Publicidad
Eduardo Barajas Sandoval 5 Nov 2012 - 11:00 pm

El fantasma del caudillismo

Eduardo Barajas Sandoval

La reelección indefinida en el ejercicio de la presidencia es la nueva cara del caudillismo latinoamericano.

Por: Eduardo Barajas Sandoval
  • 32Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-fantasma-del-caudillismo-columna-385309
    http://tinyurl.com/keyulhy
  • 0

Nada mejor que exhibir credenciales de índole democrática para justificar una permanencia en el poder que permita darle vía libre a todo lo que al redentor de turno se le ocurra. Un período puede ser insuficiente para sacar adelante un proyecto de gobierno; dos períodos permiten de pronto completar una obra, pero la ausencia de límite puede entregar gratuitamente el destino de varias generaciones al capricho de un jefe y a una sola forma de ver las cosas.

La aparición de hombres, y ahora de mujeres providenciales, que quieren gobernar por todos los años que según su criterio sean necesarios, para poner a su patria en el sitio que ellos sueñan, amenaza con dar al traste con el reconocido proceso de avance de los países de America Latina hacia una democracia con todas las credenciales, que deben ir mucho más allá de la ocurrencia periódica de procesos electorales.

Ninguna de las constituciones nuevas del continente ha establecido la reelección indefinida como parámetro original del modelo de gobierno bajo el esquema presidencial. Por el contrario, desde un principio, y como principio, se ha omitido semejante posibilidad no solo porque no es inherente al andamiaje del presidencialismo, sino justamente para evitar el regreso a las andadas de otras épocas.

Como si no hubieran quedado atrás todos esos años de la primacía de jefes supuestamente adornados de todas las virtudes, y sobre todo de la de pensar de manera infalible por su nación entera, vuelve a rondar el fantasma del caudillismo, bajo el vestido del continuismo, con todas sus consecuencias. La combinación de herramientas está a la mano: modificar la constitución en abuso de las mayorías del congreso, o mediante las triquiñuelas que sean necesarias, para ganar luego repetidamente las elecciones en las que tanto se facilita tener éxito con las cuerdas del poder en la mano.

El resultado, en los papeles, tiene el efecto y la ventaja de blindar, como se dice ahora para todo, la permanencia del jefe, o de la jefe, en el ejercicio del poder; porque a cada retén de control de la opinión pública o de la crítica internacional se exhiben alegremente las licencias que provienen de los comicios. Y así, hasta que se quiera. Claro está, también hasta que se pueda, aunque por lo general, con esas ventajas, se puede.

Lo grave es que, como el arreglo del edificio cambia los planos originales, las modificaciones de orden constitucional realizadas sobre la marcha, y a la medida de una perdona, producen desajustes que desconfiguran la armonía del conjunto. Entonces el respectivo país tiene que aprender a vivir con unas instituciones remendadas, o se tiene que aventurar a hacer nuevos remiendos hasta que todo se vuelve un enredo formidable que puede llegar a anular la democracia en su sentido más amplio y profundo, o por lo menos a dejarla en entredicho.

La sola idea de cambiar la constitución en el afán de mantenerse en el poder puede significar que se tiene de ella una idea precaria y que es cosa fácilmente manipulable, acomodable a los intereses de los promotores de cada reforma. Y si lo que impulsa al cambio de reglas es la convicción de que solo una persona, ni siquiera un partido, es capaz de conducir el estado, y que por lo tanto debe permanecer en el poder cuanto considere del caso, el resultado no es otro que el del retorno al caudillismo, que no es precisamente una de las formas reconocidas de la democracia. Algo sobre lo cual muchos deben estar ahora mismo reflexionando, en privado y en público, por ejemplo en Argentina.

  • 0
  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Primera dama entrega computadores a militares y policías heridos en combate

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
10
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

ALEJAROT

Mar, 11/06/2012 - 22:00
Vease como se vea, pero lo mejor que le ha pasado a Venezuela es Chaves, con todo y lo dicharachero que quiera ser, con caudillos como ese, bienvenidos a la nueva latinoamerica. Nosotros, en cambio nos salvamos de Uribe, de buenas que somos.
Opinión por:

ALEJAROT

Mar, 11/06/2012 - 22:00
Vease como se vea, pero lo mejor que le ha pasado a Venezuela es Chaves, con todo y lo dicharachero que quiera ser, con caudillos como ese, bienvenidos a la nueva latinoamerica. Nosotros, en cambio nos salvamos de Uribe, debuenas que somos.
Opinión por:

baffles

Mar, 11/06/2012 - 20:18
ese fantasma es el sueño de los super-intelectuales mamertos de america latina que creen en las piramides comunistas y socialistas. gracias a esos analfabetas godos y cachiporros que fueron las bases del frente nacional no caimos en esa piramide, pues estariamos peor que cuba.
Opinión por:

catalinanietomoreno

Mar, 11/06/2012 - 11:04
...Mientras surge la "primavera árabe" y demás movimientos que buscan que los pueblos reaccionen ante el dominio de tiranos que se han eternizado en el poder, como sucedió en Egipto, Libia, Marruecos y está sucediendo en Siria, en América Latina se está entrando por la moda de los reinados de eternos tiranos, que subyugan, empobrecen y estancan el desarrollo de inmensas masas de pueblos. La mente humana suele jugarnos buenas pasadas, ya vemos cómo hay gente que come cuento de lobos disfrazados de ovejas, que en tanto toman el poder se adueñan del oro y el moro...lo viven argentinos, venezolanos, ecuatorianos, nicas...yo creí que en Colombia había más gente inteligente y no tanto arrodillado, perezoso, mediocre...qué horror!!!!
Opinión por:

Amonoi

Mar, 11/06/2012 - 08:29
El término "Caudillismo latinoamericano" me parece despectivo, ¿acaso el columnista se atrevería a hablar con la misma seriedad y los mismos términos del interminable reinado de los monarcas europeos?, No, por supuesto que no, pues estos monarcas europeos son de "sangre real". Es preferible un gobernante "reelegido"que trabaja en bien de su pueblo, a una cofradía de corruptos que se pasan la posta unos a otros cada cierto número de años. La "democracia" no es el fin último de nada, es solamente una herramienta a favor del pueblo, por sí misma no sirve para nada, solamente es útil en la medida en que contribuya a la dignidad y el bienestar de los ciudadanos.
Opinión por:

ALEJAROT

Mar, 11/06/2012 - 21:54
El mejor ejemplo es España, la monarquia acaso se ha pronunciado ante la crisis monetaria que se ve venir, el pueblo les importa un comino, pero luego ese mismo pueblo que pisotearon los derrocara. urge una nueva rebolución Francesa.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 11/06/2012 - 07:44
Ojalá que don Eduardo Barajas logrará rescatar y publicara el editorial de don Luis Cano: 'FRENTE AL PROGRESO' del 23 de agosto de 1922, un gran debate que el Espectador le hizo a Pumarejo quien defendía con ahinco el capital norteamericano, mienras Don Lus Cano lo denunciaba como causa de nuestro deterioro económico enfatizando que EL CAPITAL NORTEAMERICANO SÓLO VIENE POR SUS MEZQUINOS INTERESES, EL PETRÓLEO, LOS FERROCARRILES Y LOS CONTRATOS DE OBRAS DE PÚBLICAS. Hoy ese editorial cobra vigencia hoy en día, pues se esta reeditando el auge de ese capital con ese TLC, QUE ARRUINA NUESTRA INDUSTRIA Y EL AGRO.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 11/06/2012 - 07:32
Es por lo anterior, que los dos partidos tradicionales de EEUU el tiempo les está pasando su factura, ya los estadounidenses desconfían de esos dos partidos, llegando al punto que hay un empate técnico entre Obama y Romney, que fue lo que pasó en Colombia, donde el pueblo se dió cuenta que el partido liberal se había vuelto tan godo como el partido conservador, y para tener vigencia histórica se fragmentaron en sectas y cada una de esas sectas sigue fiel a cumplir las ordenes del FMI, DE ABARATAR SALARIOS, QUITAR PENSIONES Y COMO DECÍA DON LUIS CANO EN 1922, ALABANDO EL BECERRO DEL ORO DEL CAPITAL NORTEAMERICANO,
Opinión por:

luispuyana

Mar, 11/06/2012 - 07:25
POR OTRA PARTE LOS VIEJOS PARTIDOS TRADICIONALES EN TODO EL MUNDO ESTÁN CON EL FMI y sus instituciones financieras y aquí el caudillismo es lo mismo entre uno y otro partido, cualquiera que sea presidente es continuar favoreciendo el 1% que reclama reducir costos laborales, esto es, salarios baratos y sin pensión y más impuestos a los trabajadores y clase media. Ya lo afirmaba Joseph Stiglitz en su última columna, al afirmar que Obama es inclinado a las Corporaciones Financieras, pero el ROMNEY SON ESAS CORPORACIONES. Esto es cualquera que gane de los dos aplicará una democracia para ese capital y una dictadura para el pueblo norteamericano. Igualita reflexión es entre uribe y santos, donde el santos es peor que el uribe, así la gran prensa oligárquica nos diga lo contrario.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 11/06/2012 - 07:15
EL PROBLEMA NO ES TANTO DEL CAUDILLISMO SINO DEL PROGRAMA, SI ES A FAVOR DEL CAPITAL ó FAVOR DEL TRABAJADOR Y DE LA PRODUCCIÓN, y dentro de esos parámetros es que se da vigencia a esa principio constitucional de que: TODA DEMOCRACIA ES UNA DICTADURA, PERO NO TODA DICTADURA ES DEMOCRÁTICA. si la democracia es para darle enormes priviliegios al capital de NO pagar impuesto y privatizar lo público es una democracia para el 1% y una dictadura contra el 99%. Y al revés, una democracia es para brindar salarios dignos y pensión y que los recursos naturales sean para AUGE nuestra indusria y NO la extranjera, sumado a que quienes PAGUEN impuestos sean Multinacionales y su famoso capital inversionistas Y NO TRIBUTOS A TRABAJADORES-CLASE MEDIA, SERÁ UNA DEMOCRACIA PARA EL 99% y DICTADURA CONTRA EL 1%
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio