Publicidad
María Elvira Bonilla 2 Jun 2013 - 11:00 pm

El carrusel de las mentiras

María Elvira Bonilla

El espectáculo de concejales, altos funcionarios del Distrito, contratistas, todos a una inculpándose, señalándose entre sí por posibles delitos cometidos en el llamado carrusel de la contratación, repugna.

Por: María Elvira Bonilla
  • 205Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-carrusel-de-mentiras-columna-425632
    http://tinyurl.com/kubeum9
  • 0
insertar

Sí, porque detrás de sus declaraciones no hay una búsqueda de la verdad, un interés por esclarecer los hechos para que la justicia sea certera y justa, como tiene que ser y como lo reclama la sociedad. Lo que domina en las audiencias de formulación de cargos es una burda manipulación de la información por parte de los implicados con el propósito no de colaborar diciendo la verdad, sino de obtener un beneficio personal expresado en la rebaja de la pena.

Existe una relación directa entre la comisión de los delitos producto del aprovechamiento de posiciones de poder y de influencia para su beneficio con comisiones (“mordidas”) y sus declaraciones a los jueces. Sólo quien se sabe culpable, acepta “cantar” y delatar o comprometer a otros para negociar anticipadamente la pena, en una lógica siniestra auspiciada por la Fiscalía: le rebajo cargos si usted “entrega” nombres. Los supuestos colaboradores recurren sin recato al señalamiento, a la calumnia y en algunos casos ven incluso la oportunidad de venganza. En este sórdido caldo de cultivo aparecieron y se han multiplicado los llamados testigos falsos, que se prestan a recitar el libreto que mas convenga y a señalar presuntos responsables o cómplices, contaminando los expedientes de falsos testimonios.

No hay que ser abogado penalista para detectar el sartal de contradicciones, falsedades y verdades a medias que exponen los inculpados, con el único propósito de desorientar y confundir a la justicia y beneficiarse con ello. Si fiscales y jueces fueran más acuciosos en la evaluación de las declaraciones de esos supuestos colaboradores, muchas de ellas se caerían y esos testigos pasarían de acusadores a acusados.

No es lo mismo aplicar el Sistema Acusatorio, basado en la oralidad, en la valoración y credibilidad de los testimonios verbales, en Estados Unidos de donde lo importó Colombia. Allá impera la cultura de la verdad y la mentira es legal, social y culturalmente rechazada y sancionada. En Colombia campea lo contrario, la cultura de la viveza donde es posible mentir sin consecuencias sociales o judiciales; la trampa, el atajo y el disimulo son aceptados como reglas para sobrevivir en una sociedad del sálvese quien pueda.

Las políticas de colaboración con la justicia como está establecida, y la de la delación —pieza fundamental de la política de seguridad democrática— premian el comportamiento truculento de los sapos y estimulan una faceta deplorable de la condición humana: la traición. Personas que han conspirado juntos, que han delinquido juntos, se convierten en enemigos capaces de entregar a sus otrora cómplices o a inocentes a partir de pura mentira o verdades a medias, con el único propósito de desorientar a la justicia en beneficio propio.

Así se ha visto en el caso Colmenares, en del carrusel y ocurrirá con los estafadores de Interbolsa. Queda la amarga sensación de que por este camino no se develarán los hechos delictivos para poder aplicar debidamente el Código Penal. Esta danza de falsos testigos coloca cada vez más lejos a Colombia de poder contar con una justicia confiable y seria como se necesita a gritos.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

20
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

ahero93

Jue, 06/06/2013 - 22:55
Claro porque es que uno de los diez mandamientos del colombiano "avispado" es "lo malo no esta en cometer el delito sino en dejarse coger " otra de nuestras colombianadas que rigen nuestro comportamiento desde muy niños y se trasmiten de generacion en de-generacion. y como esa hay otras perlas. pero dejemoslo ahi porque chibchombia es pasiooon.
Opinión por:

Alfredo O

Lun, 06/03/2013 - 22:54
La mentira y el fraude se enseñan con la práctica, pues no existe, aun, escuela o cátedra de estos delitos. El plagio en publicaciones académicas es un tipo de mentira y un fraude al presupuesto de la educación, pública y privada. Se engaña a los estudiantes, que se "educan" con libros, manuales y artículos con plagio; se engaña a las ciencias y al conocimiento. El plagio es una de las modalidades más sensurables en el mundo académico, pero no en Colombia. En Alemania la movilización de estudiantes y docentes, además de medios de comunicación, hicieron renunciar a Karl Gutenberg, Ministro de Defensa alemán. En Colombia, la impunidad y silencio mantiene en sus puestos a docentes mediocres, mentirosos y plagiadores. En PlagioSOS se presentan tres casos. Visite www.plagiosos.org
Opinión por:

juflomo

Lun, 06/03/2013 - 19:37
Interesante el comentario de la Sra. Periodista María Elvira. Un a verdadera profesional competente.
Opinión por:

JOMARCAS

Lun, 06/03/2013 - 18:33
NOS TOCÒ VIVIR EN ESTA SOCIEDAD DE LA MENTIRA Y LA HIPOCRECÌA, ES TANTO LA CAPACIDAD DE ESTE FLAGELO, QUE TODOS A UNA APOYAMOS LA SALIDA DEL ALCALDE CUANDO LO QUE SE DEBERÌA ESTAR GESTANDO ES LA SALIDA DE LOS "HONORABLES" CONCEJALES.
Opinión por:

desempleado2000

Lun, 06/03/2013 - 18:31
Pero es que los jueces son elejidos por componendas...y los magistrados peor...son elejidos para pagar favores politiqueros..!
Opinión por:

Carlos Eduardo Martínez Hincapié

Lun, 06/03/2013 - 16:48
Lo que parece mentira es que nos llevemos las manos a la cabeza al descubrir lo que ya sabíamos. Las negociaciones de los últimos alcaldes (por hablar sólo de Mockus para acá) con el consejo se hacían sobre las presiones de los concejales para aprobar cualquier iniciativa del alcalde de turno con base en "tajadas" burocráticas" y de contratación. Hasta los ciudadanos de a pié como yo lo sabíamos y convivíamos con ello como lo "normal". Es lo que sucede en pueblos con doble moral donde lo terrible no es que sucedan las cosas, sino que se sepan. Me van a decir los periodistas de este país que no sabían nada?
Opinión por:

motores4v

Lun, 06/03/2013 - 14:08
Muy bien el articulo, solo que falto manifestar que se debe acabar la frase mentirosa "honorable concejal", "recinto sagrado" y "templo de la democracia", cuando uno asiste a las instalaciones de los concejales de cualquier parte de Colombia la primera imprecion es que estamos de visita en un edificio lleno de fariseos, mentirosos y engreidos, no caminan levitan, no preguntan interrogan, no analizan acusan, simplemente se creen dioses de la verdad y jueces de la republica, que fastidio pero toca rogar por un puesto.
Opinión por:

motores4v

Lun, 06/03/2013 - 14:22
Cuando un concejal le dice al otro "honorable concejal", es muy chistoso, fastidioso e incomodo y en ese momento me gustaria tener una papa caliente para adornarles la boquita o corcho para taparme las orejitas.
Opinión por:

xxx100es

Lun, 06/03/2013 - 11:32
Senora Maria Elvira Bonilla, Usted comenta lo desagradable de la fiscalia y demas leyes en nuestro pais para jusgar a los delincuentes, jueses, ministros, abogados, fiscales, alcaldes, gobernadores, magistrados, congresistas y demas rateros de la alta alcurnia, por los delitos cometidos. Diganos es que no hay ley en colombia o todos son familia de el senor Presidente ? Donde hay que ir o hay que hacer una manifestacion, pero hay que hacer algo pero pronto.........................
Opinión por:

doloresthomas

Lun, 06/03/2013 - 10:30
María Elvira Bonilla, evidentemente docta en teoría y filosofía del derecho, ha opinado. Su juicio, basada en sesudos analisis e incontrovertibles observaciones, marca un hito en la historia de esta discusión, y abre el camino para resolver, de una vez por todas, los problemas de nuestro sistema judicial. Me pregunto, ¿por qué, con tan evidente lucidez y tan honda sabiduría, esta lumbrera ha optado por desperdiciarse dirigiendo revisticas de farándula, en lugar de pontificar desde las cumbres de la academia? Dicen que los genios son gente misteriosa...
Opinión por:

martaluribe

Lun, 06/03/2013 - 09:28
No creo que E.U sean menos mentirosos. Y que sean los reyes de la cultura de la verdad. Lo que si es diferente en ese país, es que las penas son mas duras, la justicia es mas severa, y mas que aquí, no impera el Ud. quien es, sino el Ud. que hizo. Hay una sociedad mas igualitaria, en términos generales, y un respeto mayor al ciudadano del común. Y la ley los respalda. Aquí no. La ley favorece a los malos, en muchos casos, y es demasiado laxa con los corruptos.
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Lun, 06/03/2013 - 09:25
NECESITAMOS UNA JUSTICIA DONDE ABUNDEN PERSONAS COMO VIVIAN MORALES A LA QUE GENTUZA COMO LOS DELINCUENTES ESTILO CULEBRERO LE TEMAN.....DESGRACIADAMENTE SUS COMPINCHES LOGRARON DESTITUIRLA PERO QUEDÓ PARA LA HISTORIA SU BERRAQUERA.
Opinión por:

morenoelesceptico

Lun, 06/03/2013 - 09:59
Si el Dr. Uribe no le teme a Cepeda que tiene un Frente entero de terroristas, le va a temer a la mujer de Lucio.
Opinión por:

JElkin2012

Lun, 06/03/2013 - 09:25
Parece que no son 40 millones de bobos. Son 40 millones menos una. Excelentes consideraciones! "El Espectador: Estamos trabajando para mejorar"
Opinión por:

sabueso

Lun, 06/03/2013 - 08:44
la dere cha solo s alia con desidencia para seguir saqueando acaso cuando la flia moreno rojas y lopez mickelsen ha sido d izquierda s como dcir que pacho es d rosca izquierda
Opinión por:

arocam

Lun, 06/03/2013 - 07:39
¿Dónde están ahora todos los que hablaron de conspiración contra Samuel Moreno? Ernesto Samper, Clara López, et. al., comprobados corruptos y promotores de la corrupción, siguen opinando sin recato y vergüenza dándose aires de autoridades beneméritas.
Opinión por:

doloresthomas

Lun, 06/03/2013 - 10:35
Creo que da en el clavo. Ernesto Samper ha pasado de agache, pero su papel en el Carrusel es mucho mas relevante de lo que todos sabemos hasta ahora. Claro, antes que investigar algo así, nuestros "periodistas" arman un tsunami con con cualquier tontería - desde la visita de Capriles hasta las tetas de Sofía Vergara. No es posible tener una sociedad disfuncional como la nuestra sin un aporte decidido de los medios de comunicación.
Opinión por:

morenoelesceptico

Lun, 06/03/2013 - 06:43
Mamertas y mamertos nos cambian el discurso sin que se les mueva un solo músculo de su cara de cemento armado: luego de asegurar mil veces que los de la izquierda jamás roban, le repugna el carrusel de la contratación en la Bogotá de los farcoPolos Garzón, Samuelito y Petro. Se queja de los testigos falsos, luego de deshacerse en elogios para Pitirri y Tasmania porque servían para condenar al Dr. Uribe. ¡Y el colmo! nos pone como ejemplo de cultura a los gringos... Y todo para tratar de dar respiración asistida al cadáver de Petro-dólares de Chávez.
Opinión por:

Dudo

Lun, 06/03/2013 - 11:36
morenoescéptico : le recomiendo leer el magnífico artículo de ayer en este mismo noticiero sobre los estúpidos : le cae como anillo al dedo
Opinión por:

chococruz

Lun, 06/03/2013 - 06:40
Comparto su apreciación pero lo peor es que todo este andamiaje de justicia esta diseñado para obstruir a la justicia misma. La sociedad indolente no se percata del juego y ha permitido que se eternice una manera de gobernar basada en robar, en mentir, en matar, en aterrorizar y todo es más caótico si la solución de la sociedad para acabar con esto es buscar el milagro o a un líder y no la unión de todos.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio