Publicidad
Mario Fernando Prado 20 Dic 2012 - 11:00 pm

Sirirí

El mal, ejemplo de Petro

Mario Fernando Prado

Colombia está estupefacta ante el gran metidón de pata del alcalde de su capital y los medios se han quedado cortos en mostrarle al país el producto de la improvisación, el populismo y la ineptitud de quien aspira a ser presidente de la Nación.

Por: Mario Fernando Prado
  • 143Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-mal-ejemplo-de-petro-columna-393575
    http://tinyurl.com/mtr55sk
  • 0

Si bien la figura de la privatización tiene sus encarnizados opositores que la ven como una intromisión en negocios que debían ser del Estado, también ese mismo Estado ha demostrado gran ineficiencia, excesiva burocracia y una innegable corrupción que ha llevado a muchas empresas públicas del país a la debacle económica.

Las acciones demagógicas del burgomaestre santafereño con las que ha querido diferenciarse y lucirse ante sus electores le han resultado un inexcusable fracaso. El otrora buen legislador llegó al ejecutivo y no dio pie con bola. Y a pesar de ello, ha asumido una actitud pedante y pendenciera sin la humildad que debe acompañar a los gobernantes y más aún a los equivocados.

Bogotá es hoy un basurero público apestoso, una vergüenza nacional y, pese a ello, su alcalde manifestó que el cambio de operador para la recolección de las basuras había sido un éxito y que había era un retrasito de unas pocas horas y que todo quedaría solucionado rápida y efectivamente.

Sin embargo, así no sucedió y, por el contrario, la situación se ha agravado de tal manera que ya se han presentado problemas fitosanitarios y la ciudadanía se rebotó con toda la razón, lo cual obligó a Petro a comerse sus propias palabras —recuerden todo lo que dijo de los operadores privados, cómo los trató y calumnió— y ha tenido que sentarse con sus “enemigos” para que hagan lo que su administración no fue capaz.

¿Volverán los privados a limpiar a Bogotá y por cuánto tiempo? ¿Qué pasará con las monstruosas inversiones hechas por los genios que le garantizaron que sí podían realizar tan importante labor?

La lección de semejante equivocación y su consiguiente recule es que así haya que negociar con los “privados” —término que han querido volver despectivo—, debe tenerse en cuenta que la experiencia y la eficiencia no se improvisan. De lo contrario, seguiremos en Colombia queriendo copiar este desbarajuste, desprivatizando a diestra y siniestra para tratar de obtener unos dudosos pesos de más, tener la oportunidad de aumentar la burocracia, pagar con contratos favores políticos y tener funcionarios como el nefasto Secretario Asprilla que es la figura del gabinete capitalino. ¿Qué tal?

 

  • 0
  • 67
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Cabal y Farah jugarán la final de dobles del Masters 250 de Winston-Salem
  • Un barrio de Neiva no tiene andenes para peatones

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio