campea una señal de tráfico que muestra un motor de automóvil cruzado por unas aspas prohibitorias. Pero hay además unas palabras absolutamente inequívocas, ordenando en alemán: “Al detenerse aquí, apague el motor”.

Pues bien: si vienen alguna vez a Colonia y se toman la molestia, como yo, de estudiar la conducta de los automovilistas enfrentados a dicho semáforo cuando está en rojo, llegarían a mi misma desolada conclusión.

Por razones laborales, felizmente inexistentes desde que me convertí más en jubiloso que en jubilado, yo arribaba a ese semáforo todos los días laborables, de lunes a viernes, alrededor de las 5.30 p.m., con mi bicicleta. Y por lo general encontraba bajada la barrera del paso a nivel, y el semáforo en rojo.

Entonces, mártir de la ciencia empírica como soy, comprobé que de todos los automóviles estacionados ante el rojo disco, y cuyos émulos de Michael Schumacher podían verlo, sólo uno de cada diez, y sólo una vez de cada cinco, tenía el motor apagado. Lo cual, si Pitágoras no miente, significa que sólo el 2% de los automovilistas alemanes sabe leer. Aun partiendo de la benévola base de que la mitad de ellos estuviesen distraídos y sólo se fijasen en el disco rojo y no en el resto de la señal de tráfico, ello implicaría que nada más que el 4% de los conductores alemanes sabe leer.

Y eso es terrible, queridas lectoras y queridos lectores, ustedas y ustedes que sí saben leer (puesto que lo están haciendo). Pero no tan terrible como pensar que no es un problema de analfabetismo, sino de algo peor: de irrespeto a la legislación de tráfico y desprecio a la protección del medio ambiente. Por ello, y como decían los juristas romanos: “in dubio, pro reo”. Prefiero pensar que es puro y simple analfabetismo.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 13
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
13
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Grafernandez

Sab, 10/01/2011 - 23:43
Ay, Ricardo... Que nos queda a los Argentinos. En las ciudades por donde circulan trenes no sólo ignoran el cartel, también ignoran las barreras (que lamentablemente no siempre funcionan). El 13 de este mes hubo un terrible accidente en Buenos Aires, un tren chocó un colectivo, descarriló y fue embestido por otra formación (pueden ver los videos en youtube). La barrera estaba a 45 grados, ni alta ni baja, y los autos pasaban como si nada hasta que ocurrió la tragedia. Mientras ustedes apagan el motor para no contaminar, y se detienen a esperar que pase el tren, por aquí la irresponsabilidad suicida sigue cobrando víctimas todos los días.
Opinión por:

darojas53

Dom, 09/25/2011 - 10:07
Normas absurdas y de las otras. Había un ciudadano austríaco en Medellín, hace muchos años, que sonaba el pito de su carro en cada cruce que pasaba. La barahúnda que armaba en cada uno era descomunal, de modo que si el trayecto era de diez cuadras, pues había diez descomunales. Consultado por su conducta explicó que en su tierra esa era una regla para los conductores...
Opinión por:

Ricardo Bada

Lun, 09/26/2011 - 07:05
¿Nadie se molestó en explicarle a ese incivil que Medellín no se encuentra en Austria? De todas maneras aprovecho para contar que una vez vi en Viena un Volkswagen de esos clásicos que conocemos con el nombre de "escarabajos" y que llevaba en la ventanilla posterior una calcomanía adhesiva preciosa. Decía : CUANDO SEA MAYOR QUIERO SER UN ROLLS ROYCE.
Opinión por:

Monseñor Bla Bla

Sab, 09/24/2011 - 13:58
Ya de antiguo, se tenía por cierto que existe gente que, por más que diga entender, no entiende. Pitágoras tenía separados sus alumnos que estudiaban unos ?????????? y otros ???????????, de donde salió que los primeros –matemáticos- eran los que entendían y los otros – acusmáticos- aquellos que, a pesar de oír, eran sordos cual tapias, con el perdón del general Tapias. No creo, maestro Bada, que haya peor castigo que el aprender a leer y no poder entender. Tántalos del alfabeto.
Opinión por:

Ricardo Bada

Lun, 09/26/2011 - 07:02
Excepto en lo que atañe al magisterio que me propina (y para el cual carezco de credenciales) completamente de acuerdo con sumercé. Y gracias por leerme.
Opinión por:

Agustín_Lara

Vie, 09/23/2011 - 15:49
Tenían que ser Colonia, los que se toman el pipí que orinamos aquí en Zürich. Es que beber pipí de suizos no alimenta, y ahora que son casi del segundo mundo, cuando deben prestar más atención a lo que comen porque ya el dinero no alcanza y hasta podrían desnutrirse, ahora que yo aprovecho la caída de la zona Euro y puedo ir a mercar a Erzingen y comprar más cerveza ya que esta caída económica me lo pide a gritos, teniendo que orinar más porque hay más cerveza, los alemanes se vuelven miopes y tontos, pues beben más pipí del que yo orino en el Rin, no teniendo más remedio que atacarse entre ellos por medio de columnitas, sabiendo que ningún alemán se enterará porque tanto pipí en la panza le ha hecho olvidar el alfabeto. Pero bueno, esto no es más que una broma idiota. Abrazos.
Opinión por:

Ricardo Bada

Sab, 09/24/2011 - 06:17
Broma idiota o no, recién me entero de que el Rhin pasa por Zúrich: nunca se acuesta uno sin aprender algo nuevo, como dicen las putas con un alto sentido de la profesionalidad. Pero en todo caso, no es necesario que malgaste sus orines con la finalidad que dice que lo hace. Basta con que recuerde cómo es que Lope de Vega, hace un par de siglos, definía a la cerveza: «orines de rocines alemanes». Vale.
Opinión por:

El patas

Vie, 09/23/2011 - 11:58
Ay Dios... ¿cuál será el indicador en Bogotá? Yo pensé que era que no nos habíamos puesto de acuerdo sobre lo que significaba la señal de PARE... ahora entiendo: es que no sabemos leer.
Opinión por:

Ricardo Bada

Sab, 09/24/2011 - 06:13
No es que no sepan leer. Lo que sucede es que PARE resulta en todo caso ambiguo. Mientras que en APAGUE EL MOTOR no vale la excusa de la ambigüedad. Pero gracias por leerme. Vale.
Opinión por:

carimagua

Vie, 09/23/2011 - 09:33
Estupenda la columna, tanto para caballeros como para caballeras, damas y damos, ya que el complejo de minusvalía femenino obliga a castigar el idioma. Sobre el analfabetismo, al parecer el columnista tiene razón y con elocuencia los pone sobre los alemanes.
Opinión por:

Ricardo Bada

Sab, 09/24/2011 - 06:11
Gracias por leerme, y sólo precisar que, desde luego, mis opiniones acerca de los alemanes son mucho más matizadas de lo que me permito en esta sátira. Piense no más que tengo tres hijos criados en Alemania y cuatro nietos alemanes. Vale.
Opinión por:

DeepField

Vie, 09/23/2011 - 08:35
Está su experimento, don Ricardo, como el de aquél biólogo que fue removiendo una a una las patas de una cucaracha, y ordenándole "cucaracha, ¡camina!". El biólogo concluyó que "una cucaracha sin patas es sorda". Me llama la atención que los alemanes de su historia no obedecieran la orden de apagar el motor, pero creo que no obedece ni a irrespeto a la legislación ni al ambiente, sino a la decisión de que una norma sin sentido no requiere ser obedecida. Si la misma señal le hubiera ordenado a usted como ciclista bajarse de la bicicleta y ponerle la cadena antirrobo (si tal cosa se usa en Alemania), probablemente usted tampoco lo habría hecho...
Opinión por:

Ricardo Bada

Sab, 09/24/2011 - 06:09
No sé si la norma es tan sinsentido. Ocurre que a veces los tranvías se demoran bastante en pasar, y todo ese tiempo está bajada la barrera y no hay tráfico automotor atravesando las vías, con el resultado de que si los motores de todos los autos de las colas a ambos lados de la barrera no se apagan, en pocos momentos usted mismo siente picor en los ojos, la nariz y la garganta: la polución del aire no es para tomársela a broma, y menos en una ciudad como Colonia, con inversiones térmicas que tiembla el misterio, según gráficamente dicen en España. De todos modos, gracias por leerme. Vale.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio