Publicidad
María Paula Saffon 6 Sep 2013 - 10:23 pm

El misterio de las zonas de reserva campesina

María Paula Saffon

Ahora que la protesta campesina adoptó connotaciones nacionales y exige respuestas de fondo, valdría la pena analizar con cuidado la propuesta de las zonas de reserva campesina (ZRC).

Por: María Paula Saffon
  • 96Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-misterio-de-zonas-de-reserva-campesina-columna-444938
    http://tinyurl.com/lwvf8a3
  • 0

Hay buenas razones para mirar con cautela las ZRC. Pero esas razones no deberían llevar a la conclusión de que las ZRC no deben existir, sino más bien de que estas deben ser manejadas de modo adecuado para que produzcan los fines para los cuales se crearon. Si ello sucede, las ZRC pueden convertirse en una buena alternativa para proteger a los campesinos contra el despojo y así garantizar su participación sostenida en el mercado agrario.

La figura de las ZRC fue creada en 1994 para fomentar y proteger la propiedad campesina. La idea es sacar ciertas tierras del mercado para entregarlas a comunidades y limitar su enajenación. Al sacar las tierras del mercado, se reducen sustancialmente los incentivos de despojo que genera la valorización de la tierra. Su entrega a comunidades con títulos firmes e inalienables disminuye, a su vez, los riesgos de pérdida de la tierra generados por la necesidad económica, la posesión precaria y la ausencia de organización del campesinado. De ese modo se busca garantizar que las comunidades campesinas retengan sus tierras y puedan aprovecharlas económicamente.

Las ZRC no son una innovación institucional. Con algunas variaciones y nombres diversos (ejido en México, corporación campesina en Perú), este tipo de institución pululó en las reformas agrarias latinoamericanas de mediados del siglo XX y tuvo, también, el fin de defender la propiedad campesina contra el despojo, que en muchos casos fue sistemático durante fines del siglo XIX y comienzos del XX con motivo del primer boom exportador de la región.

Muchas de esas propuestas fueron victoriosas en países como México, Bolivia y Perú. El problema fue que en algunos casos, una vez creada la propiedad colectiva, el estado se mantuvo alejado de esas zonas y sólo estableció contactos clientelares con ellas. En otros casos, la propiedad colectiva no permitió repartos individuales de tierras dentro de las zonas reservadas, lo cual obstaculizó la explotación productiva.

Por ello, muchos afirman que las adjudicaciones de tierras colectivas vía reforma agraria generaron nichos de pobreza y ausencia del Estado, que fueron aprovechados por las élites para la compra o manipulación de votos a través de dádivas ocasionales (ver, por ejemplo, el libro de Deborah Yashar sobre Centroamérica y los análisis de Beatriz Magaloni sobre México).

En lugares con conflicto, como Colombia, tales nichos podrían llegar a ser controlados por actores armados que compiten con el Estado. Eso explica que muchos vean en las ZRC potenciales repúblicas independientes. Ahora bien, esta visión ignora que las ZRC buscan justamente enfrentar los efectos que la violencia ha tenido sobre el campesinado, protegiéndolo de nuevos despojos mediante la tenencia de títulos firmes de propiedad y recuperándolo del olvido mediante el apoyo estatal al desarrollo productivo y social.

El funcionamiento adecuado de las ZRC requiere que haya presencia fuerte del Estado no sólo a través de su aparato represivo, sino también y sobre todo a través del suministro de servicios sociales en igualdad de condiciones, y en particular de apoyos institucionales que promuevan la productividad agraria. Los campesinos del Catatumbo piden precisamente eso: más y no menos Estado.

El riesgo de las ZRC parece ser más la negligencia o el actual clientelar de los políticos que la lucha autonómica de las comunidades campesinas.

 

 

María Paula Saffon ** Candidata al doctorado en Ciencia Política de la Universidad de Columbia.

  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Santa Fe ganó, pero no convenció
  • Colombia, primer país en indemnizar a desplazados
  • 'La vida es una fiesta'

Lo más compartido

20
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

jaramo

Sab, 09/07/2013 - 14:07
Estas zonas de reserva campesina generarían más empleo que todas las inversiones extranjeras juntas de los últimos diez años... que en el momento actual, que como es sin límites -el Estado no le ha puesto ninguno- dada la acumulación que se viene dando ya es más lo que sale del país por dividendos que lo que entra para crear empleo, y asi logran tener una base mayor para seguir sacando cada vez más. Busquemos la forma de que esa riqueza que viene a buscar el capital en Colombia y que se lo estamos entregando, redunde en beneficio de nuestra gente: las zonas de reserva campesina son una gran oportunidad para el empleo y para que la riqueza de nuestros suelos redunde en beneficio de la población y no sólo del capital.
Opinión por:

jaramo

Sab, 09/07/2013 - 14:01
Las Zonas de reserva campesina requieren un cambio de mentalidad, tanto en el campesinado como en la sociedad en general: sería una economía de tipo solidario, al que no estamos acostumbrados, y más aún, que dentro del sistema capitalista de economía de mercado individualista, no cabe. Requiere un modelo de economía que contradice el que tenemos actualmente y en el que hemos vivido. No es algo que se hace por un simple DECRETO y que requiere mucho tiempo para entenderse y consolidarse y con los dirigentes que tenemos, cortoplacistas, que buscan resultados, plagiando a Churchill, para futuras elecciones y no para futuras generaciones, que acosan y acosan y acosan es casi imposible que se pueda dar. No tenemos, ni visión de conjunto, ni paciencia, ni visión de futuro y ni voluntad.
Opinión por:

jaramo

Sab, 09/07/2013 - 13:34
De acuerdo con el 90% de lo que dice. Hay dos detalles , uno que parece contradecir su tesis fundamental de que las zonas de reserva campesina se hicieron para que se creara una zona territorial que no fuera enajenable, es decir, que el campesino no pudiera vender impulsado por la esperanza de una utilidad, pequeña en realidad e insuficiente para su futuro, pero que nunca habría tenido en sus manos y que hace que la tierra volviera al invasor y de nuevo el campesino a la periferia de las ciudades, cuando dice que la propiedad colectiva no permitió adjudicaciones individuales lo que llevó a una baja productividad y que así se generaron nichos de pobreza... no veo claros los argumentos, o más bien, eso sería consecuencia de mi segundo punto que usted no trata en su artículo: la educación...
Opinión por:

jaramo

Sab, 09/07/2013 - 13:46
Continúo: esas zonas de reserva campesina no son zonas que se puedan adjudicar así no más a la topa tolondra, desginando fronteras y personerías jurídicas: requieren de una educación clara de qué son las zonas campesinas, cuáles son sus constitutivos jurídicos, qué pretenden, cuáles son los derechos y las obligaciones de quienes las integran, cuál es su relación con el Estado, cuales sus oportunidades, derechos y obligaciones con el mercado, cosas por ese estilo, educación que llegue a TODOS los integrantes de las zonas y a aquellos que habrán de ser puentes con el estado -que deben ser personas MUY DESENTENDIDAS DE SUS INTERESES PERSONALES-. En resumidas cuentas: una especie de universidad campesina de dos semestres para TODOS, pero SERIA: una especie de ica e Idema responsables.
Opinión por:

turul

Sab, 09/07/2013 - 12:02
Parece que las ZRC fueron el tema que quedó "sin acuerdo" del primer punto en La Habana, y es también el quid del "paro campesino" del Catatumbo. Es más que obvio que por ahora no es oportuno implementar esas zonas, que más parecen de reserva cocalera de la guerrilla que cualquier otra cosa.
Opinión por:

Boyancio

Sab, 09/07/2013 - 11:47
El ideal de Laureano, y los conservadores del siglo pasado y antepasado era, como dijo alguien por acá: que el campesino no deje de ser carne de cañón y produzca bastimento por la gracia de Diós hasta donde les den sus fuerzas y su carnita. Sea lo que dice Uribe, pero con distinta guasca.
Opinión por:

Ar mareo

Sab, 09/07/2013 - 11:42
Maria Paula, los campesinos son pobres q viven en la zona rural y trabajan la tierra. Un modelo de desarrollo debe buscar sacarlos de la pobreza, no perpetuarlos en ella como si se tratara de una curiosidad del paisaje. O sera q nos debemos inventar zonas de reservas urbanas?
Opinión por:

leftright

Sab, 09/07/2013 - 13:52
pobres los mestizos urbanos come mierdas;que campesino puede ser pobre con propiedad privada, una UAF,con crédito bancario,cosecha o ganado, etc etc ???????????? al contraio la espuria C91 que balcanizo el país,los dividio en clases racistas de colombianos,unos con mas derechos q otros,contraviniendo las constituciones primigenias d la revolución,EL HOMBRE, EL NACIONAL DE CUALQUIER PAIS ES IGUAL ANTE LA LEY Y EL ESTADO,pero resulta que en colombia hay 4 clases d colombianos,los indígenas,los negros,los campesinos(los buenos y los malos,los buenos son los q siembran comida solo piden infraestructura ,precio justo en insumos,gasolina,peajes etcetc y los malos los raspachines de las farc,eln,bacrim q piden ZRC y q no le fumiguen sus cocales) ;y los mestizos comemierdas como ud,sin derecho$
Opinión por:

leftright

Sab, 09/07/2013 - 13:44
pobres los mestizos urbanos come mierdas,,que campesino puede ser pobre con propiedad privada, una UAF,con crédito bancario,cosecha o ganado, etc etc ???????????? al contraio la espuria C91
Opinión por:

Ar mareo

Sab, 09/07/2013 - 11:37
Los grandes terratenientes y la agricultura intensiva en mano de obra requieren de estos campesinos para ser viables economicamente. Las zonas de reserva son el equivalente a los resguardos indigenas creados en la colonia con el mismo fin y para apoyar a los mismos terratenientes. 200 anhos despues y seguimos con una agricultura feudal
Opinión por:

Ar mareo

Sab, 09/07/2013 - 11:36
Los campesinos son tratados como una especie en via de extincion a la que hay q proteger en sus habitats naturales, zonas de reserva similares en su origen y justificacion a los resguardos creados por los espanholes en la colonia. Mas q una idea original es un reucauche del modelo de resguardo de la colonia donde se protégé la mano de obra de los grandes terratenientes.
Opinión por:

leftright

Sab, 09/07/2013 - 09:46
ZRC , FAZRC,zonas de reserva de coca,zonas de reserva criminal,zonas de retaguardia criminal,zonas republiquetas consolidadas,,,como las quieran llamar estan y fueron aprovechadas y manipuladas por el crimen organizado es decir las 2 bandas narcoterroristas del PCC FARC Y ELN ,asi mismo como fueron manipuladas y acaparadas las CONVIVIR por las banda narcoterrorista AUC,que coincidencia estas 2 pequeñas ´´instituciones´´ fueran ideasadas y consolidadsa por por nefasto personajes de la fauna presidencial los 2 compormetodpos hasta le cuello con el crimen GAVIRIA Y SAMPER,el primero por ser el alcahueta y camarero de PABLOESCOBAR y sus secuaces del M19 y el segundo por ser el narcopresidente de los cartel del valle .
Opinión por:

aralquin

Sab, 09/07/2013 - 18:20
Ve y a cual cartel pertenecian Uribe y Jose Obdulio , contame???/ JUAAAAAAAAAAA!!! Ta tan bobo!!!
Opinión por:

pebeco

Sab, 09/07/2013 - 07:50
Y A MONSANTO LE VAN A CAMBIAR EL NOMBRE POR "MON SANTOS"
Opinión por:

pebeco

Sab, 09/07/2013 - 07:50
TODO SE VA EN LEYES Y REGULACIONES......DBERÍAN NOMBRAR AL ILUSTRE "EMBAJADOR EN WASHINGTON "URRUCHIA" COMO MINISTREQUE DE AGRICULTURA ASESORADO POR CARGILL Y MONSANTO
Opinión por:

Boyancio

Sab, 09/07/2013 - 07:13
Las repúblicas independientes, si se segregan por la vía democrática, no es ningún delito ni tiene porque sacarles la piedra a los que comen a lo bien sabroso. No crean que es muy agradable comer siempre en la misma caldereta pangá, arró blanco y yuca, nama. Denle libertad a las regiones, si quieren vivir todos en paz. Palabra que sí. Mateo, 3.14.16, ¿dóndes estás que no teveo?
Opinión por:

preocupadoporcolombia

Sab, 09/07/2013 - 06:51
las ZRC deben ir paralelas a un gobierno nacionalista patriota para quelos campesinos salgan adelante, no como ahora que les regalan a las multinacionales resoluciones 970 y TLCs que hunden a los campesinos en la miseria
Opinión por:

corista

Sab, 09/07/2013 - 03:42
Excelente columna. La explicación perfecta de por qué conviene convertir a los campesinos en familias para la votación y dejar el agro a los grandes amigos empresarios... Un modelo de desarrollo que cada vez gana más terreno frente a la pasividad de los citadinos que creemos que ese problema no es con nosotros.
Opinión por:

morenoelesceptico

Sab, 09/07/2013 - 02:37
Pero, Dña. Pula por Dios, Las Zonas de Reserva Guerrillerinas no pueden estar manejadas de un modo mas adecuado para que produzcan los fines para los cuales se crearon por el padre de Roux, su Incoder, su Bloque Magdalena Medio de las Farc. y los 5 frentes que los conforman. Todos aquí sabemos Dña. Pula, menos Ud., que lo único que puede entrar del Estado a esas Zonas es el dinero de nuestros impuestos para su sostenimiento, por lo que la única presencia fuerte en ellas es la de los terroristas de la Izquierda, la comandante Teodora, Cepeda con su frente terrorífico y el Colegio de abogados y testigos falsos de Mapiripán, Santo Domingo y Pavas, conformado por terroristas impunes del M 19.
Opinión por:

aralquin

Sab, 09/07/2013 - 18:26
Eso mijo imputele falsos cargos a todo el mundo que las mentiras a traves de los medios terminan por enredar a algun pendejo ignaro!!!! JUAAAAAAAAA!!!! Tramadores de mierda igualitos al enano!!!!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio