Ignacio Zuleta 16 Ene 2012 - 11:00 pm

El Corrido Raspachín

Ignacio Zuleta

Cuando un pensador inglés de- cía que "La música es el don de Dios a los hombres, el único arte celestial dado a la tierra", seguramente no había oído la que suena en las cantinas colombianas.

Por: Ignacio Zuleta
  • 91Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-corrido-raspachin-columna-321327
    http://www.elespectador.com/opinion/el-corrido-raspachin-columna-321327
  • 0

Hemos ido reemplazando el folclor campesino por la cultura de prostíbulo. Llamemos al género el Corrido Raspachín. Esta modalidad extendida a lo ancho de las zonas rurales es una mezcla de los corridos norteños de origen mexicano, y el acordeón recuerda un vallenato crudo. Sus letras son hijas del narcocorrido, sazonadas con los ingredientes locales de la guerrilla y los paracos.

El fermento de esta “música” que se esparce como un virus lo proveen la colonización por desplazamiento, el petróleo, la minería y los cultivos ilícitos. Sus temas son siempre los mismos: el alcohol, la prostitución, la violencia pronta, la venganza y el despecho. Todos los elementos de la sociedad de consumo en su expresión más vil, son exaltados. Basta ver, por ejemplo, un DVD de $1500 con los exponentes disfrazados de charro mexicano, para encontrar los elementos naturales de este género: los automóviles más pesados y agresivos, los whiskeys y tequilas de moda, las modelitos de cuerpos silicónicos, la ropa de marca y las armas relucientes.

Estos nuevos juglares de lo infame no hacen más que reflejar la realidad y vendérsela de nuevo al pueblo, que encuentra en estas rimas eco a sus miserias. Las canciones, de una pobreza musical extrema, de tonadas repetitivas, de cadencia monótona como la vida de los nuevos nómadas sin tierra, sin Dios y sin ley, van entre chiste y chanza creando un imaginario colectivo ruin, aceptado y compartido. Y quien se salga de esta nivelación por lo bajo es apartado socialmente. La bondad es debilidad, el autocontrol de chichipatos, la fidelidad no es de machos, el que no es igual es un pobre marica.

Desde luego la mujer es la que sale peor librada. La venden, se explota, se traiciona. También ellas entran al juego de ser unos meros objetos de consumo; o de tráfico como la reciente “exportación” masiva de prostitutas colombianas a Chile, en donde ya se habla de las ‘culombianas’. Cuando en estos corridos se declara que “pa’ chupar guaro soy buen gallo, pa’ putiar soy un perrazo, le tumbo la hembra al que sea, me doy plomo con quien sea, harto whiskey o lo que sea”, los hombres se sonríen cómplices, y la mujer o llora a escondidas con sus amigas o cuida a su chulo con celoso esmero.

Las mujeres “estables”, entre tanto, están sujetas al sida, aguantan las golpizas del borracho macho, sufren cuando el primate disfuncional se “jarta lo del mercado”, se ven en las duras para criar a los hijos, la violencia intrafamiliar fruto del desespero exacerbado se transmite eternamente e ingresa al colectivo nacional. ¿Y así hacemos país?

Cuando en México prohibieron la transmisión pública de los narcocorridos, había una preocupación estatal válida. Hace miles de años, Confucio ya hablaba de que hay música que enaltece y música que degrada, y le echaba la culpa de la decadencia y corrupción de ciertas dinastías a la música vil. Sería interesante traducirle las letras, someterlo a esta música, y escuchar sus comentarios.

  • 27
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Santa Fe ganó, pero no convenció
  • Colombia, primer país en indemnizar a desplazados
  • 'La vida es una fiesta'

Lo más compartido

27
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

jakemate

Dom, 01/22/2012 - 13:55
Deseable que se diera, basado en esto que comentamos, un gran debate de lo que se puede llamar música popular y su incidencia en la cultura del pueblo, del cometido del Mincomunicaciones y de la influencia de los medios -¡siempre los medios!- que literalmente son el altoparlante de la salsa de alcoba, corridos de la muerte y la droga, vallenatos de la traición, melomerengues de la obscenidad y tangos de la cabronería.
Opinión por:

pachecoco

Jue, 01/19/2012 - 21:36
Ya decía yo, "Esa música en el octenio anterior fue política de estado", así lo nieguen...
Opinión por:

eradelhielo

Mar, 01/17/2012 - 22:08
Que esperanzas, si se le llama "arte y cutura" a la tortura de un animal y los que lo hacen son los que más poder adquisitivo tienen; qué podemos esperar?
Opinión por:

eradelhielo

Mar, 01/17/2012 - 22:11
A esos corridos también se les puede llamar narcocorridas.
Opinión por:

manchivoro

Mar, 01/17/2012 - 22:05
Eso es nuestro "cultura" musical aunque el tango es también junto al corrido mexicano una especie de relato tipo crónica roja: "caía cruz median blandiendo su puñal" o el ratero "dos dedos" "sonaron 4 balazos" "mataron a lucio vasquez" o en la salsa "pedro navaja el puñal le hundía sin compasión" " eran las 3 de la tarde cuando mataron a lola" y paremos porque aquí amanecemos.
Opinión por:

jojecarte

Mar, 01/17/2012 - 21:41
Razón le asiste al nobel García Marquez que inmortalizó a los auténticos juglares vallenatos en muchos de sus escritos y hoy compara el vallenato como una ranchera de corrido.
Opinión por:

exURIBISTA muy arrepentida

Mar, 01/17/2012 - 20:36
SI LO VEO LE DOY EN LA CARA MARICA !!!!!!!!!!!!!!!!!!! esta celebre frase será de un modelo etico a seguir ? de un lider carismatico y culto ? de un estadista o de un sicario de 3 pesos ??? ese es el reflejo de colombia y su cancer traqueto !!
Opinión por:

DesMarxants

Mar, 01/17/2012 - 20:21
Nada de lo que pasa es coincidencia...no entiendo aún como en emisoras de musica tropical y popo se programan reggetones abominables que -creo yo- hacen sonrojar hasta a la misma Cicciolina, lo peor no es eso, es que los directores de las emisoras saben que niños de todas las edades y adolescentes los escuchan a cualquier hora del dia. Relaciones sin condones, la pastilla maravilla, la niña quiere creepy, gordita pero chupa chevere. Que cantidad de mierda le están metiendo a los colombianitos al cerebro, no me imagino a esos niños en algunos años.....ustedes si?
Opinión por:

extermin

Mar, 01/17/2012 - 18:03
Pienso que el punto no es la prohibición. es promocionar, vender, intronizar, poner al alcance de las masas, la otra musica. Lo que pasa es que la musica comercial actual. LLamese vallenato moderno, salsa erotica, merengue, reguetón, etc.etc. Tampoco ofrece una muy buena alternativa artistico-espiritual. También está impregnada de vulgaridad y ramloneria. Los antiguos compositores que condensaban un suceso o un sentir acerca de la belleza de la naturaleza, el paisaje, la mujer, la tierra, et.etc, en un poema cnatado en 3 o 4 minutos. O se extinguieron o por decisión de las disqueras ya no "venden". Entonces la musica popular desgraciadamente ha caido en un circulo vicioso de compra-venta de lo baladí, lo vulgar y lo que es peor lo belicoso y lo delictuoso. Es la sociedad de consumo
Opinión por:

Estrella de la mañana

Mar, 01/17/2012 - 17:14
El gran problema esta en el interior del hogar y en la celda escondida del corazón humano, es la familia la que esta mal, y si la familia esta mal, la sociedad esta mal y esta misma sociedad consumista, hedonista y egoista apoya con sus leyes a la destrucción de la familia y a la descomposicón de la sociedad. La familia esta herida de muerte porque en ella no importan los valores espirituales, sino los valores del consumo, del dinero, del placer. El resultado y vacio de los problemas es el vacio interior, la busqueda en lo exterior de las soluciones que estan en el interior del corazón.
Opinión por:

sincorruptos

Mar, 01/17/2012 - 15:03
Siii. Esa musica narcoparaca es detestable.
Opinión por:

Satánico Dr. NO

Mar, 01/17/2012 - 14:04
Qué pensaría el Sr. inglés al oír Abarajame, Kill e'm all, Funky shit o war pigs.... ¿en música celestial o infernal? ¿Qué diría Confucio?. A ver como procuramos más educación —para que no haya ni raspachines, ni putas, ni narcos, ni cantantes de narcocorridos— y menos miradas por el hombro y llamados a prohibiciones o censuras a representaciones culturales que no nos gusten. Qué pereza la policía del pensamiento.
Opinión por:

jumanjiz

Mar, 01/17/2012 - 13:06
SALUDOS DHARMADEVA.... ESTOY DE ACUERDO...ESA MUSICA ES LA APOLOGIA DEL DELITO...DEL TRAMPOSO...DEL TRAQUETO.... QUE PENA TAN GRANDE SIENTO CUANDO ESCUCHO EN LAS CALLES ESOS ATROPELLOS AL BUEN GUSTO MUSICAL. COMO SOMOS UN PUEBLO MALEDUCADO E INCULTO, PUES QUE MAS PODEMOS ESPERAR.....SOLO BODRIO. Y EL REGGUETTON....AHI VA DETRAS!!!!
Opinión por:

DAIROA

Mar, 01/17/2012 - 12:42
Nuestra distinguida clase corrupta, ladrones de cuello blanco, deben maquinar sus fechorías con una relajante melodía de Vivaldi, Mosart o Veethoven...supongo.
Opinión por:

suesse

Mar, 01/17/2012 - 11:45
Más de acuerdo no puedo estar con esta columna. La involución que está sufriendo esta región del mundo en términos morales,mentales, amén de lo físico seguramente ha venido caminando y corriendo de la mano de narcocorridos, reggaetones, que tuvieron como padres y culpables a las "inocentes" baladas, pornosalsas, vallenatos de radio y bus y no pocas rancheras que desde siempre le han hecho eco a los mitos primigenios de nuestra cultura popular: el machismo, la minusvalía femenina sin el macho al lado, la violencia (sobre todo la ocasionada por celos, traiciones), el pum-pum, el trago, etc,etc. Sumemosle los videos, la falta de control parental en su difusión y recepción entre los jóvenes, tambien los urbanos, y ahi tenemos a nuestras futuras generaciones, malformadas, pero divertidísimas(!)
Opinión por:

delanezduncan

Mar, 01/17/2012 - 11:33
Darmadeva: más claro no canta un gallo traqueto. Muy buen artículo. Quizá más adelante nos pueda comentar algo sobre otro género musical similar, que florece al pie de la narcomúsica: el reggetón.
Opinión por:

suesse

Mar, 01/17/2012 - 11:55
El reggaeton es la involución de la música caribeña, la muestra de que el mal gusto, el irrespeto, el sexismo, la superficialidad y el facilismo ( desde lo netamente musical) es lo que prima hoy en dia a este lado del mundo. La apología a la cosificación total, sobre todo, de las mujeres, quines ya desde adolescentes quieren verse como las "nenas" y las "babies" de semejantes obras maestras. Yo la verdad, no encuentro gratuito que países con influencias rurales montañeras y costeñas caribeñas conviviendo, como México, buena parte de Centroamérica, o Locombia y ahora Venezuela tambien, sean de los más violentos...
Opinión por:

juanjo.rr

Mar, 01/17/2012 - 11:24
FELICITACIONES¡¡¡, estoy de acuerdo con lo que dice en su columna, pero creo que la música es sólo el reflejo del narcopensamiento que se filtro en nuestra sociedad
Opinión por:

maquiaverlo

Mar, 01/17/2012 - 10:50
Excelente reflexión. Pero, oh paradoja! Mientras las dinastías antiguas vieron su decadencia por cuenta de la mala música, en nuestro país y en nuestro tiempo, las "dinastías" agradecen su esplendor a toda esa porquería que invade y maltrata el oido, reproducida a rabiar por emisoras, canales de televisión y fabricantes piratas. El Ministerio de las "Comunicaciones" no tiene tiempo para ocuparse de nimiedades como ésta (el billete gordo está en otro lado), Sayco sólo recauda y el pueblo se "culturiza" por $ 2.000 cada CD.
Opinión por:

contestona

Mar, 01/17/2012 - 10:03
Que bien artículo....tiene Ud toda la razón
Opinión por:

locomercurio

Mar, 01/17/2012 - 09:46
Max Aub decía que uno es de donde hizo el bachillerato. Como emigrado siento la natural nostalgia de patria. Y la patria es un poco de cosas, que viéndolo bien, fueron las que tuvimos en el bachillerato. Pues al volver al país quiero tenerlas nuevamente: los amigos, la comida, la música...Los amigos regados por todo el planeta. La comida: todo a la parrilla, con el amarguito del carbón; nada de sobrebarriga sudada, bagre en salsa..Y la música...ah!, la música. Qué vulgaridad, ramplonería. Lo que sólo se oía en las zonas de tolerancia copan los programas de las emisoras. Qué patria ni que ocho cuartos...
Opinión por:

mouse

Mar, 01/17/2012 - 09:23
El anterior presidente de esta bannana republic cheveronga y agresiva, tenía sus aires relacionados con esta clase socio-económica emergente, tan exótica como peligrosa. Entonces, qué esperamos ? Causa tristeza el hecho de que la sub-cultura de las bandas urbanas io rurales haya escalado tanto hasta insertarse hasta en el medio universitario y yuppie, hay que escuchar los términos que utilizan los universitarios de centros de "alto turmequé" o los yuppies criollos. No queda más que emigrar y, de vez en cuando, visitar esta jungla, corriendo el correspondiente riesgo, aventura extrema que llaman ...
Opinión por:

murrapo

Mar, 01/17/2012 - 08:19
Tiene toda la razón. Hace más de 25 años que vivo en el extranjero, y cuando regresé por primera vez a mi ciudad natal Pereira, salí a buscar un bar donde se hablaba de los últimos movimientos culturales, de las últimas movidas polítcas de la región y nos deleitabamos con música de Garzón y Collazos, el dueto de antaño, Ramirez y Arias,Luis Carlos Gonzalez, y otros tantos vates que nos hicieron derramar lágrimas unas veces y florecer unas cuantas sonrisas otras. Afortunadamente ese bar existía aún . Recuerdo que entro un cliente de apariencia joven y después de encargar una cerveza le pidió al camarero-propietario un disco de un tal Jhony Rivera o de un tal Charrito negro. y el camarero acertadamente le respondió: "lo siento pero aqui no tenemos música para traquetos ni putas de andén."
Opinión por:

CONCIENCIA LIBRE

Mar, 01/17/2012 - 06:42
Y ...le parto la cara marica. Un narco corrido del pasado gobierno.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 01/17/2012 - 05:21
Nombe, que va, lo peor de las desgracias es tener de vecinos a los salvajes que ponen los equipos de sonido a todo timbal, con música corroncha, que entre otars cosas, está en contra de la ley, pero los tombos la disfrutan por igual. Eso se llama, en el monte, en la barriada, tener la cultura de la convivencia sin sentido del respeto por la escucha de los demás. ¡salvajes!
Opinión por:

anaviky

Mar, 01/17/2012 - 04:34
Quiéremee o te coorto la caraa...con una cuchilla...de eesas de afeitaaarrrr !
Opinión por:

Boyancio

Mar, 01/17/2012 - 05:16
Vaya, vaya, pero no me dejes sin bigote, nena, que a yo te quiere mucho.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio