Publicidad
Oscar Guardiola-Rivera 18 Jun 2013 - 11:00 pm

El Ministerio de la Verdad

Oscar Guardiola-Rivera

Al edificio de la Universidad de Londres se le conoce como “el Ministerio de la Verdad”. Durante la Segunda Guerra Mundial fue la sede del Ministerio de Información del gobierno británico.

Por: Oscar Guardiola-Rivera
  • 37Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-ministerio-de-verdad-columna-428716
    http://tinyurl.com/mv7lsd6
  • 0

Se dice que cuando Hitler ordenó el bombardeo de la ciudad, advirtió a la Luftwaffe que dejara intacto el edificio de estilo art déco situado en el centro de Londres. Esperaba que fuese su cuartel general y el centro de operaciones de un gigantesco centro de información, propaganda y vigilancia, una vez ocupada la isla.

Su uso durante la guerra inspiró a George Orwell para describir el Ministerio de la Verdad en su novela 1984. La esposa de Orwell trabajaba en el departamento de censura del Ministerio inglés. En 1984, Orwell describe al Ministerio de la Verdad como responsable de cualquier necesaria falsificación de la realidad histórica. Para ello, el Ministerio interviene los medios y las comunicaciones que intercambian entre sí los habitantes de su imaginada Oceanía.

El excontratista del Servicio de Seguridad Nacional de EE.UU., Edward Snowden, reveló que la extensión del sistema de vigilancia utilizado por ese gobierno para espiar las comunicaciones globales supera con mucho a la ficción. Las revelaciones hacen que las andanzas de Bradley Manning o Julian Assange, todavía refugiado en la embajada ecuatoriana de Londres, parezcan un juego de niños.

Durante una década, Snowden trabajó con varios contratistas de defensa para la CIA y la NSA. Participó o tuvo conocimiento de la construcción del “sistema más grande de vigilancia de objetivos no sospechosos en la historia de la humanidad”.

Según él, sus revelaciones se concentran en operaciones que han convertido en objetivo a la infraestructura civil: universidades, hospitales y negocios privados. “Se trata de actos que son con toda claridad criminales y agresivos... El Congreso no ha declarado la guerra a estos países, la mayoría de los cuales son nuestros aliados. Sin autorización alguna, la NSA opera una red en su contra que afecta a millones de inocentes”.

Para gente como el exvicepresidente Dick Cheney, Snowden es un traidor. Cheney fue responsable del esquema de intervenciones telefónicas sin autorización judicial que sirvió como preámbulo a la cadena de falsificaciones cuyo objetivo era justificar la guerra de Irak. “Ser llamado traidor por gente como él es un honor”, dice Snowden. Similares informaciones acerca del uso de armas químicas en Siria preparan a la opinión para que olvide Irak y apoye hoy la intervención militar en aquel país “por razones humanitarias”. Orwell se quedó corto.

 

* Óscar Guardiola-Rivera

  • Opinión | Elespectador.com

  • 0
  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • La reina Isabel II, pendiente del desenlace del referéndum escocés
  • La mejor tenista en la historia de China anunció su retiro
  • La mejor tenista en la historia de China anunció su retiro

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio