Publicidad
Piedad Bonnett 14 Abr 2013 - 1:00 am

Ante el dolor de los demás

Piedad Bonnett

Ellos, los remotos, "los diferentes, los desiguales, los desconectados", para usar palabras de García Canclini, llegaron de sus lejanos pueblos, del campo profundo, y los periodistas que narraron en clave de gesta su arribo a la capital, a donde llegaron a manifestar a favor de la paz, hablaron de los ríos que tuvieron que cruzar, de carreteras intransitables, de indígenas extraviados, de gentes de Timbiquí, de Condoto, que durmieron hacinados en la casa de algún familiar.

Por: Piedad Bonnett
  • 279Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-dolor-de-los-demas-columna-415887
    http://www.elespectador.com/opinion/el-dolor-de-los-demas-columna-415887
  • 0

Son las víctimas. Genéricas, sin rostro, abstractas para muchos, como la guerra. De pronto, por razones de azar —una fotografía para la prensa, una pregunta para la radio— alguna adquirió un nombre: Lucila, a quien le mataron su hijo, Joaquín, que ahora no tiene tierra ni animales ni casa; María Inés, violada por varios hombres. Y en seguida, aquellas voces indignadas, tristes para siempre, volvieron a hundirse en la generalidad de una denominación: las víctimas.

No puede ser de otro modo en un país donde son miles y miles los sufrientes de la guerra. Pero resulta que en esta fecha, 9 de abril, iban a tener una oportunidad de desagravio, y como homenaje a su resistencia y su dolor iban a poder hablar frente al Congreso. Cada vez que uno de los “elegidos” alzara su voz, emergería de ese todo llamado víctimas y se convertiría en un ser particular, con una historia y una denuncia destinadas a recordarles a los congresistas que el sufrimiento de la guerra es real. Porque sólo lo concreto nos conmueve, como dice Susan Sontang en Ante el dolor de los demás.

Pero resulta que los nombres de los participantes se traspapelaron y no los dejaron entrar al recinto; y que a los que lograron entrar no les dieron un lugar de honor sino que los sentaron en las barras. Y que una vez comenzó aquello a lo que vinieron desde sus lejanías vieron cómo los congresistas se fueron retirando del recinto o se distraían en otras cosas. Y que cuando llegó la hora de que la cantaora María Stella Guerrero narrara juglarescamente la masacre de El Placer, ya sólo quedaban unos pocos parlamentarios, no más de 20, los únicos comprometidos con las víctimas. Vergonzosa metáfora del desdén de los politiqueros, los mismos que describió García Márquez: los del blablabá histórico, la legislación abstracta y el apego al poder, enzarzados desde siempre en eternas disputas irrisorias mientras el país se desangra.

En las mismas horas en que en la capital de la República las víctimas se dolían de no ser oídas, en Valencia, Córdoba, una región de la que muchos congresistas ni siquiera habrán oído hablar, era asesinado Éver Antonio Cordero, presidente de la Mesa Municipal de Desplazados y reclamante de tierras de la organización Tierra y Vida. Por unas horas su fotografía apareció en los periódicos, por unas horas Éver Antonio tuvo para Colombia un rostro y un nombre. Esa noche, la del 9 de abril, me conmovió, más que la triste imagen del líder muerto, la de una compañera suya de lucha, que con los ojos húmedos y un cartel solidario en sus manos se lamentaba de esa muerte con voz temblorosa. Hoy está viva. Mañana, quién sabe.

  • Piedad Bonnett | Elespectador.com

  • 21
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Un chat con... Jul 22 - 12:13 am

    El chico malo

    El chico malo
  • Publican dos nuevas fotos oficiales del príncipe Jorge
  • Camilo Álvarez inicia un nuevo ciclo en las pasarelas de Colombiamoda 2014

Lo más compartido

21
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

zarcuchita

Dom, 04/14/2013 - 18:27
Recomiendo leer hoy a SALUD HERNANDEZ en su columna de el TIEMPO.
Opinión por:

Jorge Enrique Angel Delgado

Dom, 04/14/2013 - 15:44
Esta es la Colombia real, no la de la rumba y la q exalsa la gente inconciente como el país o el vividero mejor del mundo! Son las alegrías de la pequeña burguesía inconciente y semianalfabeta, quienes viven en su pequeño y mentiroso mundo. Buena parte de la familia campesina de mi padre, hace mas de 60 años, fue casi diezmada por los paramilitares de esos dias, los "chulavitas" y los "pájaros", esos asesinos, torturadores y violadores entrenados por los falangistas q la ultraderecha y la Jerarquí católica importaron de Europa nazi y falangista, es era Colombia y esa continúa siendolo!!
Opinión por:

guillermo fernández

Dom, 04/14/2013 - 15:16
Para el terrorista del tuitter víctimas como Cordero no cuentan. Cualquier crimen es repudiable, pero para el mesías los de líderes de restitución que claman por la devolución de sus tierras arrebatadas no importan lo mas mínimo....
Opinión por:

Zaquita

Dom, 04/14/2013 - 14:03
Esta vez me ha conmovido mis entrañas, Piedad. Tiene usted razón. Nuestros congresistas, y, digo yo, los bandoleros de las farc, y los corruptos que hoy retrata de cuerpo entero una investigación de la revista Semana, indignan y ofenden. Mientras tanto, hoy mas que nunca siento una deuda moral, ética y económica con esos colombianos de la periferia maltratados por un Estado y una "élite" que no perdona al pobre
Opinión por:

elmaullador

Dom, 04/14/2013 - 13:00
pero cuando se presentaron en esa cloaca de congreso los "buenos muchachos" "refundadores" de la patria los recibieron con los brazos abiertos y con el mayor servilismo el honorable congreso les abrio las tribunas y les escucho sus justificaciones. Y todavia quieren mas pruebas de la clase de democracia que tenemos?
Opinión por:

Patecaucho Cibernético

Dom, 04/14/2013 - 12:15
El único verdaderamente comprometido con las víctimas es juanma...No ve que hasta les empuja la silla y todo.
Opinión por:

pensador

Dom, 04/14/2013 - 11:28
el ejercito anti restitución de fedegan los narcocaballistas y alvaro no dejaran prosperar la paz
Opinión por:

luigi rodini

Dom, 04/14/2013 - 10:17
permiso: leer y difundir: revocatoria campoalegre, huila - otro buen? ejemplo x el pais - ciudadanos amenazados....
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 04/14/2013 - 10:07
Y el 9 de abril de 2013 un Santos se frotaba las manos con su idea de paz neoliberal, así como 65 años atrás, el 9 de abril de 1948, otros Santos, aunque asustados por la intensidad de las revueltas, "descansaban" de que les habían sacado al "Negro" Gaitán de encima.
Opinión por:

jaramo

Dom, 04/14/2013 - 10:04
Terrible !!! Y se encuentra uno ante una paradoja eterna: si las víctiimas son los desplazados por la guerrilla por qué no se escucharon, dentro de la marcha, protestas contra la guerrilla si, se suponía, según los amigos de Uribe y del procurador, que las víctimas eran de la guerrilla y estas no se quejaran ni pidieran castigo eterno para los guerrilleros y los que decían representar a las víctiimas, que nunca lo han sido sino desde la barrera, sí lo piden... entienden ustedes esto? se trata de posiciones electorales (que algunos llaman políticas) o son posiciones de gente que está por el bien de las víctimas y de la sociedad en su conjunto, no por intereses personales.
Opinión por:

Ewar Gordillo

Dom, 04/14/2013 - 09:44
Hay que mantener viva la llama de la indignacion para no elegir mas congresistas de esta calania, el congreso y sus congresistas deberia ser destruido y que no quepa el cuento del ave fenix
Opinión por:

Jotaria

Dom, 04/14/2013 - 09:10
Por favor señora, bájese de la nube poética y vea la realidad. Le ayudaría si, además, lee la columna de Salud Hernández de hoy.
Opinión por:

leinadsajor

Dom, 04/14/2013 - 08:18
Cómo lo dije antes, con los congresistas debería haber presunción de culpabilidad. Es decir meterlos presos e ir sacando a los pocos que sean inocentes. Ese es el país que tenemos, el de unas ratas congresistas que aplauden a Mancuso y sus secuaces en el hemiciclo, y se hacen los pendejos con las victimas. Se hacen los pendejos porque son culpables. ¡Qué desgracia!
Opinión por:

Aritóbulo Socarrás

Dom, 04/14/2013 - 08:07
Esa es la clase de gente que con sus culos grandes llenan las sillas del congreso de la república. Indolentes, fríos, despectivos, ante los clamores de las víctimas, de las necesidades del pueblo. Ellos son los grandes patricios que supuestamente fueron elegidos por el voto popular. Estos miserables que lo único que los mueve son sus prebendas, sus bussines. Estas ratas cínicas que hace rato perdieron la moral, la ética. Estos grandes patricios que se hacen pasar por liberales y nombran a los representantes de la caverna para que nos digan que es lo bueno y lo malo. DESPIERTA COLOMBIA.
Opinión por:

soledad gonzalez gonzalez

Dom, 04/14/2013 - 08:00
Llegaron de sus pueblos o los trajeron pagando los colombianos con sus impuestos,bus viaje y tamal incluido? siguen con el cuento de que se oponen a la paz, los que demuestran la verdad d ela macha patriotica financiada por las FARC, como lo reconocio el mismo gobierno en la autorizada voz del ministro de defensa Aqui a punta de repetir que decir la verdad es ir contra la paz quieren como lo hacian en el Soviet que una mentira repetida sea una verdad,El grito unanime de Colombia,si Ud oye a gente que dice lo que siente,que no teme porque no esta comprometida a alabar ni adular a nadie,es que no se quiere impunidad contra asesinos,violadores,encarnizados criminales de niños de mujeres,de colombianos valientes como son nuestros soldados.Ud que quiere perdon gratis,sin justicia con impunidad?
Opinión por:

elespectado

Dom, 04/14/2013 - 06:39
Para que haya muchas más víctimas, ufribe, ordoñiz y cía. hacen todo lo que está al alcance de sus largas uñas y extremidades, oponiéndose a la posibilidad de un cese al conflicto armado interno.
Opinión por:

Majito Diago

Dom, 04/14/2013 - 11:17
Es que ni los hijos, ni sobrinos, ni yernos, ni hermanos de ellos van a la guerra. Hablar y dar órdenes por los medios masivos de comunicación y desde estos computadores es muy fácil. Si tanto quieren guerra, que pidan su camuflado junto con sus familiares y se vayan a dar plomo, si es que son capaces. Por qué tienen que ser siempre los más pobres.
Opinión por:

consensopúblico

Dom, 04/14/2013 - 06:28
Ya no existimos como PUEBLO COLOMBIANO, sólo víctimas, sombras sobrevivientes. Hegemonía brutal y sutil: hacer invisible al pueblo como protagonista colectivo de la historia y redibujarlos como víctimas suplicantes, sin empoderamiento alguno... a merced de los trinos del expresidente torvo y pendenciero. Emborronado el "bogotazo" se agiganta el "caracazo"... de donde fluyen prójimas las fuerzas latentes en la entraña popular. Ni los drones del imperio guiados por los trinos de Uribe Vélez podrán detener ese momento justiciero. JM Santos sabe ya que Nuestramérica le respira en la nuca, y que el imperio no encuentra sino el camino de la guerra más devastadora para refrendar su dominio criminal en el mundo. NO MÁS VÍCTIMAS: ¡PUEBLO EMPODERADO!
Opinión por:

rhinoceros

Dom, 04/14/2013 - 06:07
¡Ay Piedad!, todo en este país tan complejo. Y el Nobel de economía Christopher Pissarides escandalizado porque en Colombia el salario mínimo es muy alto. Un tipo bien atrevido que propone aumentar la edad de jubilación a 67 años y copiar el modelo de Dinamarca. Y a estos "brillantes consejeros" se les olvida culpar a la clase política y su cínica manera de robarse los dineros públicos, de legislar para unos pocos, de vender al país y serruchar ganancias, de cobrar por contratos asignados. Sólo una minoría en Colombia se ha salvado de los atentados de esta pseudodemocracia. En ese sentido casi TODOS somos víctimas de este sistema corrupto y malvado, una variable que el "experto" Pissarides no tiene en cuenta para darnos cátedra de economía.
Opinión por:

morenoelesceptico

Dom, 04/14/2013 - 05:09
Ademas de diferentes, desiguales y desconcertados, los pobres tuvieron que viajar amenazados, con el AK 47 de los terroristas en la nuca. Imposible padecer mayor desgracia.
Opinión por:

dalilo

Dom, 04/14/2013 - 07:40
Mi dragoniante moreno se levanto a decir pendejadas.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio