Publicidad
Santiago Villa 18 Feb 2013 - 11:00 pm

El mito del amor

Santiago Villa

Reflexión sobre el amor a propósito del día de San Valentín.

Por: Santiago Villa
  • 26Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-mito-del-amor-columna-405572
    http://tinyurl.com/b6ln9ot
  • 0

El amor es la religión de moda. Incluso conozco ateos para quienes el amor es misterioso y consideran que tiene propiedades milagrosas. Que puede vivir, por ejemplo, más allá de la muerte. La verdad es que el amor, como cualquier otro fenómeno natural, no tiene nada de mágico. Incluso resulta irresponsable perpetuar este mito.

Al definir el amor, las descripciones tradicionales expresan lo que quisiéramos que fuera, pero no lo que es. La sociedad (y hablo de la tradición Occidental) se ha encargado de minar la posibilidad de acceder al amor eterno, incondicional y desinteresado, por el simple hecho de haber inventado el amor eterno, incondicional y desinteresado. Así, diseñó la estrategia perfecta para una frustración inagotable.

 

Pero resulta que el amor no es eso. Es temporal, condicional e interesado. Ésta es la tesis que argumenta el filósofo británico Simon May en su libro, El amor: una historia (Love: A History), que fue publicado en el 2011, pero que yo sepa no tiene traducción al español, aunque sí al portugués. Que sea ésta la denuncia de la semana (y ojalá deba rectificarla el próximo martes), porque el libro es una aproximación novedosa e informada, hecha desde una filosofía accesible al lego, que disecciona la historia intelectual de la emoción más polémica de la humanidad.

La obsesión con sacralizar el amor va de la mano con la profundización del individualismo. La curiosa paradoja es que el más individualista es propenso a idealizar más el amor. El fenómeno se da a nivel individual y social. El desarrollo del individualismo occidental ha generado una suerte de delirio colectivo. Un ideal masoquista.

Nadie ama para siempre. Mucha gente tiene la impresión de que si la emoción se acaba, en realidad fue porque no era amor, y que éste entonces nunca existió. Que en su lugar había una emoción impostora y de segunda categoría, como el cariño o el afecto. Eso abre las puertas al hábito desatento en la vida de pareja y a la insinceridad. El amor es esporádico. Incluso en una misma relación puede ir y venir. Dos personas que están juntas no se aman todo el tiempo.

Amamos interesadamente. Quizás este punto molesta a quienes ven el interés como una suerte de ácido emocional que corroe la espontaneidad y la honestidad. Es una variación secular de la virtud cristiana del abandono propio, que considera egoísta el interés en el yo. Pero una persona que no está atenta a sí misma e interesada en su bienestar, difícilmente podría lograr el tipo de autocontrol y posesión de sí necesarios para construir adecuadamente una pareja, una amistad, o para criar hijos psicológicamente sanos.

Por último, el amor incondicional es una fantasía. Pensar que el amor genuino no depende de nada, y que una vez existe no hay característica, vicio o comportamiento del amado que pueda matar el amor resulta peligroso. Carga a toda relación con una trampa, pues genera expectativas imposibles de cumplir. Ni siquiera en la relación de padres e hijos hay amor incondicional.

Para que el amor exista, y esta es la definición que propone Simon May, quien ama debe sentir que el otro le proporciona un polo a tierra a su existencia, o debe sentir que promete hacerlo. Que le confiere un coctel cuyos ingredientes inmateriales incluso May tiene dificultades al definir, pero entre los que se hallan la sensación de hogar y de validez existencial. Esto genera un deseo legítimo de poseer al otro y de abandonarse a su voluntad (características que a menudo generan conflicto). Cuando esta sensación de que el amado es un polo a tierra se acaba, con ella muere el amor.

Es por eso que las personas todo el tiempo aman a quienes tienen características que la sociedad rechaza, o que incluso el amante no considera agradables, como la fealdad, la inmoralidad y el desprestigio. Un príncipe azul no tiene porqué generar más amor que cualquier otro mortal. Lo importante es que despierte en el amante un polo a tierra existencial.

Así que, en lugar de pregonar en San Valentín un amor que pertenece más a la esfera de los ángeles que al mundano día a día del homo sapiens, podríamos desacralizar el amor y permitir que descienda hasta nuestra realidad. Tal vez así ataquemos, de raíz, una de las causas para la insatisfacción amorosa y la ansiedad erótica que padece nuestra sociedad.

 

Twitter: @santiagovillach

  • 0
  • 25
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • 'Ad portas' del juicio de Interbolsa
  • Tras asesinato de siete policías Mindefensa habla de alianza entre Farc y Bacrim
  • El precio de la guerra

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
25
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

comentario1

Jue, 02/21/2013 - 11:55
Existe algo basico en todo este asunto y que le columnista no lo tiene en cuenta, y es que los seres humanos pretendemos una relación sin riesgos, sin lucha, sin esfuerzo. pero el amor en verdad es otra cosa, por que es un sentimiento de humanos y por ende no puede estra desprovisto de todos los defectos que nos caraterizan.
Opinión por:

Contradictor

Mar, 02/19/2013 - 16:55
Amor puro el que le tienen los uribistas al enano.
Opinión por:

COLOMBIANOINGENUO

Mar, 02/19/2013 - 16:23
Creo en el sentimiento, inmaterial, del amor.... Algo etéreo....necesario...justo....con respeto...sin interés alguno. Creo que si Dios existe, está representado en el amor...y el respeto...Si tu respetas no mientes, no engañas, cumples promesas,llegas a tiempo,eres disciplinado, ordenado, cumple normas, etc. TODO ESTO ES.,....AMOR!!
Opinión por:

dalilo

Mar, 02/19/2013 - 16:15
El amor de uribe es un amor falso, enano, rencorozo.
Opinión por:

COLOMBIANOINGENUO

Mar, 02/19/2013 - 16:26
Dalilo..soy tu sansón....me hiciste reir con tu apunte..no tan original, pero si muy acorde...jajajajajaja
Opinión por:

Patecaucho Cibernético

Mar, 02/19/2013 - 12:09
El amor es peligrosísimo porque sin pedir permiso abre de par en par las puertas del corazón para que ingrese en él la pasión y de una patada saque a la razón. El amor es sin lugar a dudas un sentimiento jodido que hasta ha sido comparado por los más renombrados científicos con el Carnaval de Barranquilla...Porque quien lo vive es quien lo goza.
Opinión por:

Estrella de la mañana

Mar, 02/19/2013 - 12:00
El amor verdadero es el amor incondicional, no es un amor egoista, y lleva a vivir en paz con las personas que estan a nuestro lado. Como lo proclama 1 de corintios, 13,4 " Tener amor es saber soportar, es ser bondadoso, es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta. es no enojarse, ni guardar rencor, tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo. El amor jamás dejara de existir", porque el verdadero amor, nos lleva a la perfección, y ésta nos lleva a Dios.
Opinión por:

contestona

Mar, 02/19/2013 - 11:47
El tiempo y la vida diaria son implacables con ese sentimiento humano llamado amor...lo demás es cerrar los ojos a la realidad.
Opinión por:

rodrigotrujillo

Mar, 02/19/2013 - 11:29
Lei con intreses y compartiendo el contenido de sus columnas anteriores,,,veo un giro muy radical en el tema,,ojala no sea por miedo a las amenazas y al poder que aun conserva el falso mesias......
Opinión por:

Sarcher

Mar, 02/19/2013 - 09:40
“Acabas de cumplir ochenta y dos años. Perdiste seis centímetros, no pesas más de cuarenta y cinco kilos, pero aún eres bella, graciosa y atractiva. Ya hace cincuenta y ocho años que vivimos juntos y, sin embargo, hoy te amo más que nunca. Hace poco me enamoré una vez más de ti, siento de nuevo en mi pecho ese vacío devorador que solo se colma por tu cuerpo ceñido contra el mío”, de André Gorz (filósofo y periodista austriaco) a su esposa, Dorine, en el texto "Carta a D". Una carta que le escribió pocos años antes de que se suicidaran juntos (ella estaba muy enferma) y ninguno -según habían hablado siempre- quería ni podría vivir sin el otro. Vale la pena leer el texto, es una reflexión que hace él sobre la vida juntos.
Opinión por:

leinadsajor

Mar, 02/19/2013 - 13:08
Entre todos los animales, muy pocos son monógamos. El ejemplo típico son los Cisnes, que tienen una sola pareja toda la vida. Si la pareja del cisne muere, el otro le guarda luto por lo que quede de su vida. ¿Pueden los cisnes sentir amor, o es sólo una especie de manipulación biológica que inexorablemente los lleva a ese comportamiento? Nadie niega que André se sintiera enamorado de su esposa, pero eso no lo hace mejor ni peor que nadie. Mucha gente se hace "la enamorada" para dejar en la memoria de los otros el sentimiento del "ay tan lindo". ¿Suicidarse por amor eleva al amor? No lo creo. Bueno, por el momento dejo hasta ahí, mientras me consigo la Carta a D, a ver si sigo su máxima y solo sigo leyendo.
Opinión por:

Sarcher

Mar, 02/19/2013 - 12:42
Corrección: ¿Si moja ese churro de vez en cuando "por amor"?
Opinión por:

Sarcher

Mar, 02/19/2013 - 12:42
Mi adorado tormento virtual, abajo puse que el concepto del AMOR del que se parte para hacer la crítica en la columna está más que mandado a recoger (el amor idealizado). Sin embargo, sí existe ese tipo de AMOR que se acerca mucho a lo que se considera como IDEAL, como es el de André. ¿Por qué es más válido un amor de casi 60 años de CONVIVENCIA a uno de cuatro? Leyendo el texto Carta a D se entiende el porqué. Repito, este tipo de amor no es común que se dé porque la gente no está capacitada para ELLO. Son excepciones, pero sí existen. Romeo y Julieta fueron unos jovencitos que se suicidaron -no por amor- sino por la EDAD creo yo. Habría que haberlos "visto" conviviendo juntos 58 años. Bueno, ¿Ud. sí ha estado enamorado? ¿Si moja ese churro de cuando "por amor"? (como parece que solo lee)
Opinión por:

leinadsajor

Mar, 02/19/2013 - 10:59
En "Del amor, las mujeres y la muerte" de Schopenhauer, se crítica ese aspecto de la fatalidad del amor (el amor verdadero es el de Romeo y Julieta que termina en muerte, siempre). Aunque es un poco misógino el texto, coincido con el filósofo alemán en cuanto al cinismo maquillado de las personas y la cultura, y la biología que influencian a los seres humanos a procrearse (no solamente a copular), y ver en ello algo bello. ¿Por qué es más válido el amor de André, que el de aquellas personas que apenas duraron 4 años juntas (ese es el promedio estadístico)? Esa es la pregunta que se hace el autor. Para el columnista ambas son manifestaciones de amor.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 02/19/2013 - 09:11
En en este caso puntual de las relaciones de los humanos, como es lo que llaman amor, es más un asunto de la semántica, sea la pobreza de la definición, pues cada quien la interpreta de acuerdo a los valores inculcados en su familia, especialmente si la persona tiene conciencia o conoció a los abuelos; si es amoroso sin haberlos conocido, te digo, que es un caso de admirar y de amar.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 02/19/2013 - 09:02
El deseo de ser útil a una persona, y a los demás sin esperar nada directamnete inmediatamente, es, y no es nada nuevo, una cosa buena, pero, si va acompañado del gusto y el manoseo entre beso y beso...¡Zas! que entra una cosa agradable que puede ser llamada amor o encoñamiento. Que es cosa muy individual.
Opinión por:

Sarcher

Mar, 02/19/2013 - 07:57
Me parece muy infantil el análisis, empezando por el concepto de AMOR desde el que se parte. Ese "amor" que cuestionan Ud. y el "filósofo" ya está más que mandado a recoger. No todo el mundo está capacitado para AMAR, por ejemplo, esos tacaños que son miserables hasta con ellos mismos, cómo van a querer a otra persona (el amor tiene que ser generoso de parte y parte, igual que el sexo). Igual, no todo el mundo está capacitado para tener hijos (así tenga $$$), pero los tienen, porque socialmente "hay que hacerlo", igual ocurre con el matrimonio (la gente no se casa por amor, generalmente se casa porque "hay que casarse", por eso para tal decisión se miran muchos aspectos de la otra persona).
Opinión por:

Sarcher

Mar, 02/19/2013 - 08:06
Sin embargo, el amor SÍ es posible, el amor puede ser real, y hay muchos ejemplos de ello, pero es la excepción no la regla, porque el ser humano es cosa jodida, no es sino ver cómo va el mundo a pesar de siglos de experiencias y de supuesto "aprendizaje".
Opinión por:

leftright

Mar, 02/19/2013 - 07:45
el mamertin tiene razon.
Opinión por:

Contradictor

Mar, 02/19/2013 - 16:53
Pero esta liendra hijueputa quel solo expele odio por todos sus poros como puede dar amor?.- .-.- Es más querido un perro con chanda que este desgraciado.
Opinión por:

Sarcher

Mar, 02/19/2013 - 08:01
Pero a Ud. ¿quién lo va a querer? Oiga, ¿y no lo llena totalmente su amor por Uribe? O es que el enano desconoce su existencia y por eso la frustración.
Opinión por:

unomas_conelminimo

Mar, 02/19/2013 - 07:45
eh buen punto, déjenme masticarlo.
Opinión por:

OZcvrvm

Mar, 02/19/2013 - 02:30
el amor es un poderoso motor similar a la envidia. estos sentimientos tiran en modo tal de crear progresos y cambios en nuestra mente al punto de hacernos irreconocibles. lamento que su situacion actual este gobernada por el desamor. lo veo si mas llevado por la envidia. y es que no hay cosa que produzca mas envidia que ver una pareja de enamorados besarse, ojala adolescentes. liberan una energia contagiosa que no deja indiferente a nadie. un consejito: haga plata y vera como lo aman de lindo
Opinión por:

manamuisca

Lun, 02/18/2013 - 23:37
por ello vale ese lema hippie paz y amor hagamos el amor y no la guerra, el riesgo seria el aumento de la población pero al menos los niños serian mas queridos y quizas mas creadores
Opinión por:

manamuisca

Lun, 02/18/2013 - 23:35
Eñ amor es aquel sentimiento que combina humanamente el deseo , la pasion y la razon, que nos permite soñar pero a la vez sufrir, nos facilita la felicidad y el placer pero tambien dolores ypareciera que es la raíz de la vida y de la muerte, de la comedia y de la tragedia; de lo humano y de lo divino, de posible e imposible
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio