Publicidad
Francisco Gutiérrez Sanín 17 Ene 2013 - 10:00 pm

El modo condicional

Francisco Gutiérrez Sanín

Comienza el 2013, y en el centro de su agenda política está —o debería estar— la paz, uno de cuyos problemas es que tiene millones de amigos tibios, pero miles de enemigos apasionados.

Por: Francisco Gutiérrez Sanín
  • 50Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/el-modo-condicional-columna-397226
    http://tinyurl.com/acky6ao
  • 0

Me da la impresión de que los actores involucrados en el proceso van a tener que aprender a comunicar un poco mejor lo que está en juego. Que es mucho. Hay un par de ideas centrales acerca de la magnitud de la apuesta que no parecen estar informando nuestros debates. Primero, nos encontramos en un mundo que atraviesa cambios vertiginosos, en donde los parámetros a los que estábamos acostumbrados se disuelven con rapidez. Literalmente, decenas de países —no sólo los conocidos emergentes, como China o Brasil, que logran aparecer con alguna regularidad en los titulares de nuestros suplementos económicos— están creciendo a niveles ampliamente superiores que los de los países de la OECD. Entre estos, muchos latinoamericanos y no pocos africanos. Para usar la jerga de rigor, de repente —¡finalmente!— la convergencia entre países parece estar reemplazando a la divergencia. Si esta tendencia se mantiene —un condicional grande, pero no inverosímil—, los mozambiques del mundo nos habrán sobrepasado ampliamente en un par de décadas, y nuestros hijos o nietos estarán mirándolos de abajo hacia arriba (como le pasó a la generación latinoamericana a la que pertenezco con respecto de Corea y Taiwán). Lo que tienen en común todas estas experiencias es una capacidad regulatoria creciente del Estado —independientemente del modelo económico que se adopte—, la superación de los conflictos armados, y la de las lógicas rentistas, atrasadas, violentas e ineficientes asociadas a ellos (lógicas que casi siempre beben de las prácticas de todos los bandos). La losa de plomo del conflicto, así como de dominios territoriales basados en economías que generan tanto lógicas homicidas como terribles bastiones de ineficiencia y atraso, bloquea cualquier capacidad de despegue y se convierte en un prohibitivo impuesto para todos los ciudadanos (incluyendo a los habitantes de las grandes ciudades, y a amplios sectores empresariales).

Dicho de otra manera: hay una ventana única de oportunidad que se abre, y poder aprovecharla depende de la capacidad de llegar a un acuerdo (civilizado y civilizatorio). De pronto por eso algunos de los pocos conflictos que se consideraban tan intratables como el nuestro —por largos, por intrincados, por opacos— ya terminaron, o se acercan a su fin. En Sri Lanka, el gobierno obtuvo la victoria militar. Mucho menos conocido en nuestro medio es que en Nepal la monarquía y los maoístas llegaron a un acuerdo, y que en Filipinas está a punto de terminar un ciclo insurgente que se consideraba en la práctica eterno.

Así que haríamos mal en naturalizar nuestra propia situación, convirtiéndola en el “estado normal”, en el cual no es tan grave permanecer. Y eso me lleva a la segunda, simplísima idea: si tienen éxito, las conversaciones con las Farc significan el cierre efectivo del conflicto. Si tienen éxito... En efecto, un condicional aun más complicado que el anterior, por toda la historia de errores y horrores mutuos con la que cargamos, pero que constituye precisamente el núcleo de la apuesta. Y vale la pena constatar que por lo menos el balón sigue en juego. Una vez más: Eppur si muove. A ver si esta evidencia nos convence de pasar del despecho de balada —“no, es que me han partido el corazón tantas veces...”— al modo condicional.

  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Fin de semana de toboganes
  • El canal interoceánico de Nicaragua visto desde China

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 01/18/2013 - 14:43
En estas mismas páginas, metaforizaba ayer el filósofo Arango sobre la ira: "nacimos con ira"==> Que tiene su correlato necesario en: "nacimos con miedo" (el sicópata esboza su paranoica lógica: "mato... antes de que me maten"). La argumentación del columnista toma vuelo desde una premisa que el resto del texto disuelve en la nada: "los actores involucrados". Dicen los budistas que si queremos cambiar el mundo, primero debemos cambiarnos nosotros mismos. En Colombia, la esquizofrenia se reinventa bajo el eterno principio del pathos político colombiano, y que peligrosamente acecha el argumento del profe Pacho= Lo ancestral lampedusiano: la pedernal reformitis: cambiemos todo para que nada cambie. ¿Usted no se ha dado cuenta que, según TV&Novelas nuestros mejores actores son los que tienen o
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 01/18/2013 - 15:25
ponen cara de locos? Sólo un ejemplo, de los más recientes: Andrés Parra convence a muchos cuando pone cara de loco y demuda sus facciones como Gary Oldman o Nicolas Cage. Aplíquenlo, no más, a los rictus neurasténicos del jefe de Estado 2002-2010. Distinto pero para efectos lampedusianos, el congelado talento histriónico del Ejecutivo que arrancó en 2010 es como el de Keanu Reeves: care caucho e inexpresivo al infinito -y cirnámonos la túnica porque nos faltan 5 años. Históricamente, fluimos -que no devenimos- entre lo lampedusiano y lo histriónico; en la noria de un remolino bicentenario. Claro, quién lo niega: muy bacana la irresistible lógica de los "if" que su mercedcita preciosa nos expone señalándonos la inercia de la aldea global posmoderna.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 01/18/2013 - 15:20
Bacano y lúcido ¿pero que le hacemos? ¿convergencia utópica en vez divergencia? Aterrícemos sus propuestas (ensoñaciones) en el plano de la reciente realpolitike criolla: más que “actores involucrados”, protagonistas determinantes, contratados de una vez y para siempre, sicarios adscritos al Consenso (convergencia) de Washignton:
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 01/18/2013 - 15:18
con nombres propios===>> Mauricio Cárdenas, Jorge Humberto Botero, Carlos Caballero Argáez, por ejemplo, que se "convergieron" para lapidar lo poquito del espinazo de la solidaridad que tenía el país: el ICSS. Y Usted, querido Pacho, los ve por televisión o escribiendo en La Silla Vacía, y no se les mueve un pelo, ni se les remarca una arruga, como a Keanu Reeves o Clint Eastwood (del que Sergio Leone decía que era un actor con apenas dos expresiones faciales: “con sombrero y sin sombrero”).
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 01/18/2013 - 15:18
¡Qué vaina tener que “ponerle palos a la rueda” de las lucideces académicas: pero el perro bravo del neoliberalismo, al que esta columna quiere hallarle en su corazoncito un tris de convergencia, es un cancerbero que hace rato lo amarraron con una tira de longaniza. ¡Arrímesele, pues, profe Pacho!
Opinión por:

luispuyana

Vie, 01/18/2013 - 05:52
POR EJEMPLO EVO ENTREGÓ YA DIEZ MILLONES DE HECTÁREAS DE TIERRAS A LOS CAMPESINOS POR NO TENER UN MODELO NEOLIBERAL, luego el modelo si interesa.
Opinión por:

luispuyana

Vie, 01/18/2013 - 05:49
LA FARC JAMÁS HIZO EN SU JURISDICCIÓN REFORMA AGRARIA de entregar tierras a millones de campesinos, pero si exige que sea el Estado que la haga, no le parece señor columnista que eso no sólo es paradójico SINO TAMBIÉN UNA BURLA O UN ENGAÑO PARA LOS 46 MILLLONE DE COLOMBIANOS.
Opinión por:

luispuyana

Vie, 01/18/2013 - 05:49
LA UNICA PAZ QUE BENEFICIA A LA HUMANDIDAD ES PRODUCIR ALIMENTOS EN CADA NACIÓN tanto en el agro como soporte a la industria nacional, y tanto el Estado como la farc, son los principales enemigos de esa paz que anhelan millones de campesinos sin tierra y con tierra, PUES LOS TLC SON ENEMIGOS DE ESA PAZ.
Opinión por:

luispuyana

Vie, 01/18/2013 - 05:44
ME PERMITO AGUARLE SU COLUMNA, PERO EL MODELO ECONÓMICO SI TIENE QUE VER, la agroindustria extranjera SÍ está acabando las economías nacionales, pues un capital inversionistas sólo busca salarios baratos y TIERRAS PARA SAQUEAR SUS RECURSOS NATURALES y/o CULTIVAR ALIMENTOS PARA PRODUCIR ETANOL, como lo hacen en el Brasil y más en Colombia, donde hasta el capital financiero local en cabeza del banqueros sarmiento y santodomingo con el capital financiero SE TOMAN LOS LLANOS COMO LO INDICABA LA REVISTA DINERO HACE DOS AÑOS, HASTA QUE NO SE PROHIBA POR LA CONSTITUCIÓN QUE NI UN MILIMETRO DE TIERRAS PARA LOS EXTRANJEROS Y POR EL CONTRARIO IMPUESTOS DE INGRESO AL CAPITAL con la prohibición de que NO se vayan las utilidades triplicadas. Luego el modelo neoliberal si interesa en el asunto de marras
Opinión por:

Gonzalvo

Jue, 01/17/2013 - 22:44
Bájese de esa nube , si tienen éxito las conversaciones con los terroristas, solo se solucionará una parte del conflicto, todavía quedaran las Bacrim que nadie ha llamado a negociar, más los bloques de los terrorista que no adherirán a ningún tratado, mejor siga con el condicional ; si tienen éxito las conversaciones.
Opinión por:

Contradictor

Vie, 01/18/2013 - 12:29
.................y quedan gentes como Gonzalvo a quien nadie ha llamado a negociar.-
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio