Publicidad
Luis I. Sandoval M 5 Dic 2012 - 11:00 pm

El foro rural que viene

Luis I. Sandoval M

El foro rural que acordaron Gobierno y Farc en la Mesa de La Habana merece pleno apoyo para que sea un paso adelante en el camino de la paz.

Por: Luis I. Sandoval M
  • 56Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-foro-rural-viene-columna-390924
    http://tinyurl.com/mro9uk4
  • 0
insertar

Toda Colombia tiene que actuar a sabiendas de que vivimos una oportunidad única, como Enrique Santos lo ha señalado: “hacemos la paz o estamos condenados a otros cien años de soledad y violencia”.

Pero hay que distinguir: el acuerdo para la terminación del conflicto les corresponde al Gobierno y los grupos armados; las definiciones para la construcción de paz son de la sociedad, esto es, de los actores políticos (partidos y movimientos). Para terminar el conflicto la sociedad apoya, acompaña, avala y refrenda. Para construir la paz, la sociedad es el espacio central porque ello se hace con el despliegue de la iniciativa política, su actividad propia y vital. A lo primero Johan Galtung lo llama peace making (hacer la paz); a lo segundo, peace building (construir la paz) y luego habrá también un peace keeping (sostener la paz).

La agenda convenida para esta segunda fase del proceso en La Habana no contiene sólo aspectos procedimentales, sino que prevé algunos temas sustantivos, como el de tierras. Sobre tales aspectos sustantivos de carácter social, económico o político es válido que la sociedad intervenga ahora y se prepare para intervenir, con mayor fuerza aún, en la tercera fase, a partir de la firma de los acuerdos de terminación del conflicto. Entonces, será el nuevo tiempo, la nueva política, será el país sin confrontación mas no sin conflicto, el tiempo en que la sociedad despliega todas sus potencialidades para construir inclusión y democracia. Lo que ahora hagamos será como poner semillas que darán frutos. Por eso el foro de campo y ciudad sobre lo rural, el diálogo intrasocietal sobre tierras (suelo y subsuelo), el diálogo entre campesinos y Gobierno sobre desarrollo rural son diálogos que salen al encuentro de los diálogos de La Habana.

Comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes, tierras, territorio, bienes públicos vitales para los habitantes de la ciudad y del campo, como bosques, biodiversidad, alimentos, agua, recursos naturales no renovables de importancia estratégica (petróleo, oro, níquel, carbón, coltán, entre otros), están en juego cuando del campo se trata. La Colombia rural está 14 veces atrás en materia de desarrollo en relación con la urbana. Si el país es de los primeros en los índices de desigualdad, esa desigualdad está asentada sobre todo en el campo.

El problema prioritario de Colombia está en el campo. En el campo están los cultivos de uso ilícito y tuvo origen el conflicto armado, en el sur del Tolima nacieron las Farc como autodefensas campesinas frente al despojo de hacendados ambiciosos. No es un secreto ni un despropósito que el primer tema de los diálogos sea la tierra y su gente. Pero quien tiene que tomar el toro por los cuernos es la sociedad, porque en la suerte del campo está la suerte de las ciudades, la economía, la política. El campo tiene que ver con todo.

Viene el foro del 17 al 19 de diciembre que organizarán la Universidad Nacional y el PNUD. Hay propuestas de reforma rural de Gobierno, indígenas y afros, empresarios rurales, insurgentes, reformismo de arriba y abajo. ¿Habrá acuerdo entre esas disímiles propuestas? ¿Se asumirá que economía y ciudadanía son globales?

 

* Luis I. Sandoval M.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 7
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Del jardín al plato: flores comestibles
  • Viaje a la Patagonia chilena, una travesía tras los pasos de Darwin
  • Evalúan si dueños de locales son responsables por venta de celulares robados

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
7
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Yeroke

Jue, 12/13/2012 - 10:44
Para conseguir la paz se requiere que nos pongamos de acuerdo en el sistema de desarrollo. Para que este sea armónico y justo o equitativo debe partir de las comunidades locales; las comunidades indígenas ya tienen sus planes de vida en los que exponen su visión para vivir bien, las comunidades campesinas vereda por vereda y pueblo por pueblo también tienen que tener esa posibilidad, para recuperar su alegría y con ella la del país entero. Con una planificación desde lo local todos seremos autónomos y podremos tener por fin una unidad nacional. Con este cambio apoyado por la sociedad y el Estado le pondremos corazón a Colombia.
Opinión por:

manamuisca

Mar, 12/11/2012 - 22:17
el problema agrario contemporáneo implica tres aspectos a temner en cuieta el proble de regionalización; el problema de internacionalización ecopnónica y el pproblema tecnológico adecuado a desarrollo ambiental y social, entendido en la preserrvación de agua, energía y territorio adecuadamente fértil, basado conlas garantías intitucionales para la ampliación del mercado y el proceso de acumulación interna
Opinión por:

Mazso

Mar, 12/11/2012 - 00:46
En la zona rural esta la paz y esta la guerra: PARA RECOMPONER A COLOMBIA TENEMOS QUE RECOMPONER EL CAMPESINADO. Esta tarea nos pone frente a la reforma rural y al logro de la paz, nos indica el camino político económico que debemos seguir para salir del laberinto y define el plan de "La Colombia Posible.” NOTA: “La calidad de vida en las urbes depende del bienestar de quienes habitan las zonas rurales.” Pero mientras los NARCOURIBISTAS NO ENTIENDAN esta máxima, HABRÁ GUERRILLA PARA RATO. Amén.
Opinión por:

Tetricaloctus

Jue, 12/06/2012 - 13:57
Dos observaciones mi estimado columnista: 1) en el ciclo de la guerra-coca, la paz sólo se puede construir si se remueve su causa central: marchitar la veda. 2) como en todos los países racionales, el uso del suelo tiene como referencia central el Plan de Ordenamiento Territorial. Casi siempre está dado por el uso racional. No se puede "inventar" economía campesina alejada de las ciudades. Las mejores colonizaciones de Lleras R. fracasaron cuando la Fuerza Aérea en Douglas vacíos de regreso, dejó de transportar gratis el extraordinario plátano artón que despachaban los colonos desde el Caquetá a Bogotá. ¡Salud!
Opinión por:

AltoMagdalena

Jue, 12/06/2012 - 09:50
Primero lo primero, mi querido columnista: el primer compromiso de las Farc con la paz en el campo es entregar la informaciòn y colaborar en el desarme de las minas antipersona con que han sembrado el campo colombiano. De otra manera, no tendremos, literalmente, desde dònde pararnos a discutir nada. Y como primero fue lunes que martes, tienen que pensar en còmo van a indemnizar, asì sea con sus dineros mal habidos, a los miles de vìctimas que han causado, entre desaparecidos, mutilados, desplazados...empecemos por ahì.
Opinión por:

Boyancio

Jue, 12/06/2012 - 05:07
Se te aplaude la intención, amigo cachacales, pero por ahí no es la cosa. Con toda franqueza te digo, no es por molestarte ni hacerte el fo, es que tanto en las Farc, como en el seno del gobierno, el centralismo no permite el libre desarrollo de las regiones culturalmente distintas térmicamente, y tú sabes, no es lo mismo legislar para las ciénagas, diga usté la montaña, o en los cardonales. Vamos a abrirnos, es la solución, y endespués, cada región que coja en lo agropecuario de acuerdo a su talla y costumbres, ahí, todo en democracia participativa, pues las Farc son cachacles hasta la cacha.
Opinión por:

Boyancio

Jue, 12/06/2012 - 05:09
...cualesquier caribe en su dirigencia fariana, es como en las Fuerzas Armadas: ¡casos aislados!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio